Skip to content

El IPC y los cambios de nuestras costumbres

Según un artículo que acabo de leer elmundo.es, para reflejar mejor la realidad del mercado español, cada cierto tiempo se revisan los productos que toman parte en el cálculo del Índice de Precios al Consumo. Me han parecido muy significativos los productos que van a entrar y salir para el nuevo baremo, a continuación se mencionan unos cuantos:

El Gobierno pretende dar entrada en el IPC a partir de enero de 2006 a los productos que, por su demanda, reflejan mejor los hábitos de los consumidores. Preservativos y cirugía estética entran en el nuevo IPC y salen la leche fresca y la carne de vacuno.

...

La lubina, el salmón ahumado, los ajos, la piña, las gominolas, los preservativos, los potitos, los cacahuetes, el pacharán, el ron y la cerveza de importación han disparado en los últimos años su consumo en España y pasarán a formar parte de los 500 artítulos estrella que integran el Indice de Precios al Consumo (IPC).

Por primera vez, para hacer el cálculo inflacionario de cada mes, Estadística tendrá en cuenta también lo que cuesta la consulta de un homeópata, la visita a un fisioterapeuta, una operación de cirugía estética o miopía, el precio de una hora de trabajo de una cuidadora de niños, una bicicleta estática -ahora se toman las bicicletas normales-, y algunos tipos de fertilizantes.

...

En el IPC que rige desde hace cinco años salieron, por ejemplo, de la cesta de la compra artículos como el brazo de gitano, la gallina -se come mucho más pollo, pero se hacen menos caldos-, los riñones de cerdo, las alubias... Y se incorporaron, en cambio, las cámaras de vídeo, las limpiezas bucodentales, el coste de una corona dental, el pan integral, las patatas congeladas, las residencias de ancianos, las ITV, los CD grabables, las consultas psicológicas y los detergentes para lavavajillas.

...

Aunque está por determinar, se está pensando en sacar de la nueva base, por ejemplo, la carne de vaca, la leche fresca pasteurizada, el puré de patatas, la ginebra, el vermut, el tejido para confección, la tela para tapizar, la cera líquida para suelos, la estancia en sanatorio, la loción para afeitar y la reparación de televisores.


La noticia completa.

Está claro que nuestra sociedad está cambiando, ¿eh?

Un día sin internet

El miércoles tuvimos un corte en la ADSL que duró prácticamente un día entero, y todos en casa nos sentíamos como perdidos... parece mentira lo rápido que hemos pasado a depender de la red.

Con el acceso a internet pasa un poco como los teléfonos móviles: cuando no lo has tenido nunca no le das importancia, pero en cuanto empiezas a utilizarlo y te acostumbras a que esté siempre a mano, lo incorporas a tu día a día sin darte cuenta, y el día que se estropea te trastorna un montón.

Por ejemplo, en mi situación actual, internet es muy útil para:

- Lo primero, buscar trabajo: me doy de alta en las webs de empleo, me apunto a las ofertas que me parecen adecuadas, y luego me comunico por email (además de por teléfono) con las recruitment agencies. (Por cierto: todavía no hay novedades en cuanto al trabajo, aunque eso sí, mi currículum se está moviendo por las empresas, a algunas hasta les ha llegado dos veces :-))

- Comunicarme con mi familia y mis amigos: aparte del email y del archiconocido MSN Messenger, el Skype está fenomenal para hablar por teléfono, os lo recomiendo.

- Obtener información de todo tipo: desde las noticias españolas en El Mundo o irlandesas en el Irish Independent, pasando por varios blogs de personas conocidas o no conocidas, hasta "cómo se llamaba aquel actor que salía en aquella película con aquella otra chica..." (a esto último solíamos jugar mucho mis hermanas y yo; ahora ya tiene menos gracia porque siempre está Google para solucionarnos todas las dudas)

- Realizar compras y gestiones: encargar libros, consultar las cuentas del banco y un largo etcétera... y gracias a la firma digital, puedo realizar también muchos trámites administrativos españoles, como entregar la declaración de la renta. Me han comentado que aquí en Irlanda también existe lo de la firma electrónica, tendremos que investigarlo.

- Aprender: aprovechando que ahora tengo más tiempo, estoy empezando un curso de UML online, y quiero prepararme algún examen de certificación de Java con ayuda de los tests de ejemplo que hay por ahí.

- Compartir mis fotos en Flickr, la música que me gusta en Launchcast, mis pensamientos en este blog...

Y un montón de cosas más. Lo que más eché yo de menos desde el momento del corte fue el email, porque estaba esperando un par de respuestas de agencias de empleo... justo estaba planteándome ya coger un tren al centro para ir a un cibercafé, cuando milagrosamente la conexión volvió :-D

¿Y vosotros? ¿Qué es lo que más echáis de menos cuando os quedáis sin internet en casa/en el trabajo/os vais de vacaciones a un sitio donde no hay?

¿De dónde viene Halloween?

Hoguera en nuestro barrio
Ya llevamos hablando un par de días de la fiesta de Halloween. Gracias a EuterpE me he enterado un poco mejor de la tradición celta que dio origen a la fiesta: Samhain

Esto de las hogueras es curioso... todas las culturas tienen tradiciones alrededor del fuego: cambio de estación, renovación, purificación. En España tenemos, por ejemplo, la noche de San Juan, para dar la bienvenida al verano, pero hay muchas más.

¿Qué será lo que tiene el fuego que nos deja tan embelesados?