Skip to content

Mi primer día de trabajo en Irlanda

06:00 Me levanto medio sopa. Al lavarme la cara me espabilo rápidamente porque el agua tarda en salir caliente. Me arreglo, desayuno y lo preparo todo.

06:55 Salgo de casa y espero a que pase el autobús. La parada me pilla a la vuelta de la esquina.

07:05 Me monto en el autobús, línea 42B. Me siento en el piso de arriba para disfrutar de las vistas (aunque ahora mismo no hay muchas porque es de noche)

07:30 El autobús llega a su última parada, en el centro, y me bajo. Camino un poquito hasta la otra parada del otro autobús (por el camino me topo con los repartidores de los dos periódicos gratuitos, Metro y Herald AM) y espero.

07:45 Me monto en el segundo autobús, línea 65B (también me vale la 50, pero hoy ha tocado ésta). Me monto otra vez en el piso de arriba, y esta vez acierto a ver algo porque ya va amaneciendo.

08:45 Llego a CitiWest Business Campus, donde está mi empresa. Mi horario normal empieza a las ocho, pero hoy por ser el primer día entro a las nueve.

09:00 Empiezo la induction, es decir, la charla que dan el primer día a todos los que llegan nuevos. Somos cinco personas, de distintos departamentos; nos pasan un taquito de formularios que hay que rellenar (datos para la nómina, etc.) y nos dan de desayunar café/té y muffins. Nos cuentan cómo está organizada la empresa, qué políticas tienen para ciertas cosas, cuáles son las medidas de seguridad, qué comités hay y a qué se dedican, etc. etc. Me entero de cosas chulas, como por ejemplo que hay clases de yoga y pilates varios días a la hora de comer. También nos sacan la foto para el badge, la típica plaquita con tu nombre que llevas colgada y te vale para abrir las puertas. Por último, nos dan un pequeño tour por el edificio.

12:00 Pasamos cada uno a nuestro deparatamento. Me enseñan mi puesto de trabajo (¡¡¡tengo un cubículo, como en las pelis americanas!!!) y me presentan al resto del equipo (en total seremos unos seis o siete) Empiezo a trastear con el ordenador, a abrir el correo y curiosear por la intranet.

13:00 Me voy a comer con los compañeros. La cafetería está bastante bien: tienen menú del día, aparte de sandwiches, ensaladas y demás, y es barata. Los compañeros parecen muy majos, aunque a veces no les entiendo bien si hablan deprisa... pero supongo que eso se irá pasando. Me señalan a otra chica que también es española y me acerco a saludarla (ya tengo al menos una compi que habla mi idioma :-) )

13:45 Me preparo un té y vuelvo a mi mesa, a seguir leyendo documentación y navegar por la intranet.

15:15 Me reúno con mi jefe para que me cuente en qué consiste nuestro trabajo. Vemos juntos una presentación de Power Point y ya me voy haciendo más o menos una idea.

16:00 Vuelvo a mi asiento. Me ha llegado un sobre con el contrato y algunos formularios más; los relleno y los firmo. Para rellenar el cuestionario médico tengo que mirar unas cuantas palabras en el diccionario... a ver si voy ganando un poco más de vocabulario.

17:30 Acaba la jornada (oficialmente acaba a las cinco, pero hoy me he entretenido un poco, y además tampoco es plan de salir corriendo en cuanto de la hora). Salgo y me voy hacia la parada del autobús, que está justo enfrente.

17:50 Me subo en el autobús, otra vez el 65B. Otra vez me monto arriba, y otra vez es ya de noche y no veo más que lucecitas. Pero da igual porque tengo un montón para leer y la PDA para jugar a jueguecillos tontos (tontos pero que enganchan, ¿eh?)

19:00 Me bajo de un autobús y me voy tres calles más allá a esperar el otro.

19:25 Me monto en el otro autobús.

20:00 Llego a casa ¡por fin! Me relajo, me pego una buena ducha calentita y me pongo el pijama. Llamo a mis padres para contarles cómo me ha ido y escribo esta entrada en el blog. Ahora sólo me queda cenar y a la camita.

Zzzzzzzzzzzzzzz...

Mañana más.