Skip to content

Spring forward, fall back

Esto es una ayudita para todos los que, como yo, se hacen un lío las dos veces al año que toca cambiar la hora, y no saben si hay que adelantar los relojes o atrasarlos.

Esta mañana estaba yo toda convencida de este sábado por la noche íbamos a dormir una hora más, hasta que mi compañero de trabajo me ha dicho que no, que íbamos a dormir una hora menos... un buen rato le ha costado convencerme al pobre, pero al final me he acabado dando cuenta de que tenía razón. ¡Qué rabia! Ahora me siento como si me fueran a quitar dos horas, la que de verdad me van a quitar y la que yo pensaba que me iban a dar de más :-(

Total, que este compañero me ha contado el truco que él utiliza para acordarse de cuándo toca cada cosa, que por lo visto es una frase hecha que viene de Estados Unidos: spring forward, fall back, o sea, en primavera hacia adelante y en otoño hacia atrás.

Y la verdad es que es bastante fácil de recordar, si lo pensamos un poco: spring además de primavera puede significar saltar, y normalmente los saltos se dan hacia adelante; y luego fall además de otoño puede significar caer, y uno se puede caer para muchos sitios pero yo creo que lo más normal es caerse para atrás, ¿no?

Así que ya lo sabéis: la próxima vez que salga la conversación (y saldrá pronto, porque este sábado toca cambiar la hora), no tenéis más que recordar la frasecita y lo tendréis claro. Por cierto, para los que tenemos niños, el tema se reduce o bien a tener que aguantarlos por ahí saltando desde una hora antes el domingo, o bien a pasarlas canutas intentando despertarles una hora antes el lunes...

Ali-semana 35: birth plan

Cinco semanas para el "paso a producción" y contando... (perdón por la broma informática pero es que hoy me han preguntado otra vez cuál es mi "go-live date" :-))

Ni que decir tiene que Alicia y yo seguimos muy bien. El fin de semana estuvimos en el seminario de Trust in birth (que podríamos traducir como confianza en el parto, aunque no me gusta mucho cómo queda) que dan en el estudio de yoga al que suelo ir, The Elbowroom. Para mí fue más bien una sesión de recordatorio, porque ya había hecho el mismo seminario cuando iba a nacer Irene, pero como entonces me fue tan bien ahora quería repetir, y la verdad es que me hacía falta para centrarme un poco y recordar todo lo relacionado con el parto.

Así que ya estoy entrando en modo "últimas semanas": ya tengo mi birthing ball infladita (¡gracias Fredi!), y me he tomado hoy mi primer raspberry leaf tea (infusión de hojas de frambuesa), que dicen que viene muy bien hacia el final del embarazo para ir "poniendo en forma" el útero :-)

ACTUALIZACIÓN: resulta que ayer al final ¡no dije nada del birth plan! Me parece que voy a escribir otro post aparte para esto...

Noticias fresquitas sobre Alicia

Esta mañana tocaba chequeo en Rotunda: Alicia sigue muy bien, ya está colocadita en posición (cabeza abajo), y sigue muy activa y creciendo mucho… ahora mismo pesa cerca de dos kilos y medio (la verdad es que no sé cómo lo hacen para calcularlo), y la estimación es que para cuando nazca pesará alrededor de tres kilos y medio, que es más o menos la media aquí en Irlanda, y un poquito más grande (medio kilo) de lo que fue su hermana Irene al nacer. Como dice su tito Javi, una buena moza, ¡con razón me está saliendo tanta barriga! :-D

Esta vez no han podido darnos “foto” porque la maquinita con la que han hecho la eco no tenía impresora, pero Fredi y yo hemos visto muy bien a Alicia… claro que nos han tenido que explicar lo que estábamos viendo, como siempre :-)

Bueno, pues hasta aquí el boletín informativo, buen fin de semana a todos y a disfrutar de esta primavera-verano que estamos teniendo: primavera en Irlanda (increíble siendo la semana de San Patricio, que normalmente hace un frío que pela), y por lo que oigo, casi verano en España… ¡pasadlo bien!

Ali-semana 34: echando barriga

Seguimos la cuenta atrás, ya sólo quedan seis semanas...

Esta semana no hay muchas novedades, salvo que Alicia sigue creciendo y mi barriga también, en proporción... Poco a poco voy teniendo que retirar pantalones de mi vestuario porque ya no me caben, se acerca el día en que tendré que empezar a llevar sólo petos vaqueros :-D

Pasado mañana nos toca visita al Rotunda, ya subiermos la "foto" y os mantendremos informados.

Ali-semana 33: recordando

Parece que todavía está lejos, pero poco a poco se va acercando la hora de verle la carita a Alicia, tenemos que empezar a prepararlo todo para cuando ella llegue... y no puedo evitar acordarme de cuando estábamos preparándolo todo para la llegada de Irene.

Esta vez tenemos ya parte del trabajo hecho, porque muchas de las cosas que hacen falta (cuna, cambiador, etc.) Alicia las va a heredar de su hermana mayor, aunque también hay que comprar algunas cosillas, como una sillita nueva, que la otra acabó medio destrozada de tantro trote por las cintas de equipaje de los aeropuertos.

Pero sobre todo lo que necesitamos Fredi y yo es prepararnos física y mentalmente para los cambios que vienen, ¡al menos yo que soy la que voy a dar a luz! Volver a recordar todo lo relacionado con el parto, los primeros días, la lactancia, los cuidados... esos tiempos de caos que son tan agotadores y maravillosos a la vez :-)

Así que en eso estamos: el viernes pasado estuve en una clase "recordatorio" de preparación al parto en Rotunda, repasando toda la parte "teórica" del tema, y mañana me toca otra sesión con la parte "práctica", o sea: respiraciones, ejercicios, posturas, etc. Y también tengo pensado volver a asistir al seminario sobre active birth en The Elbowroom, el estudio de yoga al que voy los sábados por la mañana. Todo esto viene muy bien para volver a recordarlo todo, que parece que no pero se olvida, aunque yo confío en que mi cuerpo se despierte y recuerde cuando llegue el momento...

Geek jokes

Hablando de frikadas... la primera me la sabía, la segunda no:

There are 10 types of people in this world. Those who know binary and those who don't.
- Why did the programmer always confuse Christmas and Halloween?
- Because Oct 31 equals Dec 25.

Potty training: primera semana

Hace unos diez días la cuidadora de la guarde nos comentó que creía que Irene ya estaba preparada para empezar con el potty training, es decir, a aprender a usar el orinal (ésta es otra de las expresiones que me gusta más cómo queda en inglés, potty training, queda como más fino :-D)

Así que lo preparamos todo: compramos dos pottys (vivimos en un dúplex, así que uno arriba y otro abajo), unas cuantas camisetas interiores para sustituir a los bodys, y pañales de tipo braguita, o pull ups, como los llaman aquí. De momento la idea era ir empezando a enseñarle qué era el potty y para qué servía, y a ver qué tal iba la cosa, pero sin prisas, sin intención de quitarle el pañal ni nada todavía.

Y la verdad es que hemos empezado con muy buen pie: ya de entrada, como durante el fin de semana habíamos pasado mucho tiempo con su amiga Jimena, que ya es toda una señorita y no lleva pañal, pues Irene ya sabía de lo que iba el tema, y el domingo en cuanto le enseñamos el potty nuevo ya se quiso sentar en él (por supuesto no salió nada, pero ella tan feliz). Luego durante la semana en la guarde han estado también hablando del potty, y en casa se ha ido sentando todos los días un par de veces o tres, por la mañana antes de ir a la guarde y por la tarde al volver. La mayoría de los días no ha salido nada, salvo el jueves que... ¡oh, sorpresa! ¡La primera caca en el potty! Y el viernes, que ¡oh, otra sorpresa, el primer pis! ¡Bravo! :-)

Después de eso ya no ha habido más "regalitos" pero estamos muy contentos de cómo va por el momento... poco a poco y sin prisas lo iremos consiguiendo.

Ali-semana 32: siete meses

Seguimos con la cuenta atrás, ¡ya sólo quedan ocho semanas! Bueno, al menos en teoría, que luego ya se sabe, igual a Alicia le da por retrasarse... ¡o por adelantarse!

Esta mañana nos ha tocado ir al GP para una revisión: todo bien, como era de esperar, el corazoncito se oía latir estupendamente. Yo me sigo encontrando muy bien, aunque ya voy ganando peso más deprisa: me queda poco para llegar a los ochenta kilos (por si os parece mucho, en mi defensa diré que soy más o menos alta), y también voy empezando a sentirme un poco más torpona, sobre todo en cosas como subir y bajar del coche, ponerme los calcetines, etc. Pero como tengo la suerte de poder hacer las cosas con calma y sin estreses, tanto en casa como en el trabajo, pues me lo tomo con filosofía :-)

Otra cosa que estoy notando mucho últimamente es cómo se mueve Alicia, que se mueve un montón, y también las contracciones de Braxton-Hicks, más frecuentes y algo más fuertes de lo que yo las recuerdo de mi otro embarazo... Se ve que tanto Alicia como yo estamos entrenando y poniéndonos en forma para el gran día :-D