Skip to content

Cena de Navidad: el antes

Esta noche tenemos la cena de Navidad de la empresa. Hay que arreglarse bastante, y como resulta que la ropa elegante la habíamos dejado en Madrid, he tenido que comprarme casi de todo (Fredi tiene el traje de hacer entrevistas, y con eso cuela)

Así que el otro día, con ayuda de Rafa y Fredi, me compré un traje de noche (falda larga y corpiño, color lila), y al llegar a casa me asaltó la duda de si me había pasado. Pero luego pregunté en la empresa, y la chica de recepción me dijo que era una ocasión muy formal y que "nada de lo que llevara resultaría demasiado arreglado". Buf, qué miedo, con el estilazo que tiene aquí la gente para vestir...

En fin, mañana os contaré. A ver si nos da tiempo a llegar puntuales, que la cena empieza a las ocho y hay que "disfrazarse" primero. Dios mío, qué pereza... Quién inventaría las fiestas de gala, con lo agustito que se está en casa.