Skip to content

De nuevo en casita

Ya estamos de vuelta en Dublín, a tiempo para terminar el año donde lo empezamos... o bueno, un poco más al oeste, pero casi casi.

Irene, como siempre, está preciosa, pero además espabiladísima. Es increíble todo lo que ha aprendido en estas dos semanas que hemos estado fuera: se lo ha pasado bomba aprendiendo a dar besitos, a guiñar los ojos (sí, de momento los guiña los dos a la vez, pero bueno, paso a paso) y ampliando vocabulario: ahora además de "agua" y "papá", ahora también dice "uno" (los añitos que tiene), "tapa" (la tapa del biberón de agua) y algo muy muy parecido a "abuela"... y hasta a veces, cuando está muy muy desesperada por conseguir algo, suelta un "mamamamama" que le sale del alma :-D

Y además de parlotear un montón y dar besitos y abrazos, le encanta ir por libre y explorar todo lo que hay para ver a su alrededor; gateando ya coge mucha velocidad, y se pasa cada vez ratos más largos de pie o dando pasitos alrededor de la mesita o el sofá (aunque todavía no tiene claro lo de pasarse del uno al otro, la pobre ya se ha llevado algún chichón intentándolo...) Cuando llegamos a España ya daba algunos pasitos de la mano pero necesitaba mucha ayuda, y además hacía muy poquito que habíamos empezado a ponerle zapatos y a la pobre le costaba acostumbrarse; pero en estos días se ha movido un montón y ya tiene mucha más seguridad, cualquier día se suelta a andar, ¡qué ganas tenemos!

En fin, que han sido unos días muy intensos, como siempre que vamos a España, y nos ha hecho mucha ilusión ver a Irene disfrutar tanto con sus abuelos, primos, tíos... y por supuesto la bisabuela, que es quien más disfruta de todos :-) Y también como siempre el tiempo se nos ha quedado corto, a algunos amigos les hemos visto un ratito y a otros ni siquiera hemos podido verles esta vez, pero en fin, ya se sabe que estas cosas son así...

Ahora ya estamos de nuevo en casita y hay que prepararlo todo para recibir al 2008... por cierto, el otro día me fijé en que la agenda que me han dado en el trabajo tiene una página al principio dedicada a las New Year´s Resolutions, ya sabéis, las típicas cosas que con toda la buena intención nos proponemos cambiar a partir del uno de enero... ¿tenéis ya decididas las vuestras?

¡¡¡Felices fiestas!!!

Bueeeno, pues este año tampoco ha tocado la lotería pero no pasa nada, lo importante es la salud :-D

Después de una semanita en Cáceres disfrutando de la family por parte de madre, Irene y yo nos hemos venido a León, a reunirnos con Fredi (que llega esta noche) para pasar Nochebuena y Navidad con la family por parte de padre. Estaremos por aquí hasta el día 30, que tenemos que volver a Dublín por motivos de trabajo, y como no sé si me dará tiempo a escribir mucho, poco o nada en estos días, por si acaso aquí va mi felicitación para todas las fiestas:

¡¡¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2008!!!


Y que los Reyes Magos os traigan alguna que otra sorpresilla ;-)

¡¡¡Cumpleañito feliz!!!

Irene cumple hoy un añito, ¡felicidades! :-)

Lo estamos celebrando en Cáceres, en casa de sus primos Ana, Blanca y Javier, que le han preparado una superfiesta de cumpleaños, ¡con tarta de chocolate y galletas! Se lo está pasando fenomenal, la tía, ya se da cuenta perfectamente de que es la reina de la fiesta...

Este año las vacaciones de Navidad ha tocado cogerlas prontito, por un lado para conocer al primito Pablo, que mañana cumple una semanita, y también para celebrar el cumple de Irene con la family. La pena es que papá se tiene que volver mañana para Dublín, a trabajar... pero el fin de semana que viene ya le volvemos a ver, esta vez en León, donde pasaremos Nochebuena y Navidad con la bisabuela :-)

Madre mía, hace exactamente un año Irene era una bolita chiquitíiita chiquitíiita... y ahora ya casi ni me parece un bebé, ya es casi una toddler, gateando por toda la casa y poniéndose de pie ella sola. Ay, cómo pasa el tiempo...

¡Bienvenido, primito Pablo!

Bueno, pues Irene ya no es la benjamina de la familia por parte de madre: ¡esta mañana ha nacido su primito Pablo, el hermanito de su primita Isabel!

Bienvenido, Pablo, sólo quedan cinco días para que podamos ir a darte un achuchón en persona... y tres hurras por su mami que es toda una campeona :-)

Dos añitos trabajando en Irlanda

Hoy hace exactamente dos años de mi primer día de trabajo en Irlanda.

Es curioso, el primer "aniversario" se me pasó completamente, se ve que estaba distraída con otros temas :-D

Muchas cosas han pasado en estos dos años, pero tengo la suerte de poder ir yendo a trabajar con ilusión todos los días (aunque con más o menos pereza, claro, pero ¿y quién no?), y seguir aprendiendo cosas nuevas continuamente. Creo que ya lo he dicho cuchucientas veces en este blog pero lo vuelvo a repetir: ¡de este trabajo no me sacan ni con agua caliente!

Dos y dos son cuatro

Cuatro dientes nuevos tiene Irene, dos arriba y dos abajo :-)

Le están saliendo los cuatro más o menos a la vez: los de abajo van un poquito más adelantados, ya han terminado de romper, y los de arriba están empezando a romper ahora. En total, entre éstos y los que ya tenía, ¡ocho dientes! Hay que ver, el doble que hace un mes...

Pero últimamente no sólo se ha duplicado el número de dientes en su boca, también se ha duplicado el número de palabras en su vocabulario: ahora además de agua dice papá (bueno, más bien pápa, con el acento en el primer pa), y si antes parloteaba mucho, ahora muchísimo más. Yo de vez en cuando intento que también diga mamá, y en el momento si le apetece sí que lo repite, pero así espontáneamente no le sale, debe de ser que hasta ahora nunca le ha hecho falta llamarme :-D

No le hace falta llamarme porque directamente lo que hace es seguirme a todas partes... de momento gateando, aunque ya se pone de pie estupendamente si hay algo que le interesa ver o coger un poco más arriba. Y hoy por primera vez se ha pasado de agarrar la mesita a agarrar el sofá un poquito más allá, pero luego no lo ha vuelto a repetir, y por lo que vemos así en general todavía no parece que tenga muchas prisas por andar...

Madre mía, y en dos semanas cumpliendo años ya, mi niña, ¡qué mayor!