Skip to content

¡Es verano!

El pronóstico del tiempo para este fin de semana era de "mini ola de calor", lo que en Irlanda significa alcanzar los veinticinco grados de máxima... yo la verdad es que no me creía que fuera a ser para tanto, pero resulta que acertaron de pleno: ¡qué caloooorrr!

Supuestamente, a mí que soy extremeña, los veinticinco grados deberían parecerme más bien primavera, y eso fue lo que me pasó el primer verano que pasé en Irlanda (y que fue excepcionalmente bueno. el de 2006). Pero desde entonces yo creo que nos hemos ido irlandesizando, y ya somos como los guiris, que no aguantamos nada. No sé si realmente serán sólo veinticinco grados los que estamos llegando a tener, pero los estamos sufriendo como si fueran cuarenta en España (supongo que tampoco ayuda lo poco preparadas que están las casas para estas cosas, esa falta de persianas...)

Pero bueno, la verdad es que nos ha hecho ilusión el poder disfrutar de buen tiempo para variar, después de unas cuantas semanas de lluvia y frío típicos irlandeses. Ayer sábado, después de la clase de español de Irene en el Cervantes, nos quedamos dando una vuelta por el centro. y hoy hemos acabado haciendo una barbacoa medio improvisada. En teoría dicen que el buen tiempo va a durar al menos hasta el miércoles, y bienvenido sea, pero aunque hubieran sido sólo dos días, al menos ya podemos decir que hemos tenido verano :-D