Skip to content

Un lustro

La palabra lustro siempre me ha parecido muy curiosa; de pequeña no sé de dónde saqué la idea (yo diría que de los cómics de Mortadelo y Filemón) de que un lustro equivalía a una barbaridad de años... luego me enteré de que eran sólo cinco.

O tal vez es que cuando eres una niña pequeña, cinco años te parecen tanto como media vida, y luego a medida que te vas haciendo mayor los años pasan cada vez más deprisa.

El caso es que exactamente un lustro, o "sólo" cinco años, es el tiempo que ha pasado desde que llegamos Fredi y yo, cargados de maletas, a esta isla verde que llaman Irlanda. Y en cierto modo sí que se siente como media vida ;-)