Skip to content

Vacaciones V: León en fiestas

Estos días en León son las fiestas de San Juan y San Pedro, aunque la verdad es que Irene y yo no nos estamos enterando mucho, lo único es que cuando salimos de paseo vemos un montón de animación y gente por la calle.

Nosotras seguimos a nuestro ritmo: nos levantamos más o menos a las nueve y media, desayunamos (primero yo y luego ella), nos vestimos y salimos con la abuela Maripaz a dar un paseo y hacer los recados del día; durante ese rato Irene aprovecha para echarse una siestecita. Luego normalmente vamos a ver a la bisabuela Lucila, que está como loca con su bisnieta (normal, a sus 93 años, la niña la llena de alegría), y luego ya volvemos para casa para que coma Irene.

El abuelo Alfredo, que ahora está trabajando en México, llama siempre a mediodía para ver un ratito a su nieta por Skype, y después de charlar un rato con él Irene se va a dormir la siesta (ya esta vez siesta oficial en la cunita; a veces le cuesta menos dormirse y a veces le cuesta más...) y los mayores aprovechamos para comer e intentar dormir un ratito la siesta también.

Luego por la tarde Irene merienda, primero leche y luego la papilla de frutas, que sigue comiéndosela fenomenal. Ayer hicimos la prueba con manzana y parece que también le gustó :-)

Y después solemos ir a dar otro paseíto, muchas veces con amigos o familiares, e Irene casi siempre se echa la tercera siesta del día. Volvemos a casa como mucho a las nueve, para hablar primero un ratito con Papá, también por Skype, y luego empezar con el baño (que le encanta), la cena, el cuento que le lee su tita Sara (o su abuela Maripaz, a turnos), y hala, a la cunita a dormir. Por la noche Irene duerme unas noches mejor y otras peor; se sigue despertando para comer cada cierto tiempo, yo creo que ya más por costumbre que por hambre, pero bueno.

Así que ya veis, nos hemos metido ya en una rutina... pero ¡ay! Que el domingo toca cambiar otra vez: nos vamos para Cáceres, o más concretamente al Casar, donde los otros abuelos tienen un chalecito con piscina, para ver si al fin podemos disfrutar un poco del buen tiempo, ahora que empieza a hacerlo. Y otra vez Irene se descentrará un poquillo y habrá que volver a empezar... me parece a mí que después de este viaje la señorita Ïrene va a ser todo terreno, va a aguantar lo que le echen :-D

Entrega de notas

Hoy era el día de entrega de notas en el colegio de mis sobrinos, en Cáceres; aquí en León también era hoy, así que supongo que lo habrá sido en los colegios de toda o casi toda España.

Y mira qué casualidad, hoy tambiéna mí me han dado las notas :-D

Resulta que ayer recibí un SMS de mi jefe diciendo que ya habían salido los resultados de las evaluaciones anuales, que tenía buenas noticias y que quería charlar un ratito conmigo por teléfono, así que quedamos en que esta mañana hablaríamos por Skype. El tema de las evaluaciones supongo que es más o menos igual en todas las empresas: cada año se revisan los objetivos alcanzados por cada trabajador, y eso sirve como base para posibles subidas de sueldo o de nivel; en nuestra empresa es curioso porque la evaluación consiste en que tú mismo te evalúas, exponiendo en qué has trabajado y lo que has conseguido durante el último año, y luego tu superior la revisa contigo hasta que los dos quedáis de acuerdo. Y como yo iba a estar de baja maternal en la fecha en que había que redactar la evaluación, tuve que dejarla hecha antes de irme, en noviembre, y lógicamente sólo abarcaba seis meses porque los otros seis me los iba a pasar sin trabajar.

Total, que ya lo habíamos dejado todo preparado, a la espera de entregarlo en junio a los superiores y demás, y yo me esperaba buenos resultados porque entre otras cosas ya me lo había comentado mi jefe extraoficialmente.

Me esperaba buenos resultados. Pero no tanto.

Me medio esperaba un aumento de categoría, que efectivamente me han dado, y me esperaba un aumento de sueldo pero no sabía de cuánto (al final ha sido de un 12%). Pero lo que no me esperaba es que valoraran mi trabajo con un 5 sobre 5, lo cual según su baremo significa que "continuamente excedo las expectativas de mi puesto". Y todo esto teniendo en cuenta que en realidad sólo he trabajado la mitad del año, ¡que la otra mitad he estado de baja maternal! Y que ahora cuando vuelva tendré una hija a la que cuidar, que ya no podré quedarme después de la hora aunque quiera, y que de vez en cuando tendré que faltar porque ella esté enferma o cualquier otra cosa.

Igualito que en la empresa media española, ¿eh?

En fin, qué os voy a decir que no os haya contado ya... aparte de que, como diría mi buen amigo Raúl, de este trabajo no me sacan ni con agua caliente :-D

Desiderata

Cuando empecé a escribir este blog, hace ya más de año y medio, me propuse ir posteando los muchos textos y reflexiones que tengo guardados por los rincones de mi memoria (y mis discos duros). Empecé a hacerlo, pero no sé por qué poco después lo dejé; hoy que es la noche de San Juan y me he puesto a recordar tiempos pasados, me he acordado de la Desiderata, un texto bellísimo con el que tropecé hace años y que me ha apetecido recitar una vez más:

Continue reading "Desiderata"

Noche de San Juan

A estas horas, Fredi estará celebrando la noche de San Juan (o San Joan) junto con los amigos de Dublín; espero que hayan encendido una hoguera, aunque sea pequeñita.

Es costumbre en esta noche mágica pedir un deseo, o incluso varios. Recuerdo que hace años mis amigas y yo escribíamos dos papelitos, uno con lo que deseábamos que estuviera en nuestra vida y otro con lo que deseábamos que no estuviera, y luego los quemábamos, primero uno y luego el otro. Me gustaba mucho esa costumbre, era una forma de hacer recuento del tiempo pasado desde el año anterior, de las cosas que habían cambiado y las que queríamos que aún cambiaran.

Muchas cosas han cambiado en mi vida desde aquellos tiempos... por entonces no podía ni imaginarme que mi vida llegaría a ser lo que es hoy. Miro hacia atrás y me siento feliz de haber vivido todas estas experiencias, de haber amado, descubierto y aprendido tanto, de haber llegado hasta aquí... me siento orgullosa de ser quien soy, de estar donde estoy, de estar con quien estoy.

Y ya es casi medianoche, pero hoy no me apetece pedir más deseos, me apetece dar gracias por todos los que ya se han cumplido, ¡GRACIAS! ;-)

Irene devorapapillas

Sólo un minipost para comentar que, una vez más, Irene es una campeona.

Ayer decidimos probar con la papilla de plátano, después de cinco días seguidos de pera, y la tía se lo volvió a comer todo, y bien contenta, de la mano de su abuela Maripaz :-D

Además, estamos muy contentos porque al acostarla por la noche ya no protesta, desde que llegamos a León cuando llega la hora se queda en su cunita tan feliz... lo único es que todavía se sigue despertando por la noche varias veces, yo creo que ya más por costumbre que por hambre, pero en fin, esperemos que la cosa vaya mejorando.

Hala, que me llaman para comer, seguiremos informando...

ACTUALIZACIÓN:

Bueno, pues parece ser que el plátano a Irene no le sienta del todo bien, aunque tampoco es nada grave. El caso es que ayer por la tarde estaba un poco empachosina, lloriqueaba de vez en cuando, y luego por la noche durmió peor que de costumbre, se despertó más veces; esta mañana no ha hecho caca como habitualmente, la ha hecho esta tarde y sólo un pegotín. Hoy la papilla se la hemos dado mezclada de plátano y pera, pero yo creo que mañana vamos a volver a la pera sola, a ver si se le pasan las molestias, que esta tarde estaba otra vez empachosina.

Vacaciones IV: en León

Renault Mégane Coupé

Bueno, chicos, ya estamos en León, en casa de los padres de Fredi. Aquí sí que hay conexión a internet, ahora podré postear más a menudo y ponerme al día con el correo electrónico :-)

Irene parece que está muy a gusto en la tierra de su papi; llegamos anoche después de pasar un día en Madrid (día en el que no paramos, para variar), e hicimos el viaje en nuestro querido Mégane coupé amarillo que tantos buenos recuerdos nos deja pero que ya se queda pequeño para una familia de tres; a partir de ahora mi cuñada Sara cuidará de él.

Aquí en León todavía no es verano, hace fresquito, pero se está bien. De momento hemos ido a ver a la bisabuela, que se ha puesto loca de contento, y ya os iré contando más despacio, que ahora me llamam para comer :-D

Primeras papillas de Irene

Irene cumplió ayer seis meses, ¡¡¡BIEEEEEEEEEEEEEEEEEEENNN!!!

Lo celebramos dándole su primera papilla de fruta, concretamente de pera, y ¡le gustó! No sabía muy bien cómo comérsela, y tampoco es que comiera mucha cantidad, pero agarraba la cuchara y la lamía con mucho interés, lo cual es buena señal :-)

Hoy hemos repetido y ha vuelto a ser un éxito; ya abría la boca cuando venía la cuchara, al tiempo que jugaba con otra cuchara que le dimos, y se ha comido más de la mitad de la pera. Su papi ha sido el afortunado que le ha dado la papilla los dos los días, y por cierto, hoy es el día del padre en Irlanda, ¡FELICIDADES, PAPIS!

Vacaciones III: Cáceres y la boda de Raq

Buf, otra semana más, qué rápido se me están pasando las vacaciones...

Desde el martes estamos Irene y yo en Cáceres, y para variar no hemos parado ni cinco minutos. Nos hemos dado unos buenos paseos por la ciudad, ¡¡¡y nos ha llovido!!! Parece ser que nos vamos trayendo el clima dublinés por donde quiera que vamos :-D

Pero no importa, lo hemos disfrutado un montón. El mismo martes al rato de llegar ya salimos a la calle para ir a ver a Lucía, una amiga a la que no veía desde hace más de un año y que se moría de ganas por conocer a Irene... y desde entones todo han sido buenos ratos con familia y amigos. Además, lo bueno de Cáceres, como pasa con todas las ciudades pequeñas, es que puedes llamar a alguien y quedar para un ratito después, cosa que es impensable en Madrid (y normalmente en Dublín también, aunque no siempre, ¿verdad, Carlota?), así que hemos aprovechado muchísimo el tiempo.

Total, que cuando nos quisimos dar cuenta ya era viernes y venía Fredi, que no pudo llegar hasta la noche después de tragarse el pobre más esperas en el aeropuerto, y luego unos cuantos atascos en compañía de Merche y Nacho. Cenamos con mis padres y luego nos fuimos a casa de Raq para la preboda...

Raq, nuestra amiga Raquel, se casaba con Torsten, un chico alemán, y la preboda consistía en la "rotura de platos", una tradición alemana de la que no habíamos oído hablar nunca... pero resulta que llegamos tarde y nos la perdimos: cuando llegamos la familia ya había roto casi una vajilla entera contra la pared del jardín (cuantos más añicos mejor, nos dijeron, para desearles felicidad), y sólo llegamos a ver cómo los novios recogían los trocitos con dos escobas; al parecer si lo hacían juntos y quedaba todo bien limpio, serían muy felices :-D

Y ésta fue sólo la primera de muchas sorpresas. Al día siguiente la boda fue en la finca El Vaqueril, y fue una pena porque lo tenían todo preparado para celebrarla al aire libre pero había llovido tanto (y seguía amenazando lluvia) que tuvieron que cambiarlo para celebrarla en el interior... fue una ceremonia muy bonita, bilingüe (con intérprete incluida), seguida de unas cuantas tradiciones alemanas más (los novios serraron juntos un tronco, se les hizo una ofrenda de pan y sal como símbolos de felicidad, trabajo y alegría, y un par de cosas más que no llegué a ver bien), y después el cóctel y la cena estaban buenísimos, a cargo del catering San Jorge. Lo curioso de la cena fue que nos habían puesto mezclados en las mesas, alemanes y españoles, y con diccionarios para que nos entendiéramos; por suerte en nuestra mesa estaban la intérprete y su novio, que hablaban tanto alemán como español, y nos salvaron a los demás, que si no...

Al final de la cena Irene decidió que ya estaba un poco harta y que no le apetecía dormir en el cochecito, así que tuvimos que retirarnos a la habitación (habíamos pedido habitación allí porque está un poco alejado de Cáceres, como a una horita), y después de dejarla cenada y acostada nos fuimos turnando Fredi y yo para volver a la boda... nos perdimos el baile y unas cuantas sorpresas más, pero al menos pudimos rascar otros cuantos buenos ratos con los amigos, que algunos hacía ¡años! que no los veíamos.

Y esta mañana nos hemos vuelto para comer con la familia, ¡ya va creciendo el número de niños! Mis sobrinos mayores están encantados con Irene, y mi sobrina pequeña, Isabel, que pronto cumplirá dos años, todavía no lo tiene muy claro, se le queda mirando muy interesada, pero luego sigue a lo suyo.

En fin, mañana otra vez en carretera... nos vamos a Madrid, Fredi se vuelve por la tarde a Dublín y nosotras al día siguiente marchamos para León, ya os contaré el próximo episodio desde allí, ¡hasta pronto!

Una visita al pediatra

Hoy hemos llevado a Irene al pediatra.

Pero no porque le pase nada, que salta a la vista que está fenomenal (sus mofletes hablan por sí mismos), sino porque dentro de nada ya cumple seis mesecitos, y eso significa por un lado que hay que ponerle la vacuna y por otro que ya hay que empezar con la alimentación complementaria.

El pediatra ha hecho un informe para llevar al centro de salud y que allí le pongan la vacuna un día de éstos; le ha hecho una revisión general y todo está perfecto, lo único es que la pequeña hernia umbilical todavía no ha desaparecido del todo, pero aún hay mucho tiempo.

Para quien le gusten los números:

Peso: 7,800 kg.
Talla: 64 cm.
Perímetro craneal: 42'5 cm.

Por lo visto, de talla está en un percentil medio-bajo y de peso en uno medio-alto, lo cual quiere decir que es un pelín bajita y regordeta, igual que su papi :-D

Y en cuanto a la alimentación, el pediatra nos ha recomendado empezar ya con papillas de fruta o de verdura, cualquiera de las dos, y que los cereales los dejemos para un poco más adelante, que ahora de momento con el pecho no hacen falta. Así que el viernes, que llega Fredi, lo tendremos todo preparado para darle a Irene su primera papilla, ¡qué ganas! A ver qué tal se nos da...

¡A Irene ya le asoma un dientecito!

Pues eso, que Irene lleva ya bastante tiempo con la boquita molesta, cosa normal a su edad, y hoy palpándole la encía de abajo he notado que ya empiezan a asomar unos piquitos, ¡su primer diente!

Eso sí, si intento verlo no me deja, me saca la lengua la tía :-D

Vacaciones I: finde en Madrid

Aprovecho que estamos de visita en casa de Kwin y Lo para gorronear un ratito de internet ;-)

El viernes llegamos a Madrid, el viaje fue fenomenal: los tres dormiditos todo el vuelo. Mi hermano Ángel nos fue a buscar a Barajas, y en casa nos estaba esperando todo el resto de la familia, ¡qué ilu! Cenita, un rato de charla y a dormir...

El sábado estuvimos en la primera comunión de mi sobrino Ángel, os podéis imaginar: el día en familia, charlando, jugando con los niños y comiendo más de la cuenta. Y por la noche, ¡fiesta! Tuve la suerte de poder acercarme un ratillo a la despedida de soltera de Raquel, una de mis mejores amigas desde los tiempos de instituto, y a la que veo más bien poco porque ahora vive en Alemania... sólo estuve en la cena, me perdí la juerga de después, pero aun así me hizo muchísima ilusión.

Hoy domingo, después de desayunar una vez más en familia, hemos ido al aeropuerto a despedirnos de Raquel, esta vez con Fredi y con Irene, para que la conocieran. Y ahora hemos venido a conocer las casas de nuestros amigos, que casi todos se han mudado desde que nos marchamos de Madrid... por cierto, hemos descubierto que nos encanta Madrid, será porque ya se nos ha olvidado todo lo malo que tiene y recordamos sólo lo bueno.

En fin, ahora me tengo que marchar. Ya subiremos las fotos cuando podamos; Fredi se vuelve mañana para Dublín y nosotras nos quedamos unos diítas más en Madrid, ¡hasta pronto!