Skip to content

El sobre



Hoy durante una reunión me he acordado de una idea curiosa que me contaron hace tiempo... (aviso: hay que echarle un poco de imaginación para poder visualizarlo)

Según una antigua compañera de trabajo mía, la carrera profesional de un informático (en este caso un desarrollador de software, pero lo mismo es aplicable a otras áreas y también a otras profesiones) se puede representar gráficamente como algo parecido a la parte de atrás de un sobre, donde está la solapa, contando los años desde abajo hacia arriba. La superficie entera del sobre representa las horas de trabajo, que se reparten de distinta manera a medida que van pasando los años:

- Al principio te pasas todo el día programando, o "picando código", como nos gusta decir a nosotros (la parte de abajo del sobre)
- Pasa el tiempo y sigues programando casi todo el rato, pero ya de vez en cuando te invitan a alguna que otra reunión (el extremo inferior de la solapa)
- Sigue pasando el tiempo y cada vez dedicas menos horas a programar y más a asistir a reuniones, (la solapa se va haciendo más ancha), hasta que...
- Llega un momento en que ya no picas nada de nada de código y sólo te dedicas a ir a reuniones de alto nivel (la parte de arriba del todo de la solapa)

¿Se entiende? Mi idea era hacer un dibujito para explicarlo mejor pero he acabado dándome por vencida después de un buen rato intentántolo con el MacBook Pro (el programita para dibujar es demasiado "pro", ya sé que suena a sacrilegio pero ¡echo de menos el Paintbrush!); el sobre que os he puesto despista un poco, imagináoslo mejor sin las dos rayas de la parte de abajo.

No digo que para todos los programadores la trayectoria tenga que ser así, pero en general me parece una representación gráfica bastante buena, y hoy que he asistido por primera vez a una reunión un poquito más de alto nivel (sobre un proyecto a largo plazo que se irá desarrollando en fases) me he acordado del sobrecito. Por cierto, no sé de dónde sacó esta chica la idea, igual alguien ha desarrollado toda una teoría sobre ello... he intentado buscar en Google pero por "+envelope +time +meetings" no me viene nada :-D

So, you survived the Christmas period?

Bueeeno, pues se acabó por este año, hoy ya hemos recogido los adornitos de Navidad... en la oficina, claro, que aquí en casa no habíamos puesto nada porque no íbamos a estar durante las fiestas.

La frase del título también la he sacado de la oficina, llevo tres días oyéndosela al compañero de un cubículo cercano cada vez que se encuentra con alguien: bueno, ¿qué tal, has sobrevivido a las Navidades?

Me ha parecido una frase muy buena, y sobre todo muy representativa de cómo nos sentimos casi todos por estas fechas. Porque sí, en teoría está muy bien todo esto de la Navidad: coger unos días de vacaciones, reunirse con la familia, disfrutar de buena comida y bebida, intercambiar regalos... pero en la práctica, la verdad es que acaba siendo un poco estresante, tanto si eres el anfitrión y te toca recibir a todo el mundo y darles de comer, como si eres el que tiene que organizar viaje para volver a casa como los turrones El Almendro.

Si es que ya lo decía mi abuela: las visitas dos alegrías te dan, una cuando llegan y otra cuando se van... y por mucha ilusión que nos haga reencontrarnos con la familia y los amigos, y por muy bien que lo pasemos todos juntos, al cabo de unos días también nos alegramos de poder volver cada uno a nuestra rutina diaria. ¿O no?

Luego, otro tema delicado en Navidades es el de los regalos... personalmente creo que la costumbre de regalar en Navidad se nos ha acabado yendo de las manos, y ahora resulta que todos los años nos gastamos una barbaridad de dinero (¡y de tiempo!) en regalar cosas que ni siquiera son necesarias. Por eso, para el año que viene me gustaría proponeros algo diferente (es una pena pero no me enteré a tiempo para este año). Se trata de regalar a todos nuestros amigos y conocidos este certificado de exención de regalo que nos proporcionan los chicos de jóvenesverdes.org, donde por cierto hay un montón de ideas y consejos para unas Navidades alternativas:



Anda, ahora que lo miro más despacio, el certificado no sólo sirve para Navidad, así que podéis utilizarlo para todas las ocasiones que queráis :-D