Skip to content

Y San Patricio... a la española

Este año San Patricio ha caído en jueves, y aunque no hemos hecho puente (al menos yo), más o menos nos ha cundido; es como si esta semana hubiera tenido dos viernes y dos domingos :-D

Además nos ha hecho hasta buen tiempo y todo, cosa rara en estas fechas... Normalmente para San Patricio en Irlanda todavía hace bastante frío, pero esta vez parece que la primavera ha llegado a su hora y las temperaturas se han vuelto más suaves. Incluso hemos podido hacer unas hamburguesas y unos pinchos en la barbacoa, y de ahí lo de celebrar la fiesta más bien a la española, con buena comida en lugar de con pintas de Guinness.

A ver si hay suerte y el invierno ya no vuelve, que oficialmente estamos en primavera y los días ya son más largos que las noches.

¿Cuántos dálmatas?

El otro día Irene estaba eligiendo un DVD para ver en casa, y se quedó mirando la portada de 101 Dálmatas, ya no recuerdo si era del DVD o del cuento de Disney que también tiene. El caso es que cuando yo le dije el título de la película, "ciento un dálmatas", no lo debió de entender bien, o a lo mejor es que estaba intentando contar los perritos que aparecían allí en la portada, el caso es que ella a mí me lo repitió como "sí, quiero esa... cinco dálmatas".

Por supuesto, cuando luego se lo conté a su papi, el comentario fue "así me gusta, hija mía, ya contando en binario..."

Carnavales a la irlandesa

Me debo de estar haciendo vieja o algo, porque mira que voy a escribir un post repetido, o tripitido...

Hoy es miércoles de ceniza y como ya sabemos, acaban de terminar los carnavales... Como ya sabemos los españoles, quiero decir, porque aquí en Irlanda los carnavales no existen; la única tradición que realmente existe es comer tortitas el martes de carnaval, el ya famoso Pancake Tuesday, tradición que por supuesto hemos adoptado en nuestra casa porque las tortitas nos encantan :-D

Esta vez hemos tenido el honor de degustar unas tortitas caseras riquísimas que nos ha hecho la tita Cristina, que ha venido a vernos el fin de semana con la tita Mamen y el primito Andrés. Los cuatro días que han estado con nosotros la verdad es que nos han cundido mucho; no hemos ido a hacer turismo pero hemos disfrutado de buen tiempo, hemos hecho algunas compritas (GAP es visita obligada), y hemos charlado un montón, para variar. Los niños también se lo han pasado estupendamente: Andrés estaba encantado con sus primitas, sobre todo con Irene, supongo que por ser la mayor y hacerle más caso, aunque Alicia también le daba juguetitos para que se entretuviera.

Muchas gracias, hermanas, por la visita, ahora toca vuelta al trabajo con las pilas recargadas... semana de tres días, ¡yujuyujuuu!