Skip to content

Semana 23: un experimento

Buenas, ya sé que últimamente no escribo mucho, y además tengo pendiente una renovación completa del blog, pero de momento el post de actualización semanal que no falte...

¡Bolita y yo ya hemos entrado en la semana 23! Nos seguimos encontrando fenomenal los/las dos, y cruzamos los dedos para que siga siendo así ;-)

Y en el mundo exterior... se acabó el verano. Irlanda ya vuelve a ser la de siempre: viento, lluvia, humedad... todavía no hace frío, pero lo que sí se nota es que los días se van acortando cada vez más, y nos cuesta más levantarnos por la mañana porque ya no hay tanta claridad. Pero bueno, qué se le va a hacer, esto ya lo sabíamos cuando llegamos aquí, habrá que irse acostumbrando.

Y hablando de acostumbrarse, este fin de semana pasado he empezado un experimento, y de momento estoy muy contenta con los resultados, aunque habrá que esperar un poco más a ver qué tal funciona. Os cuento: llevaba unos meses que me encontraba bastante cansada en general, y sé que en parte se debe al embarazo (sobre todo los tres primeros meses, eso lo dicen en todas partes y es normal), pero por otra parte, cuanto más descansaba más cansada me encontraba... ¿sabéis de estas veces que te quedas durmiendo hasta las mil y luego es peor porque estás todo el día como si te hubieran pegado una paliza? Pues el fin de semana pasado fue exactamente lo que me pasó: me quedé durmiendo los tres días hasta tarde (el lunes era fiesta) y el martes me encontraba más cansada que nunca.

Así que este fin de semana cambié de estrategia. Llevaba ya unos días leyendo en distintos blogs de desarrollo personal (ahora me he vuelto muy aficionada, gracias sobre todo a mi amigo Gleb) que una buena manera de mantenerse con energías y además aprovechar el tiempo es levantarse todos los días a la misma hora... y digo TODOS los días, fines de semana incluidos, porque al cuerpo le resulta mucho más fácil habituarse a despertarse siempre a la misma hora. Así que tomé la decisión de probar, y tanto el sábado como el domingo seguí poniendo el despertador a la misma hora de siempre... es decir, las 5:30 :-D

Como os digo, estoy muy contenta con los resultados: el sábado no me costó nada de nada levantarme, de hecho ya estaba despierta un par de minutos antes de que saltara el despertador; me sentía con mucha ilusión y energía y aproveché un montón el día. El domingo me costó un pelín más, porque entre otras cosas el sábado había ido a Yoga y siempre al día siguiente ando un poco más apalizada, pero me levanté igualmente y otra vez aproveché un montón. Pero lo mejor fue que el llunes no me costó levantarme tampoco, durante el día estuve muy activa y no llegué a casa tan cansada como otros lunes ni mucho menos, así que al menos de momento ¡funciona!

Pero claro, para que pueda funcionar bien también hay que acostarse a una hora decente todos los días, incluidos fines de semana. Yo ahora me acuesto siempre alrededor de las diez de la noche (quién lo hubiera dicho de mí hace tan siquiera un año, ¿eh?), y así descanso lo que tengo que descansar, y si durante el día me apetece echarme un ratito (que hasta ahora no me ha pasado), también lo puedo hacer. Así que de momento voy a seguir así, ya os contaré a ver cómo sigue saliendo la cosa.

Pero por acostarnos temprano no dejamos de hacer vida social ni de quedar con la gente, ¿eh? Lo único es que ahora intentamos quedar a mediodía o por la tarde en lugar de por la noche. Por ejemplo, el viernes fuimos con Hernán al cine a ver Nacho Libre (que está fenomenal, es una chorrada de película pero te ríes un montón) a las siete y media de la tarde, y así disfrutamos igual sin tener que quedarnos por ahí hasta las mil.

Por cierto, que si alguien tiene interés en el tema de los blogs de desarrollo personal, que me lo cuente y escribo un post con los links que conozco, ¿ok?

Trackbacks

No Trackbacks

Comments

Display comments as Linear | Threaded

^EuterpE^ on :

*Yo sigo ese experimento desde hace tiempo y la verdad es que estoy contenta porque los días cunden muchísimo (como tu dices).

El problema en mi caso es que estoy tan acostumbrada a los horarios que si algún que otro día me lo salto por acostarme tarde, me sigo levantando a la misma hora y estoy todo el día zombi.

Un saludo y a seguir bien!!
EU

Bea on :

*¡Hola, EuterpE! No sabes lo que me anima oír de alguien que también lo haya probado y le vaya bien :-)

Según lo que estuve leyendo, el cuerpo se va regulando solo y si un día duermes menos de lo que necesitas, a la noche siguiente te tienes que acostar antes porque te caes de sueño, luego lo mejor según decían era no tener hora fija para acostarse, sino irse a dormir cuando realmente se tenía sueño, pero levantarse todos los días a la misma hora.

Guisando on :

*El hombre es un animal de ostumbres... ¿a las 5:30 am? Eso es demasiado para mí!! Pero yo ahora sí me levanto los fines de semana sobre las 9 - 10 am, y ya me parece un logro ;-)

irene on :

*¡A las 5:30! ¡Si no han puesto las calles! Pero si es cuestión de acostumbrarse, ¡mucho ánimo!

Ya he vuelto de vacaciones, y me he puesto al día... Diego es el nombre que tenemos nosotros decidido para cuando tengamos un churumbel. Decidido por ahora, ya cambiaremos de opinión.

Y lo de Irene... me gusta, y sí, la de Juampe también va a ser una Irene.

Bea on :

*A ver, la razón de elegir las 5:30 es porque de lunes a viernes me tengo que levantar a esa hora de todas formas...

Entro a trabajar a las ocho, pero el autobús desde el centro tarda una hora en llegar, y yo tardo diez/quince minutos en llegar a la parada del autobús, así que salgo de casa a las 6:45. Y como me gusta levantarme tranquilamente, ducharme, desayunar y demás (y a veces por ejemplo tender la ropa si he dejado la lavadora puesta por la noche) pues ahí lo tenéis, despertador a las 5:30 :-D

Guisando on :

*Yo ahora también entro a las 8:00, y salgo de casa a las 7:20 - 7:30 am, claro que me levanto cerca de las 7 (nach un poco antes porque le toca primer en la ducha). Jo, es que las 5:30 es hora de llegar a casa no de salir, aunque ya sé yo lo tranquilota que eres tú para arreglarte... la verdad es que se agradece lo de desayunar antes de irse al trabajo. Yo ahora lo hago, desayunamos juntos nach y yo medio sobaos sin emitir otra cosa q no sean monosílabos. Empezamos bien el día :-) Luego, cuando llegamos a Móviles, nos tomamos otro café, para espabilarnos (yo desayuno cereales), y ¡al tajo!

Vicky on :

*A las 5:30 am? pero que se hace a esa hora que no sea dormir...!!! que se lo digan a Daniela :-) pero si a ti te funciona y te encuentras mejor, adelante.

miguev on :

*Acostarse sobre las 22 y levantarse a las 5:30 me parece un buen esquema, tomare ejemplo :-)

Para mi lo peor ha sido la ausencia de cortinas en Inglaterra combinada con que salga el sol a las 5 y realmente no tengas nada que hacer entre las 5 y las 8, salvo intentar dormir con el sol en las narices. Imposible, a menos que me empuje 3 o 4 pintas la noche anterior :-D

Bea on :

*Sí, durante esos días de verano fue cuando menos me costaba levantarme, por la luz... ahora que hay mucha menos claridad al cuerpo le cuesta más, pero se acaba acostumbrando

Kwin on :

*A mí me interesa lo del desarrollo personal, pero no tengo tiempo de leer montones de blogs sobre el tema... supongo que ese es parte del problema :-)
Pero sí que me gustaría tener las direcciones, please...

Add Comment

Enclosing asterisks marks text as bold (*word*), underscore are made via _word_.
Standard emoticons like :-) and ;-) are converted to images.

To prevent automated Bots from commentspamming, please enter the string you see in the image below in the appropriate input box. Your comment will only be submitted if the strings match. Please ensure that your browser supports and accepts cookies, or your comment cannot be verified correctly.
CAPTCHA

Pavatar, Gravatar, Favatar, MyBlogLog, Pavatar author images supported.
Form options