Skip to content

Adiós al Blog del autobús

He quitado el subtítulo de el Blog del autobús porque, en realidad, ya nunca escribo mis posts desde el autobús... ahora me dedico exclusivamente a dormir, tanto a la ida como a la vuelta :-)

Ahora empieza una nueva etapa para este blog: el blog de la futura mamá en un país extranjero... interesante, ¿eh?

Os debo un post sobre el sistema sanitario irlandés: estoy esperando un poco más a ir otra vez al médico y reunir más información, y también a preguntar cómo son las cosas en la Seguridad Social española (nunca había estado embarazada tampoco en España, así que me toca investigar un poco más)

Este fin de semana es el puente del 1 de mayo, también aquí en Irlanda, y vienen nuestros amigos Kwin y Lo a vernos; andaremos haciendo un poco de turismo por Dublín y alrededores. ¡Nos vemos a la vuelta!

En el trabajo

Ya le he contado a mi jefe la buena noticia :-)

Ha sido un encanto de hombre, como siempre, se ha puesto muy contento y me ha dado la enhorabuena, nada de caras raras ni de "ahora tendremos que buscar a alguien para cuando estés de baja"... una gozada.

Los que no lo saben todavía son mis compañeros de grupo: iba a aprovechar que teníamos hoy una reunión todos, pero al final se ha pospuesto para mañana, así que me he tenido que esperar :-)

También se lo he comentado ya a la monitora de yoga y pilates, más que nada para pedirle consejo; de momento dejo el pilates, que es mucho esfuerzo, y en vez de eso voy a empezar a ir dos días a yoga, o al menos ésa es la idea. También me he comprado una esterilla para hacer yoga en casa los fines de semana.

Aparte de eso, todo bien: Fredi no me deja hacer nada en casa, así que me dedico toda la tarde a vaguear y a leer libros sobre el embarazo... mañana tengo consulta con el médico de cabecera, ya os contaré.

Vamos a ser papás

Pues sí, chicas, resulta que era contagioso: ¡¡¡nosotros también vamos a ser papáaaaaaaaaaaas!!! :-)

Estoy más o menos de siete semanas, aunque todavía me lo tienen que confirmar exactamente; de momento sólo hemos hecho una visita rápida al médico para ver si iba todo bien, y mañana ya pediré hora para los análisis completos y demás.

Me encuentro perfectamente, nada de náuseas mañaneras ni arcadas ni nada (cruzo los dedos), sólo a lo mejor un poco más cansada a ratos... ya he empezado a cuidarme, a dormir bien y comer bien, sobre todo mucho lácteo para que el bebé tenga unos huesos fuertes. Pero todavía no se me nota barriga (claro que si te fijas mucho mucho mucho al final acabas notando algo, pero seguro que eso es porque lo sabemos y lo vamos buscando)

Hoy hemos ido a comprar los típicos libros de embarazo para empaparnos bien de información: de momento tenemos Your Pregnancy Bible (la biblia del embarazo), que es casi como el libro gordo de Petete, con todo lo que va ocurriendo semana a semana, Blooming Pregnancy (embarazo rebosante de salud), que es más tipo consejos para sentirse bien, y Yoga for Pregnancy, de yoga para embarazadas.

Bueno, chicos, muchos besos de los tres, seguiremos informando ;-)

Una plaquita con mi nombre

Desde hoy, y por primera vez en mi vida... ¡tengo una plaquita con mi nombre en el puesto de trabajo! :-)

Vaaale, vaaale, ya sé que es una chorrada, pero me ha hecho mucha ilu, ahora ya la gente sabe al pasar por mi cubículo que soy yo la que se sienta ahí. Y además ya he grabado el saludo en el buzón de voz de mi teléfono (que ya era hora, después de cuatro meses), así que ahora ya sí que estoy completamente localizable.

Por cierto, en la plaquita vengo con mi nombre completo, los dos apellidos y todo (lo de las tildes ya era mucho pedir...)

Así da gusto venir a trabajar

Hala, ya estamos de "vuleta al cole".

La verdad es que ha sido menos duro de lo que yo creía, a pesar de que ha habido que madrugar y que la lista de mensajes sin leer en mi cuenta de email parecía interminable... pero lo bueno es que en la oficina hay un ambiente muy tranquilo y nadie te mete prisa :-)

Además, al llegar a mi sitio me he encontrado con que la empresa nos ha regalado a todos ¡un huevo de pascua! El mío es el de la foto, de chocolate Cadbury, y viene además con dos chocolatinas, no me digáis que no es un detallazo...

Se acabaron las minivacaciones

Acantilados de Moher
Bueeeno, pues después de seis diítas libres en Semana Santa, mañana toca volver a trabajar... Perdonad que no haya escrito en estos días, la verdad es que he desconectado completamente (lo cual viene muy bien de vez en cuando), y el ordenador es que ni lo he tocado :-)

Os resumo un poco: nuestro viaje empezó el miércoles; por la mañana fuimos a buscar el coche que habíamos alquilado en Hertz (nos desesperamos un poco porque los de la oficina eran leeeeeentos como ellos solos), y después de prepararlo todo salimos para Galway. Íbamos sin prisas porque a) no conocíamos la carretera, y b) nunca habíamos conducido por la izquierda ni en un coche con el volante al otro lado (ahora Fredi ya lo ha probado y dice que no está tan mal, pero yo esta vez no lo he intentado, a lo mejor a la próxima). Por el camino nos desviamos un poquito para visitar Clonmacnoise, un monasterio en ruinas muy conocido por sus cruces celtas, y era chulo pero lo vimos deprisa porque hacía un viento considerable, un frío también considerable y además llovía (vamos, las maravillas del clima irlandés todas juntas)

Por la tarde llegamos a Galway, y tras un pequeño recorrido "turístico" en coche llegamos por fin al Jurys Inn, el hotel donde teníamos reservada habitación. El hotel (una vez que lo encontramos) estaba muy bien situado, justo al lado de los antiguos muelles y la zona peatonal de Galway, donde había un ambiente muy animado; cenamos en un restaurante italiano y nos fuimos a descansar.

El jueves fuimos a conocer los acantilados de Moher, que son chulísimos, chulísimos, chulísimos (la foto de este post es parecida a la del anterior, con la diferencia de que ésta ya la hemos hecho nosotros :-)) Las carreteras hasta allí son un poco/bastante malas, y es verdad que hace mucho viento y frío (gracias Aya por el consejo del abrigo, tenías razón), pero con todo merece la pena ir a verlo, en serio. Los acantilados están situados en la región de El Burren, donde el terreno es muy curioso; nos recorrimos un poco la zona en coche y comimos en Doolin, en un pub llamado McGanns donde ponían música tradicional irlandesa... (buena la música, ¿eh, Mamen?)

El viernes por la mañana dimos la última vuelta por Galway para ver la catedral (muy chula) y la universidad, y luego ya cogimos los bártulos y nos fuimos de vuelta a Dublín. Aquí en Irlanda pasa una cosa curiosa el día de Viernes Santo: está prohibida la venta de alcohol, por lo que todos los pubs están cerrados ese día; como no encontramos ningún sitio típico abierto por el camino (la verdad es que ni lo buscamos, porque sabíamos que no lo iba a haber), acabamos comiendo en una hamburguesería. Por la tarde, como llegamos pronto a Dublín, nos fuimos a dar un paseo por el parque de Santa Ana, que está cerca de nuestra antigua casa y es muy chulo también.

El sábado ya devolvimos el coche alquilado, después de llevar a mi hermana Mamen al aeropuerto, y tras un par de días más de descanso ahora volvemos a nuestra vida normal... pero lo hemos pasado fenomenal, nos ha encantado este viajecito por Irlanda, y lo mejor es que va a ser tan sólo el primero de muchos :-D

Trenecitos

El sábado revivimos Fredi y yo los viejos tiempos de Madrid: tarde/noche de juegos de mesa con los amigos, tantos buenos ratos que recordar...

Cuando nosotros nos fuimos el juego rey era el Catán (también conocido como el juego de "las casitas"), y también llegamos algunas veces a jugar al Carcassone, pero desde entonces las cosas han evolucionado mucho: por ejemplo nos enseñaron el juego de las caravanas del desierto (sorry, no encontré el juego en español), comúnmente conocido como el juego de "los camellos".

TableroPero ahora el favorito es otro: el juego de "los trenecitos". Jon y Cris se lo trajeron de Londres con el nombre de Ticket to ride, pero en España ya se puede encontrar como Aventureros al tren. Se trata de ir construyendo vías ferroviarias a lo largo y ancho de Estados Unidos; sólo nos dio tiempo a jugar una vez, pero nos gustó mucho, es muy chulo, a ver si pronto podemos hacer otra escapadita para jugar.

P.D.- Por supuesto, no tenéis que preguntar si gané, ya sabéis de sobra que no... pero lo importante es participar ;-)