Skip to content

Noche de San Juan

A estas horas, Fredi estará celebrando la noche de San Juan (o San Joan) junto con los amigos de Dublín; espero que hayan encendido una hoguera, aunque sea pequeñita.

Es costumbre en esta noche mágica pedir un deseo, o incluso varios. Recuerdo que hace años mis amigas y yo escribíamos dos papelitos, uno con lo que deseábamos que estuviera en nuestra vida y otro con lo que deseábamos que no estuviera, y luego los quemábamos, primero uno y luego el otro. Me gustaba mucho esa costumbre, era una forma de hacer recuento del tiempo pasado desde el año anterior, de las cosas que habían cambiado y las que queríamos que aún cambiaran.

Muchas cosas han cambiado en mi vida desde aquellos tiempos... por entonces no podía ni imaginarme que mi vida llegaría a ser lo que es hoy. Miro hacia atrás y me siento feliz de haber vivido todas estas experiencias, de haber amado, descubierto y aprendido tanto, de haber llegado hasta aquí... me siento orgullosa de ser quien soy, de estar donde estoy, de estar con quien estoy.

Y ya es casi medianoche, pero hoy no me apetece pedir más deseos, me apetece dar gracias por todos los que ya se han cumplido, ¡GRACIAS! ;-)