Skip to content

El peto vaquero: ese gran invento

Este post está dedicado especialmente a Hernán...

Cuando le contamos hace unos cuantos meses que íbamos a ser papás, una de sus primeras reacciones fue: ¡y te pondrás un peto vaquero, como todas las embarazadas! Y yo le contesté: ¡por supuesto!

Bueno, pues ya tengo mi peto vaquero, como podéis ver en la foto. Me lo he tenido que comprar ayer de urgencia porque NO ME ABROCHA NINGUNO DE LOS PANTALONES DE PREMAMÄ QUE TENGO. Bueno, si me empeño sí que abrochan, pero no estoy precisamente cómoda con ellos... y es que sigo echando barriga (ya llevo en total 18 kg de barriga :-D)

Y ahora comprendo por qué todas las embarazadas del mundo acaban llevando un peto vaquero... ¡es comodísssimo! Yo había heredado uno de mi hermana, pero no era de pantalón sino de falda (lo que de pequeñas llamábamos un pichi, que no sé si la palabra existirá en el diccionario) y yo la verdad es que no me veía bien con él, no me gustaba cómo me quedaba... y encima Fredi cuando me veía se partía de la risa de mis pintas, y empezaba a llamarme Mary Lou, a poner acento sureño y a decirme que si nos íbamos al campo a recoger maíz... en fin.

Aparte de eso, hace unos meses ya había intentado yo comprarme un peto en Mothercare, que lo vi de rebajas, pero por aquel entonces yo tenía muy poca barriga y al probármelo me quedaba enooorme, y no sabía ni qué talla coger porque con todas me sobraba un montón de tela. Y hasta hace poco yo pensaba que iba a poder aguantar hasta el final con la ropa de premamá que tenía, pero la cosa se fue forzando, forzando... y ayer ya me di por vencida y después de comer me fui otra vez directa al Mothercare.

Por cierto, parece que en Mothercare SIEMPRE tienen petos vaqueros, sea la época del año que sea, lo cual demuestra que es un artículo que se vende fenomenal. Si me hubiera pillado el final del embarazo en verano hubiera sido más fácil porque hubiera podido llevar vestiditos y falditas, que son más cómodos, pero aquí en invierno con el frío y la humedad no es plan de llevar vestidito... Así que hasta ahora me las he apañado a base de pantalones, pero a partir de ayer mi uniforme para salir a la calle es el superfantabuloso peto vaquero, ¡qué gran invento! :-D