Skip to content

Blanca Navidad

¡Esta noche es Nochebuena, y mañana Navidad! Guau, otro año ya, va a ser verdad que cuanto mayor te haces más rápido se te pasa el tiempo...

Estos días me estoy acordando mucho de lo que recuerdo de las Navidades de cuando era pequeña, sobre todo porque este año nos toca quedarnos en Irlanda otra vez, y cuando veo los anuncios u oigo hablar a la gente de las tradiciones y recuerdos de Navidad, me doy cuenta de que son taaan distintas a las nuestras, que me sorprende, y tengo curiosidad por ver que pensarán las niñas de todo esto dentro de unos años.

Continue reading "Blanca Navidad"

Cuatro velitas

Ayer jueves Irene cumplió... cuatro años y una semana :-D

Vaaale, vaaale, tendría que haber escrito este post la semana pasada, sorry...

Irene cumplío cuatro añitos el jueves 16 de diciembre, y lo celebró nada más y nada menos que tres veces: el propio día de su cumple llevó unas chocolatinas a la guarde para sus compañeros, y luego por la tarde, después de hablar con la familia por Skype, comimos un poquito de tarta y abrió sus regalos... fue una celebración cortita porque tanto Alicia como su papi estaban un poco malitos (catarrazo, antibióticos... lo habitual en invierno)

Al día siguiente, el viernes, en la guarde celebraron una fiesta más a lo grande, para ella y algunos más que cumplían años por esas fechas, e Irene volvió a casa con una cupcake gigante (básicamente una magdalena) hecha por ella misma y sus compañeros, ¡mmmhhh!

Y ya por fin, el domingo tuvimos la celebración oficial con globos, velitas en la tarta y demás, ¡bieeeeeeeennn! Vinieron varios amiguitos de Irene con sus papás y mamás: Alan, Laia, Dana y Erin, Anais y Aitor; faltaron sus amiguitos del la guarde, Álex y Georgia, a ver si el año que viene pueden venir.

La verdad es que los enanos se lo pasaron de miedo ese día, y los papás y mamás también. Y a todo esto, Irene ya es toda una señorita de cuatro añazos, ¡felicidades mi niña!

Otra semana rara

Esta semana ha sido también un poco rara, igual que la pasada... mucho trabajar desde casa (dejó de nevar pero el hielo acumulado fue peor), un poco de estrés con un proyecto del trabajo que ya parece más encaminado, menos mal, y a todo esto ¡las Navidades ya están a la vuelta de la esquina!

Como siempre, tengo mucho y poco que decir a la vez, lo dejaré en que ha estado bien como experiencia lo de trabajar desde casa unos días, aunque luego me ha encantado reencontrarme cara a cara con mis compañeros... y esta noche por cierto nos vamos de juerga, tenemos la fiesta de Navidad del departamento :-D

Por lo demás todo bien, las niñas ensayando sus respectivas obras de Navidad en la guarde; el sábado pasado tuvimos la fiesta para niños de mi empresa y se lo pasaron pipa, en gran parte porque también estaba su amiguita Laia... bueno, también estaba Santa que les dio unos regalitos, y había castillo flotante, y un montón de cosas más, la verdad es que estuvo muy bien.

Aprovecharemos ahora que el frío y la nieve nos han dado un respiro (aunque dicen que van a volver, snif) para ir organizando cosillas de Navidad; este año nos toca quedarnos en Irlanda, de nuevo serán unas fiestas "framiliares"... seguiremos informando.

Nieve, nieve y más nieve

Parece que este año el invierno ha llegado con fuerza... ¡y con adelanto! Hoy ya estamos en diciembre, pero las nevadas empezaron en la madrugada del sábado, todavía en noviembre, yo nunca había visto nevar tan pronto.

Y nada, como era de esperar, se nos ha colapsado el país: el sábado todavía la cosa estaba más o menos bien, fuimos al centro como de costumbre a llevar a Irene al Cervantes, aunque nos cuidamos muy mucho de volver a casa antes de que se hiciera de noche y empezara a helar otra vez. El domingo lo pasamos básicamente en casita, con algún que otro paseo para salir a ver la nieve, y para cuando llegó el lunes ya la cantidad de hielo y nieve era considerable.

Y todo esto de la nieve está muy bien y es muy bonito (a mí siempre me ha encantado, será por la falta de costumbre) hasta que tienes que coger el coche, en un país que no está nada preparado para estas cosas (por mucho que este año estén mejor preparados que el pasado). El lunes me esperé a que saliera el sol y las carreteras estuvieran ya bien trilladas, y a eso de las nueve y media me fui para el trabajo, pero el pronóstico para la tarde era bastante malo y todos nos volvimos pronto para casa. En vista del panorama, tanto ayer como hoy me he quedado trabajando desde casa, aprovechando que ahora tengo portátil, y lo mismo han hecho casi todos mis compañeros, hasta hemos hecho concurso de fotos a ver en qué barrio había caído más nieve :-D

Por cierto, nuestro barrio tengo que decir que no es de los peores, hay bastante nieve pero no es exagerado como en otras zonas; el pobre Fredi sí que está yendo a la oficina estos días y hoy a punto estuvo de volverse en el tren porque no veía nada claro el poder venir en su propio coche... por suerte luego no ha habido problemas.

En fin, nos prepararemos para seguir así el resto de la semana, que dicen que la ola de frío va para largo... al menos las niñas pueden seguir yendo a la guarde, que está literalmente a un minuto andando, y disfrutar de la nieve por el camino :-D