Skip to content

Posts que siempre quise escribir... La preparación al parto

Bueno, para que os hagáis una idea de cuánto lleva el borrador de este post aquí empezado, que sepáis que el título original era Un mes después... ayer, cuando me mandaron el enlace al reportaje digital El parto es mío, recordé que todavía lo tenía sin publicar, aquí lo tenéis:
Continue reading "Posts que siempre quise escribir... La preparación al parto"

Posts que siempre quise escribir y nunca tuve tiempo

Bueno, bueno, ya veis que casi nunca escribo, pero hoy parece que me han dado cuerda ;-)

Hoy tenía muchas cosas que contar. Y hay otras muchas que hace tiempo que tengo pendientes, pero son posts tan extensos que nunca encuentro tiempo para acabarlos, y me había dicho a mí misma "de hoy no pasa", pero ya son las doce y pico de la noche y mucho me temo que hoy tampoco va a poder ser (que luego Irene pasa factura).

Pero al menos quería mencionarlos aquí para que sepáis que quedan pendientes: quiero contaros, antes de que empiecen a borrarse los recuerdos, cómo fue el nacimiento de Irene: cómo me preparé para el parto y cómo salió todo al final, y también cómo me ha ido (o mejor dicho, cómo me va) con la lactancia materna, que es una experiencia maravillosa pero que cuesta bastante, sobre todo al principio, hasta que todo se pone en marcha.

Ahora soy inmensamente feliz de ver a Irene tan crecidita, y me siento muy orgullosa del camino que hemos recorrido juntos los tres hasta ahora... y eso que todavía como quien dice no hemos visto nada, que tenemos toda la vida por delante, una vida en la que los tres vamos aprendiendo día a día. En cada etapa hay algo nuevo que conquistar: superadas las dificultades de los primeros meses, el reto ahora es la hora de dormir; dentro de nada serán las primeras papillas, y luego vendrá mi vuelta al trabajo... y me alegro de tener este blog para que quede todo grabado, y un día dentro de muchos años podamos leerlo y recordar cómo fueron estos años de tantas vivencias.

Ahora Irene me reclama, y ella es lo primero, pero mañana sin falta sigo escribiendo...

Buscando piso

Llevamos casi un año y medio viviendo en el centro de Dublín, y el piso donde vivimos nos encanta: no es que sea perfecto, pero es moderno (lo estrenamos nosotros), cómodo, tranquilo (bueeeeeno, menos cuando los vecinos montan una fiesta o hacen saltar la alarma...) y sobre todo está superbien situado, en pleno centro y con todas las tiendas a mano.

Pero ahora no tenemos más remedio que mudarnos. A mí se me acaba la baja maternal en agosto, y mi trabajo está en Citywest, que es un parque empresarial moníiisimo pero que está muy, pero MUY lejos del centro. Pero... ¿lejos en el espacio o en el tiempo? Pues es curioso, porque en el espacio la verdad es que no es mucho, yo calculo que serán unos quince kilómetros más o menos, pero en el tiempo es una barbaridad: entre hora y hora y media en autobús, según sea por la mañana o por la tarde (más que nada porque los buses van "de ruta turística" por todos los barrios que se van encontrando), y en coche ya ni se sabe con los monumentales atascos que se montan por todo Dublín (ayer que nos llevaba Rafa tardamos una hora y media de ida y media hora o así de vuelta). Total, que antes me daba igual tener que levantarme a las cinco y media de la mañana y no llegar a casa hasta las siete de la tarde, pero ahora que Irene está con nosotros esa situación es totalmente inviable.

Así que estamos buscando piso por la zona de Citywest, para reducir al máximo la zona de commute. No nos apetece nada, pero en fin... más o menos esto es lo que buscamos:

- Dos dormitorios, uno para Irene y otro para nosotros (en un principio pensamos en tres para cuando viniera la familia, pero luego os cuento por qué mejor no)
- Dos cuartos de baño, que teniendo sólo uno muchas veces hay "conflicto" :-D
- Un buen salón donde quepa bien una cama hinchable para cuando vengan las visitas.

Y ya puestos a pedir, otras cosas que nos parecen importantes/interesantes/nos apetecen mucho:

- Terracita para hacer barbacoas con los Spaniards :-)
- Suelos de parquet, o tarima flotante, o lo que sea, lo que sea menos moqueta, por favor.
- Cocina y baños alicatados hasta el techo, con suelo de terrazo y grifos monomando, y a ser posible vitrocerámica (todo esto porque ahora no lo tenemos y lo echamos de menos)
- Buenos armarios, y en general mucho sitio para guardar cosas, que la niña no veáis la parafernalia que trae...
- Y si además de todo esto puede ser un sitio nuevo, a estrenar, pues mejor que mejor.

Total, que con todas estas cosas en mente nos hemos puesto a buscar, y de momento hemos visto algunos apartamentos de dos habitaciones que no están nada mal (aunque las zonas comunes son un poco "rococós" para mi gusto, pero en fin). De tres habitaciones también hay, pero el problema es que casi todos son dúplex, y yo no tengo ninguna gana de pasarme el día subiendo y bajando escaleras con la niña a cuestas, así que mejor no. Y por haber hay hasta casas chulísimas de tres, cuatro y cinco habitaciones... que sí, muy bien, son chulísimas pero tienen el mismo problema con las escaleras, y además el asunto añadido de que cuanto más grandes más hay que limpiar, así que hemos pensado que con un apartamento de dos habitaciones tenemos bastante :-D

Y nada, dentro de no mucho tocará mudanza... y viviremos en mitad de ninguna parte, pero al menos disfrutaremos de más tiempo los días de diario. Y los fines de semana, será cuestión de coger el coche (que no tenemos todavía, pero esa es otra historia) e irnos a pasar el día al centro.