Skip to content

Otras poquitas vacaciones

Pues aquí estamos, haciendo maletas otra vez...

Nos vamos un par de semanitas a España a ver a la familia, estaremos primero unos días en Madrid y luego en León, y seguramente hagamos también una escapada a Picos de Europa para que Irene pueda pasar el rato con su bisabuela :-)

¡Nos vemos en agosto!

Posts que siempre quise escribir... La lactancia materna

Éste es otro de los temas sobre los que llevo mucho tiempo queriendo escribir y no encontrando el momento.

Una de las primeras decisiones a las que se enfrenta una futura madre es la de dar o no dar el pecho a su bebé... Cuando iba a nacer Irene yo había decidido intentarlo (al igual que la inmensa mayoría de las madres, al menos las que yo conozco), y me hacía muchísima ilusión, pero no confiaba del todo en que fuera a salir bien, supongo que porque conocía de muchos casos cercanos en los que se había tenido que recurrir al biberón más o menos pronto.

Continue reading "Posts que siempre quise escribir... La lactancia materna"

Riverdance (gracias Inés)

Iba a escribir un post contando que el sábado fui con unos amigos a ver Riverdance al Gaiety Theatre, pero ¡Inés se me ha adelantado y ha clavado justo lo que pensaba yo decir! Sólo tenéis que sustituir la palabra Jovellanos por Gran Teatro (que de grande no tiene nada, por cierto) y voilá :-)

Sólo un par de comentarios más: el espectáculo está muy chulo, yo pensaba que se me iba a hacer monótono pero no fue así ni mucho menos, y además me trajo muy buenos recuerdos de hace tiempo, allá por los años de universidad, cuando escuché por primera vez la famosa melodía de Riverdance en el programa Diálogos 3 de Ramón Trecet (pero qué bueno era ese programa... y según la web programación de Radio 3, !todavía existe!)

Yeah!

Últimamente parece que Irene está empezando a soltarse a hablar... o más bien sigue "hablando" tanto como antes pero ahora su proporción de palabras inteligibles va aumentando :-D

Y de momento la mayoría de esas palabras nuevas son en español, o eso creemos, porque no sabemos si en la guarde utiliza esas misma palabras u otras en inglés. En teoría los niños desde el principio distinguen si les están hablando un idioma o en otro, y al final aprenden a dirigirse a cada uno en su idioma, pero por el camino, según estamos comprobando con Irene y Jimena, las palabras se mezclan un poco (lógicamente).

El caso es que Irene y Jimena se han pasado casi todo el fin de semana juntas, mientras los mayores ayudábamos un poco con una mudanza, y ha sido muy curioso ver cómo se desenvuelven y cómo hablan las dos; Jimena es unos meses mayor que Irene y ya habla un montón, en su Spanglish particular, y no sé si será casualidad o es que lo ha aprendido en estos dos días, pero ahora Irene ya dice que sí cuando le haces una pregunta, cosa que no le habíamos visto hacer antes (antes afirmaba con la cabeza nada más). Y lo más curioso de todo es que no dice precisamente , lo que dice es: yeah! :-D

WiiFiteando

Perdonad que estos días esté actualizando menos a menudo (¿menos aún?) el blog: últimamente me he sumado a la fiebre de Wii Fit y no dejo pasar una tarde-noche sin dedicar un ratillo a WiiFitear :-D

La idea es picarnos Fredi y yo para hacer algo de ejercicio todos los días, y de paso reírnos un rato. A mí en principio no me llamaba mucho la atención y por eso no lo había probado hasta ahora, pero la verdad es que una vez que empiezas es muy entretenido. Entre los ejercicios hay un poco de todo: los de yoga y tonificación son los más "serios" (sobre todo los de tonificación que son matadores algunos, al menos para gente tan en baja forma como nosotros), mientras que los de equilibrio y aeróbic son más tipo jueguitos (y qué mala que soy en algunos, madre mía :-D)

Pero a fuerza de practicar vamos consiguiendo progresos, y a medida que practicamos más, más jueguitos se van desbloqueando, y más complicados van siendo los ejercicios... Está claro que no es como ir al gimnasio pero a mí me está gustando mucho, desde luego es mejor opción que repanchingarse a ver la tele, y estoy segura de que la Wii Fit está consiguiendo levantar del sofá a mucha gente como nosotros.

Mini-vacaciones II: recorrido por la costa

El viernes amanecimos en Belfast, desayunamos y nos montamos de nuevo en el coche, esta vez para coger la carretera de la costa y hacer un recorrido por los lugares más típicos de Northern Ireland (sorry por poner referencias en inglés, pero como siempre, hay mucha más información, debe de haber irlandeses a montones escribiendo para la Wikipedia...)

La primera parada fue en Carrigfergus, donde vimos el castillo, que está super bien ambientado, con sus cañones apuntando al mar (me parecieron muy curiosos los raíles que tenían para orientarlos)



También quisimos ir a ver los Gasworks, unos antiguos hornos de carbón que se utilizaron para el suministro de gas hasta los años sesenta, y que por la foto que vimos parecían chulísimos... pero sólo llegamos hasta la puerta, porque el maravilloso horario de apertura del museo era algo así como de dos a cinco de la tarde, ¿a quién se le ocurre?

Total, que dimos Carrickfergus por visto y nos fuimos hacia un sitio al que yo le tenía muchísimas ganas desde hace años: Carrick-a-Rede rope bridge: un puente de cuerda situado a unos 25 metros de altura que da acceso a la islita de Carrick, ¡precioso!



Estaba nublado y a ratos llovía, pero nos encantó de todas formas.






Y de allí fuimos también a la Calzada del Gigante (Giant´s Causeway), pero fue una pena porque como estaba el día lluvioso, no pudimos caminar mucho por allí porque estaba todo muy resbaladizo... en fin, ya repetiremos la visita en otra ocasión, que bien lo merece.



Mini-vacaciones I: de paseo por Belfast

Como de costumbre, tuvo que venir alguien de visita para sacarnos de casa y hacernos turistear un poco por Irlanda... esta vez fueron nuestros amigos Pilar e Isidro los que nos dieron la alegría de venir desde Cáceres la semana pasada, y el destino elegido fue Irlanda del Norte, que ya desde hacía tiempo queríamos conocer pero nunca encontrábamos el hueco.

Planeamos un viaje de cuatro días, haciendo noche en tres lugares distinto y con bastantes sitios apuntados para ver cada día, pero sabiendo que igual no podíamos llegar a verlos todos, más que nada porque no sabíamos cómo se iba a tomar Irene el viaje, si se iba a cansar mucho, etc. El caso es que Irene aguantó fenomenal el ritmo, y aunque al final se nos quedaron un par de cosillas en el tintero (bien por falta de tiempo o por falta de coordinación con los incomprensibles horarios de apertura irlandeses), en general el viaje estuvo fenomenal, vimos la mar de cosas chulas... sólo que alguna de ellas bajo la lluvia :-D

Pero empecemos por el principio: el jueves por la mañana lo preparamos todo y salimos de casa camino de Belfast, la capital de Irlanda del Norte y nuestra primera parada. Habíamos reservado alojamiento en un lugar muy céntrico con la idea de dar un paseo andando por la ciudad, y eso fue lo que hicimos, aquí hay unas cuantas de las cosas que vimos:

El ayuntamiento (Belfast City Hall)



La universidad de Queens (Queen´s University)



Un monumento que nos pareció chulo (según la Wikipedia, se llama Albert Memorial Clock)



También vimos el jardín botánico (Botanic Gardens), un par de catedrales y un montón de iglesias, tanto católicas como protestantes, prácticamente una cada tres pasos. Nos hubiera gustado ver también el museo del del Titanic y alguna otra cosa más, pero yendo con Irene preferíamos pasear por la calle que era más entretenido para ella, a los museos ya volveremos en otra ocasión.

Y además, ¡había que llegar al hotel a tiempo para ver el partido! Nada menos que la semifinal de la Eurocopa, España-Rusia. Yo del partido no puedo comentar mucho porque no soy muy futbolera, pero como buena españolita me llevé un alegrón cuando me enteré de que había ganado nuestra selección, ¡quién lo iba a decir! :-D

¿Verano? ¿Dónde?

Esta mañana, como comentaba Rafa, ha amanecido típico irlandés: a Irene y a mí nos ha tocado correr hasta el coche para no mojarnos mucho, y lo mismo al llegar a la guardería. Pero no le he dado mayor importancia porque esto es Irlanda, y en Irlanda el verano nunca se sabe cuándo va a llegar ni cuándo se va a ir.

Es curioso porque luego miro el calendario y casi me parece mentira, ¡pero si es que estamos en julio! Este verano no tiene nada que ver con todos los que yo he conocido en mi vida... porque haciendo cuentas, es mi tercer año en Irlanda pero los veranos han sido veraniegos (uno porque fue excepcionalmente bueno y otro porque me lo pasé en España con Irene, básicamente). Pero más curioso todavía es que no echo mucho de menos el calor, ni la piscinita (aunque me da pena que Irene no la pueda disfrutar, se lo pasaría bomba chapoteando con sus primos), y sobre todo no tengo esa sensación de ser casi la única pringada trabajando mientras todos los demás están planeando vacaciones, o disfrutándolas, o contando qué tal les fue. Aquí no parece que el mundo se paralice tanto en verano como España, lo cual se agradece.

Nosotros de momento ya hemos tenido nuestras mini-vacaciones (ya escribiré los posts turísticos correspondientes) y nos lo hemos pasado bomba a pesar de lo que nos ha llovido, que no ha sido poco. Supongo que al final todo se basa en aquello del "al mal tiempo buena cara", y ya que no se puede hacer nada por que el tiempo mejore, habrá que inventarse formas nuevas de disfrutar del verano :-D