Skip to content

Familia

Sobre la familia se pueden decir muchas cosas. Muchas suenan a tópico, como el "familia no hay más que una", pero no por ser tópicos dejan de ser verdad...

La familia es ese algo que siempre está ahí, queramos o no; de ella hemos heredado nuestra forma de ver las cosas y desde ella hemos aprendido a desenvolvernos por el mundo. A veces nos ha decepcionado, o nos hemos rebelado contra ella, pero en el fondo ella forma parte de nosotros tanto como nosotros formamos parte de ella.

Por supuesto, nuestra idea de la familia va cambiando con el tiempo. De pequeños, constituye todo nuestro mundo; luego crecemos y vamos abriendo caminos, saliendo de casa y conociendo otros lugares, otras costumbres, otras formas de vivir y entender las cosas... y eso a veces, curiosamente, nos hace ver a nuestra propia familia con otros ojos, casi como desde fuera, y ver cosas que antes no veíamos por estar mirándolas desde dentro. Y aunque de mayores hagamos las cosas a nuestra manera, y a veces la familia parezca que quede muy lejos, en alguna parte dentro de nosotros sigue siendo el punto de referencia, seamos conscientes o no de ello.

Otra cosa que se puede decir de la familia es que no existe la familia perfecta, las cosas nunca son como en las películas. Sus miembros discuten, a pesar de que (o precisamente porque) se quieren, y mucho. Pero no siempre es fácil arreglar estos conflictos, que a veces son grandes y duran años, o incluso generaciones enteras. Es duro ver una familia dividida y enfrentada; todos conocemos historias en las que los unos no se hablan con los otros... Yo hubo un tiempo en que me temí que eso le pasara a mi propia familia, y estoy inmensamente agradecida de que el tiempo y el diálogo consiguieran cerrar las heridas. Dentro de muy poco estaremos todos juntos de celebración, una alegría que hace unos pocos años no me habría atrevido a soñar.

Así que un respeto a la familia... ¡que al fin y al cabo no hay más que una! :-D