Skip to content

Reconectando

Diez días sin escribir post, y eso que este año iba a escribir más a menudo :-(

Pero el caso es que yo, como mucha otra gente en estos tiempos, trabajo precisamente delante de un ordenador, y cuando por fin lo apago después de pasarme todo el día tecleando, llego a casa y lo último que me apetece es volverme a conectar.

Así que ahora poco a poco voy intentando vencer esa resistencia, reconectarme un ratito al final del día para mis asuntos personales. Lo malo es que me da una pereza terrible, en parte porque sé que me resulta muy fácil luego liarme y acabar quedándome con el portátil hasta las mil... como solución intermedia a veces abro el correo desde el móvil, lo cual está genial para leer emails pero no para contestarlos, ¡que da más pereza todavía!

Pero bueno, poco a poco vamos saliendo adelante con el correo, y un poquito también con el calendario y los contactos. Eso sí, de Facebook ya ni hablamos...

Crónica de unas Navidades caseras

Ya todo ha vuelto a la normalidad y las Navidades parecen estar muy lejos, pero no quiero que me pase como con las vacaciones de verano (ese maravilloso viaje a Gales que todavía no os he contado), así que voy a hacer al menos un rápido resumen en este post.

Este año las Navidades han sido muy muy caseras... Caseras pero en Dublín, que es a lo que de un tiempo a esta parte llamamos "casa". Tuvimos mucha suerte de no tener que viajar esta vez, dado el caos que reinaba en el aeropuerto de Dublín (y en muchos otros aeropuertos europeos) los días previos a Nochebuena, por culpa de la nieve y el frío. Por suerte nuestros amigos, los Jimenas, pudieron llegar a visitarnos sin contratiempos, y un par de días después de Navidad la nieve desapareció como por arte de magia.

Llegaron el mismo día de Nochebuena, y tanto esa noche como el día de Navidad (Santa incluido) los pasamos "en framilia" con los Jimenas; Jimena concretamente había llegado un poco pachuchilla a Dublín, con algo de fiebre y catarro, y ya se sabe cómo son estas cosas... por turnos lo fueron pillando las cuatro niñas de la casa, así que se lo pasaban bien pero no salíamos mucho (o casi nada), porque siempre había al menos una que no estaba al cien por cien. Aun así, pudimos llevar a Jimena e Irene junto con su amiguita Laia a ver el espectáculo de Disney sobre hielo, que las tres disfrutaron muchísimo (y nosotros también, o al menos yo :-D)

Luego ya para Nochevieja y Año Nuevo nos juntamos unos cuantos más en casa, incluidos Alan y sus papis que se quedaron a dormir. La Nochevieja estuvo graciosa: como de costumbre nos tomamos las uvas con las campanadas de la Puerta del Sol, a pesar de que aquí para entonces aún eran las once, y dimos así la primera bienvenida al 2011; luego hacia la medianoche, en vista de que la televisión irlandesa no tenía pinta de hacer programa especial ni nada parecido, cambiamos a la BBC para ver los fuegos artificiales de Londres (chulísimos), y darle la segunda bienvenida al año. Y por último volvimos a Televisión Española y su programa de recortes de actuaciones antiguas, nos echamos unas risas reconociendo gente y viendo las pintas que tenían en los 60, los 70, los 80...

El día de Año Nuevo, por si no había sido suficiente comilona la noche anterior, repetimos (¡había que vaciar la nevera!), e Irene, Jimena y "los tres Als" (Alicia, Aldara y Alan) pudieron jugar también con Dana, que vino a comer con sus papis y su hermanita Erin. Y al día siguiente, ¡más charla con los amigos y más de comer! Pero bueno, al fin y al cabo, es lo que se suele hacer en estas fechas tan señaladas...

Por suerte el lunes día 3 era fiesta aquí en Irlanda, con lo que tuvimos algo de margen antes de volver a la vida normal (ya sabéis que aquí lo de los Reyes Magos no se estila ;-))

Y con esto y un bizcocho...

... se acabó la temporada de Navidad 2010-2011, espero que el roscón estuviera bueno y que los Reyes Magos se portaran bien este año ;-)

Irlanda ya sabéis que no les pilla de camino a sus majestades, así que por aquí no han pasado. Pero aun así, el día de hoy se considera también el último de la temporada navideña, cuando se empiezan a quitar todos los adornos y terminan las vacaciones de los niños. Aquí a tal día como hoy se le llama little Christmas, o también women´s Christmas, aquí os dejo un extracto de la explicación que da la wikipedia:

Women's Christmas

Little Christmas is also called Women's Christmas (Irish: Nollaig na mBan), and sometimes Women's Little Christmas. The tradition, still very strong in Cork and Kerry is so called because of the Irish men taking on all the household duties for the day. Most women hold parties or go out to celebrate the day with their friends, sisters, mothers, and aunts. Bars and restaurants serve mostly women and girls on this night. Children often buy presents for their mothers and grandmothers.
The tradition is not well documented, but one article from The Irish Times (January 1998), entitled On the woman's day of Christmas, describes both some sources of information and the spirit of this occasion.

No está mal, ¿verdad? Un día de descanso para nosotras para variar, el año que viene habrá que pensarlo con tiempo y celebrarlo :-D

Año nuevo, vida nueva

Igual es un poco tarde, que ya estamos a día cuatro, pero ¡¡¡FELIZ AÑO 2011!!!

Aún estamos en esos maravillosos primeros días del año en los que todo es posible, nos proponemos cambios y los empezamos con gran energía... normalmente para luego quemarnos y acabar abandonando a los pocos días o semanas.

¿Y qué me hace pensar que este año va a ser diferente? Pues que creo que por fin estoy aprendiendo la lección más importante, la de que hay que cuidarse uno (y quererse) antes de poder cuidar a los demás... sé que suena egoísta pero es la única manera de poder mantener un buen ritmo en esta maratón que es la vida ;-)

¿Mis propósitos de año nuevo? Son los típicos, para qué nos vamos a engañar: pasar más tiempo con la familia (y haciendo cosas más interesantes), escribir más a menudo en el blog, comer mejor, descansar más y hacer más ejercicio, cuidar las cosas verdaderamente importantes y deshacerme del caos de una vez por todas... sí, ya lo sé, la lista es larga y llevará tiempo, pero paso a paso, sin prisa, que para eso tengo todo un año :-D