Skip to content

Palabras curiosas

No sé si os he contado que estoy leyendo La isla del tesoro. En inglés, claro: Treasure Island (no os pongo el enlace a la Wikipedia que acabo de consultar porque revienta todo el argumento, y es una faena si tenéis pensado leer el libro)

El caso es que hay una palabra que me ha llamado mucho la atención; en un momento dado de la historia aparece en la isla una especie de náufrago, un viejo marinero que llevaba tres años viviendo allí solo. El protagonista le pregunta si había habido un naufragio, y él contesta que no, que unos piratas le habían abandonado allí como castigo (por lo visto era lo que se hacía con los amotinados en aquella época, se les dejaba abandonados en una isla desierta sin más ayuda que una pistola y un poco de pólvora, o igual ni eso)

La palabra que utilizan para eso en el libro es marooned: he was marooned. Y yo al leerlo me acordé inmediatamente de otra palabra nuestra, enmarronar... que al fin y al cabo significa algo parecido: dejar a alguien para que se las apañe solo en una situación difícil.

Total, que buscando y rebuscando he averiguado tres cosas:

- una, que la palabra marrón ya viene en el Diccionario de la Real Academia Española con el significado de "Contratiempo u obligación ingrata",

- dos, que la palabra maroon viene del español cimarrón, y se llamaba así en la América colonial a los esclavos que se escapaban de su cautiverio (y ahora sí que os pongo el enlace a la wikipedia, en español y en inglés),

- y tres, que mientras cimarrón viene de cima (porque los esclavos se escapaban hacia las montañas), marrón viene del francés marron, que significa castaña... así que probablemente las dos palabras no tengan nada que ver la una con la otra. Fin de la investigación.

Hay que ver, la de cosas que se aprenden con Google, ¿eh?

¿Medio lleno o medio vacío?

Es curioso: yo nunca me he considerado una persona especialmente positiva; tengo mis altibajos, como todo el mundo, unos días lo veo todo rosa y otros un poco más negro...

Pero ahora que leo entre los comentarios al blog uno de mi hermana diciendo que da gusto "leerme", por lo positiva que soy, me doy cuenta de que ya me han dicho cosas por el estilo otras veces (frases del tipo "tú siempre piensas lo mejor de todo el mundo"), y siempre me ha sorprendido un montón, porque no es así como yo me describiría.

Tal vez sea porque desde dentro nos vemos diferentes a como nos ven los demás desde fuera, o quizá porque nos comparamos con otras personas y nos llama la atención lo que vemos que nos diferencia de ellas. Pero también se me ocurre que cada uno tenemos en algún rincón de la mente una "idea predefinida" de quiénes somos, de cómo somos, y la llevamos tan grabada que nos cuesta mucho liberarnos de ella y darnos cuenta de que vamos cambiando con los años, igual que cambia el mundo a nuestro alrededor.

El mundo a mi alrededor ha cambiado ¡y mucho! en estos últimos años, y con él ha cambiado también mi modo de ver las cosas. Ahora me siento muy feliz en mi vida y quizá por eso desde fuera se me ve muy positiva... además, está comprobado ¡es mucho mejor para la salud que andar todo el día refunfuñando!

Así que ya sabéis, chicos, como decían los Monty Pithon: Always look at the bright side of life :-D

Escuchando... y entendiendo

El otro día fuimos a ver al cine Lucky Number Slevin, y aparte de encantarme la película (me pareció buenísima, os la recomiendo) me hizo ilu porque la entendí bastante bien, casi casi del todo :-)

Con esa tontería nos hemos dado cuenta Fredi y yo de que hemos ganado bastante oído en estos meses, comparando por ejemplo con cuando fuimos a ver Kiss Kiss Bang Bang, que por cierto también nos pareció muy buena, pero tenía un ritmo muy rápido y muchos juegos de palabras, y hubo bastantes cosillas que no pillamos.

Ahora que lo pienso un poco más, el tema del idioma me parece muy curioso. Desde que llegué a Irlanda no me estaba dando la sensación de avanzar apenas con el inglés, pero con ejemplos concretos voy viendo que en realidad sí: detalles como que ya puedo mantener una conversación medianamente normal con Tim, un compañero de Cork que me trajo el otro día en su coche (y al que no le entendía naaada cuando empecé a trabajar), o como que al poner la tele al llegar a casa no tengo que hacer grandes esfuerzos por entender lo que dicen. Y hablando de tele: hace un rato han puesto un capítulo de Friends que yo recordaba haber visto ya en versión original hará casi diez años (me lo grabó mi hermana Cristina en Inglaterra cuando todavía la serie no había llegado a España), y me he acordado de lo poquísimo que conseguí entender en aquel entonces... allí estaba mi hermana a mi lado partiéndose de risa, pero yo por mucho que me esforzara no pillaba ni la mitad de la cuarta parte, y mira que debí de ponerme la cinta "cienes y cienes" de veces.

Claro que ahora tampoco lo pillo siempre absolutamente todo, como es natural, sobre todo cuando se ponen a hablar varios irlandeses entre ellos y se embalan, pero esos pequeños logros del día a día me hacen feliz igualmente :-)