Skip to content

Blogs, blogs, blogs

Hace tres años yo no tenía ni idea de lo que era un blog.

Hace dos años, gracias a Fredi, empecé a escribir el mío propio.

Hace un año ya me hacía mucha ilusión llevar un año posteando.

Y a día de hoy, ¡ya no puedo parar! :-D

Al igual que en muchos sentidos ya no concebimos la vida sin internet, se me hace muy difícil imaginar cómo sería mi vida actual si no existieran los blogs. Empecé a escribir en BinaryWords justo antes de venirnos a Irlanda, y en principio la idea era sobre todo mantener informados a la familia y los amigos que dejábamos en España... Pero el blog creció y creció y dio para mucho más: gracias a él encontré nuevos amigos (¿o debería decir que me encontraron ellos a mí?) y retomé el contacto con algunos de los antiguos. Poco a poco me fui enterando de que "me leía" gente que yo ni me imaginaba, ¡hasta las madres de varios de mis amigos! :-)

Y lo mejor es que todo ha quedado grabado aquí, y que dentro de muchos años podremos volver a leerlo todo y acordarnos con cariño de las cosas que nos pasaban. Es más, nos hace ilusión pensar que Irene escribirá su propio blog desde bien pequeñita (ya hasta tenemos preparado un dominio para toda la familia), y así todos iremos construyendo recuerdos que volver a leer en el futuro.

Y hablando de volver a leer... durante esta última semana he estado repasando las entradas antiguas y "reclasificándolas" un poco mejor; por fin se puede buscar por categorías y obtener buenos resultados, algo que tenía pendiente casi desde el principio. He añadido unas cuantas categorías nuevas a partir de los temas que suelo tocar, aunque la reina indiscutible sigue siendo el "Día a día". Y así voy a seguir (Dios quiera que por muchos años), contándoos mi día a día...