Skip to content

Hallowe'en, calabazas y castañas

Hoy lo he visto escrito en el periódico y he pensado: ¡anda, es verdad! Si cuando a mí lo me explicaron en clase de inglés se escribía así: Hallowe'en.

Hoy es la víspera de Todos los Santos, y aquí en Irlanda, como país anglosajón que es (pero por Dios, que no te oigan ellos llamarlos anglosajones), se celebra Halloween. Por tercer año consecutivo, tengo sentimientos encontrados con respecto a esta noche: por un lado me parece una americanada bestial (y de hecho lo es), pero por otro es una excusa como otra cualquiera para disfrutar de una noche especial, para hacer una fiesta, para poner un poco de luz y color a esta oscuridad invernal que se nos viene encima.

Recuerdo que en nuestro primer año en este país vivimos con mucha ilusión esta noche: compramos caramelos para los niños de los vecinos (para los cuatro valientes que se atrevieron a llamar a la puerta de nuestra casa :-D), y luego salimos a dar una vuelta por el barrio para ver las hogueras y los fuegos artificiales; el segundo año ya no vivíamos en un barrio típico irlandés, sino en el centro, y no vimos prácticamente nada, ni niños ni hogueras, sólo unos pocos fuegos artificiales a lo lejos.

Y este año... este año ha sido un desastre: no se nos había ocurrido preparar disfraz para Irene (también es verdad que nos avisaron ayer por la tarde, con el tiempo "un pelín" justo), así que a falta de algo mejor hoy ha ido a la guarde con la camiseta de la selección irlandesa de rugby (en realidad muy pocos bebés han ido disfrazados), y al llegar a casa por la tarde me he dado cuenta de que ¡no teníamos caramelos! Ni caramelos ni cacahuetes ni nada de nada... Menos mal que al final no ha venido ningún niño, que hubiera tenido que darles un puñado de pistachos del Lidl, ¡qué vergüenza! :-(

Pero en fin, como os digo, lo importante es tener una excusa para hacer algo especial, aquí hoy son los disfraces, las hogueras y las calabazas y en España estos días se sale al campo a asar castañas, bajo distintos nombres según la región: gaztañarre en el País Vasco, castanyada en Cataluña (mira que tener el enlace sólo en catalán...), magosta en Cantabria, magosto en Galicia, maguestu en Asturias (sorry, no link), o simplemente como hemos dicho en Cáceres toda la vida, el día de las castañas (aunque dice la Wikipedia que en Extremadura se le llama chiquitía, chaquetía, calvochá o magosto... yo de todo eso ni idea).

Ay, el día de las castañas, qué recuerdos de juventud...

P.D.- Yo de vosotros no intentaría lo de salir al campo a asar castañas aquí en Irlanda, por desgracia ni el clima ni las castañas acompañan ;-)

ACTUALIZACIÓN: Gracias a Txema ya tenemos wikiartículo sobre la castañada en español :-)

El Principito y los blogs

Escribiendo ayer el post de aniversario del blog me acordé de haber leído en el blog de Kwin (en el blog antiguo, que el nuevo es éste) un relato muy bueno de homenaje a El Principito. Lo he tomado prestado de PsicoByte, seguro que si escribís un blog os pasará como a mí, que me siento identificada...

En el siguiente planeta que encontró el principito vivía un bloguero. Tecleaba sin parar en su ordenador cuando le vió llegar.

-Ah! ¡Un visitante! ¡Buenos días! ¿Vienes a dejar un comentario?

-Buenos días -saludó el principito- No estoy muy seguro ¿Qué es un comentario?

- Un comentario es la respuesta que tú dejas tras leer uno de mis posts.

-¿Ah, si?- respondió el principito sin comprender nada. ¿Y qué son tus post?

-Son las cosas que escribo, como esta conversación, para que las lean otras personas y puedan hacer comentarios. Es como hablar con miles de personas.

-Yo poseo una flor con la que hablo todos los días. Y ella me responde y habla conmigo. ¿Para qué quiero tener miles de personas con las que hablar si ya tengo a mi flor?

-Podrías, entonces, hacer un blog sobre tu flor, y hablar cada día de ella y de lo que haces.

-Yo -respondió- riego mi flor todos los días, la protejo con un biombo cuando hay corrientes de aire y la cubro por las noches con una camapana. Además deshollino los volcanes todas las semanas, incluso el que está extinguido, arranco lo brotes de baobabs antes de que crezcan y me gusta ver puestas de sol cuando estoy triste. Pero no creo que quisiera escribir nada de eso. ¿Qué haces tú para luego contarlo en tu blog?

-Yo... -dudó el blogero- Yo escribo un blog.

-¿Escribes un blog para hablar de que escribes un blog?- Dijo el principito mientras se marchaba -¿No te parece un poco tonto?

-¡Dejame un comentario! Gritó el bloguero con desesparación al verlo marchar.

-Sin duda, dijo el principito.

Blogs, blogs, blogs

Hace tres años yo no tenía ni idea de lo que era un blog.

Hace dos años, gracias a Fredi, empecé a escribir el mío propio.

Hace un año ya me hacía mucha ilusión llevar un año posteando.

Y a día de hoy, ¡ya no puedo parar! :-D

Al igual que en muchos sentidos ya no concebimos la vida sin internet, se me hace muy difícil imaginar cómo sería mi vida actual si no existieran los blogs. Empecé a escribir en BinaryWords justo antes de venirnos a Irlanda, y en principio la idea era sobre todo mantener informados a la familia y los amigos que dejábamos en España... Pero el blog creció y creció y dio para mucho más: gracias a él encontré nuevos amigos (¿o debería decir que me encontraron ellos a mí?) y retomé el contacto con algunos de los antiguos. Poco a poco me fui enterando de que "me leía" gente que yo ni me imaginaba, ¡hasta las madres de varios de mis amigos! :-)

Y lo mejor es que todo ha quedado grabado aquí, y que dentro de muchos años podremos volver a leerlo todo y acordarnos con cariño de las cosas que nos pasaban. Es más, nos hace ilusión pensar que Irene escribirá su propio blog desde bien pequeñita (ya hasta tenemos preparado un dominio para toda la familia), y así todos iremos construyendo recuerdos que volver a leer en el futuro.

Y hablando de volver a leer... durante esta última semana he estado repasando las entradas antiguas y "reclasificándolas" un poco mejor; por fin se puede buscar por categorías y obtener buenos resultados, algo que tenía pendiente casi desde el principio. He añadido unas cuantas categorías nuevas a partir de los temas que suelo tocar, aunque la reina indiscutible sigue siendo el "Día a día". Y así voy a seguir (Dios quiera que por muchos años), contándoos mi día a día...