Skip to content

¿Varicela exprés?

Bueno, pues o la varicela de Alicia ha sido muuuy muuuy leve... o lo que ha tenido no ha sido varicela.

El caso es que los granitos que le salieron nunca llegaron a evolucionar a ampollitas, y a partir del segundo día de antibiótico ella ya estaba tan contenta como siempre, lo único era que seguía sin comer casi nada porque le dolía la boca. Así que el jueves, en vista de que los pocos granitos que tenía ya estaban desapareciendo, y que ya comía mucho mejor, la volvimos a llevar al GP, que dijo que sí que había sido varicela pero muy leve, que ya estaba bien y que el lunes podría ir a la guarde normalmente.

Y si Alicia ya está bien, eso significa que ¡podemos irnos a España! Al final va a ser un viaje más corto de lo que teníamos pensado, nos vamos mañana lunes y volvemos el domingo, pero al menos podremos ir :-D

Más verano... y más varicela

Curioso, hace más o menos dos años estaba escribiendo un post muy muy parecido...

Como ya comentaba el otro día, estos días en Irlanda está siendo verano. El peor día de calor fue el domingo; ayer lunes ya refrescó un pelín pero aún sigue haciendo bastante bueno, e Irene lo está disfrutando mucho en la guarde, con un montón de actividades al aire libre.

Pero Alicia la pobre no está teniendo oportunidad de disfrutarlo demasiado... el domingo empezó a no encontrarse bien, se la notaba tontina y tenía algo de fiebre, y como ya sabíamos que había antecedentes cercanos de varicela, estábamos sobre aviso. El caso es que por más que mirábamos, no veíamos granitos, y a la mañana siguiente tampoco, así que como Alicia parecía estar más animada, la llevamos a la guarde. Pero nada, cuando la recogimos por la tarde tenía fiebre otra vez, así que nos fuimos directos al GP. El diagnóstico fue doble: varicela y placas en la garganta.

Así que en esas estamos, a loción de calamina, antibiótico y Calpol, aunque la verdad es que Alicia no parece estar muy mal, durante el día se distrae y juega como siempre (lo único es que está comiendo muy poquito, porque también le han salido pupitas dentro de la boca, y además la garganta seguro que no ayuda). Lógicamente, no puede volver a la guarde hasta que se le seque el último granito, lo que puede llegar a durar de una semana a diez días; esta mañana nos hemos turnado entre Fredi y yo para quedarnos en casa con ella, y a partir de mañana será Fredi el que se quede, que puede cogerse más días libres que yo.

Y para variar, nos vamos a perder un viaje a España gracias a la señora varicela, esta vez no para una boda sino para una primera comunión, la del primito Alberto. Supongo que es en parte casualidad, pero también me ha hecho pensar que este tipo de enfermedades deben de ser típicas de esta época del año, algo tendrá el calor que nos revoluciona a todos, incluidos los virus :-D

Pero en fin, qué le vamos a hacer, estas cosas son así. Como yo siempre digo, que esto sea lo peor que nos pase. Y sobre todo, espero que no le hayamos "pegado" la varicela a nadie, especialmente a los más pequeñajos de la framily, pero tampoco a los adultos que no la hayan pasado antes, que sufrirla de mayor dicen que es puñeterillo...

¡Es verano!

El pronóstico del tiempo para este fin de semana era de "mini ola de calor", lo que en Irlanda significa alcanzar los veinticinco grados de máxima... yo la verdad es que no me creía que fuera a ser para tanto, pero resulta que acertaron de pleno: ¡qué caloooorrr!

Supuestamente, a mí que soy extremeña, los veinticinco grados deberían parecerme más bien primavera, y eso fue lo que me pasó el primer verano que pasé en Irlanda (y que fue excepcionalmente bueno. el de 2006). Pero desde entonces yo creo que nos hemos ido irlandesizando, y ya somos como los guiris, que no aguantamos nada. No sé si realmente serán sólo veinticinco grados los que estamos llegando a tener, pero los estamos sufriendo como si fueran cuarenta en España (supongo que tampoco ayuda lo poco preparadas que están las casas para estas cosas, esa falta de persianas...)

Pero bueno, la verdad es que nos ha hecho ilusión el poder disfrutar de buen tiempo para variar, después de unas cuantas semanas de lluvia y frío típicos irlandeses. Ayer sábado, después de la clase de español de Irene en el Cervantes, nos quedamos dando una vuelta por el centro. y hoy hemos acabado haciendo una barbacoa medio improvisada. En teoría dicen que el buen tiempo va a durar al menos hasta el miércoles, y bienvenido sea, pero aunque hubieran sido sólo dos días, al menos ya podemos decir que hemos tenido verano :-D

Blogoterapia

Dicen por ahí que las redes sociales acabaron matando a los blogs. Supongo que hasta cierto punto es verdad, pero en mi caso no creo que se vaya a cumplir.

Está claro que en internet, como en todo, las modas tienen mucha importancia: hace unos años estuvo la moda de los blogs, y la moda de ahora son las redes sociales. Pero aunque personalmente me gusta de vez en cuando distraerme un rato con Facebook o Google Buzz (cuenta de Twitter no tengo, yo creo que me resultaría estresante), y me ha hecho ilusión reencontrarme con viejos amigos a través del networking, en el fondo la verdad es que los considero un poco gastatiempo.

El blog a mí personalmente me aporta mucho más, me da la oportunidad de expresar mis ideas y sentimientos. Síii, ya lo séee, en teoría en esos otros sitios se puede hacer más o menos lo mismo, pero no exactamente. Cada vez me doy más cuenta de que cuando escribo escribo para mí, y si otros me leen, estupendo, pero si no me lee nadie tampoco pasa nada. De hecho, muchos posts se me quedan a medias, los empiezo como borrador y no los llego a terminar, así que al final no se publican... pero ese proceso de escribir, de buscar lo que quiero decir (y muchas veces no saber realmente lo que quiero o siento hasta que no lo veo por escrito), me resulta muy enriquecedor. Y además, de regalo, estoy creando un álbum de recuerdos para toda la familia :-D

Quizá me gusta tanto escribir aquí porque es una de mis actividades más creativas, yo que no sé pintar, dibujo fatal, ni sé tocar ningún instrumento, en tiempos bailaba pero ya hace años que no y tampoco me dedico a cantar... a no ser que cuente como cantar el hacer mi propia versión de los éxitos de Glee mientras hago cosas por casa ;-)

El día que nació Alicia (un año después)

Mi niña pequeñita ya lo es un poco menos, mañana cumple su primer añito, ¡¡¡bieeennn!!!

Y creo que es una buena ocasión para recordar cómo fue el día de su nacimiento... hasta ahora no me había animado a escribir sobre este parto, que fue un poco más largo y complicado que el de Irene (supongo que con Irene nos tocó la suerte del principiante :-D), al principio quizá un poco por desilusión de que no hubiera salido tal y como pensábamos que sería. Y luego más adelante, para cuando terminé de convencerme de que eso en realidad era lo de menos y de que no tenía importancia porque al fin y al cabo todo había salido bien, ya andaba tan liada con las dos niñas en casa que nunca sacaba el tiempo para sentarme a escribir.

Así que allá va, tirando de recuerdos y de los emails que escribimos en aquellos días, aquí va el relato del día que nació Alicia:
Continue reading "El día que nació Alicia (un año después)"