Skip to content

"Aisha"

Así es como se llama Alicia a sí misma: Aisha

Últimamente hemos estado practicando mucho lo de los nombres en casa, con juegos tipo "¿dónde está Papá? ¡Ahí está Papá!", señalando todos a Papá con el dedo, y luego repetimos con Mamá, con Irene y con Alicia. Y a Alicia le encantan esos juegos, supongo que como a todos los niños, y más ahora que ya va diciendo más palabritas; la última novedad ha sido Fafa, su modo particular de llamar a su tío postizo Rafa. Pero la palabra que más repite al cabo del día es Nene, para llamar a su hermana.

Las dos se siguen llevando fenomenal, juegan mucho juntas, e Irene cuida y defiende un montón a Alicia, aunque ya de vez en cuando se pelean por los juguetes y esas cosas que pasan entre hermanos... Alicia con sus dieciséis meses (que yo me empeñaba en que eran catorce, ya no sé ni contar) ya tiene mucha personalidad, me da que dentro de no mucho va a empezar con las rabietas típicas de los dos años, pero luego cuando está contenta es graciosísima, es muy cariñosa y le encanta ir por ahí dando abrazos. Irene le ha enseñado a posar para las fotos, sonríe y dice tiiiiii (su versión de cheese, que es lo que se dice aquí), lo cual es un gran avance, porque antes no había manera de conseguir que se estuviera quieta, las fotos salían casi todas movidas :-D

Y hablando de moverse... no sé si conté aquí cuando Alicia se soltó a andar, fue durante las vacaciones en Gales (el post de las vacaciones sigue pendiente, por cierto): en el ferry de ida iba agarradita de la mano a todas partes, y en el de vuelta ya venía ella sola y no quería que nadie le cogiera de la mano. Bueno, pues desde que se soltó a andar no hay quien la pare, la pobre se ha llevado ya unos buenos cuandos coscorrones y un par de heridas en la boca al clavarse los dientes al caer, aunque ya parece que va controlando mejor y midiendo el peligro, lo cual es importante... en cuanto a las comidas, ya come prácticamente de todo y se apaña bastante bien ella sola con la cuchara; lo de pinchar con el tenedor ya está un poco más difícil, pero eso a ella no le preocupa, a la mínima que nos descuidamos ya está cogiendo la comida con las manos, ¡aunque sean lentejas! Si es que esta niña es la reina del messy play :-D



Post mañanero

Una vez más, se me ha pasado una semana y pico sin escribir post, así que allá voy... El resumen es más o menos el de siempre: mucho trabajo en la oficina, un par de horas con las niñas al llegar a casa (están las dos preciosas y graciosísimas, por cierto), y luego lucha contra el caos desde que se van a dormir ellas hasta que nos vamos nosotros.

La lucha contra el caos va progresando poco a poco, aunque muy despacio, y tengo que reconocer que eso me desespera a veces. Ya tengo más o menos una rutina para por la mañana y otra para por la noche, y el estrés por la mañana se ha reducido bastante, sobre todo desde que dejo la ropa de las tres preparada desde la noche anterior; para cuando las niñas se levantan, yo ya estoy preparada y desayunada (casi siempre), y eso ayuda un montón a que consigamos salir pronto de casa.

Así que, en vista de que el sisema está funcionando tan bien de lunes a viernes, estoy intentando extenderlo también a los fines de semana, es decir, seguir levantándome a la misma hora de siempre (las seis), para estar ya duchada, vestida y desayunada para cuando las niñas se despierten. Ya lo estuve haciendo por un tiempo hace años, antes de que naciera Irene (solo que en aquella época era a las cinco y media), y la verdad es que era una gozada, una vez que el cuerpo se acostumbra, ya no necesitas despertador y no cuesta levantarse, y luego el día cunde una barbaridad.

Pero claro, para poder mantener ese ritmo primero hay que conseguir acostarse a una hora decente, para dormir lo suficiente... y eso es de lo que más me cuesta, me ha costado siempre. Veremos a ver qué tal sale el experimento :-D

Empieza el curso

Hoy empieza septiembre: para los niños (y los maestros ;-)), éste es el mes de la vuelta al cole, y para todos los demás, la ocasión de volver a la rutina diaria con energías renovadas: empezar un proyecto nuevo, apuntarse al gimnasio, estrenar coleccionables de Planeta Agostini...

Ya sé que para España es todavía un poco pronto, pero aquí en Irlanda los colegios de primaria han empezado el curso hoy, miércoles día uno, y eso los que no han empezado ya el lunes o el martes, ¡todavía en agosto! Pero en fin, ya se sabe que por estas tierras hace mucho menos calor, lo cual ayuda un montón, y a pesar de que esta primera semana de septiembre se esté cumpliendo la tradición de buen tiempo, ya en el aire se empieza a notar que se acerca el otoño.

Bueno, se acerca, o más bien para los irlandeses el otoño ya está aquí, ha empezado hoy, así que más vale que nos vayamos poniendo las pilas... ¡feliz vuelta al cole a todos!