Skip to content

Vacaciones otoñales (I)

Estos días andamos de vacaciones por España, disfrutando del sol... y de la lluvia, es lo que tiene venir en otoño.

Volamos desde Dublín el jueves pasado; llegamos a Barajas con un par de horas de retraso y un sobrino postizo llamado Miguel (long story...), alquilamos un coche y nos fuimos para Alcorcón, donde habíamos quedado para cenar rápidamente con unos amigos antes de salir para Cáceres. A Cáceres llegamos ya de madrugada; los abuelos Ángel y Mari Carmen nos estaban esperando con todo preparado: saludos, besos, ¡y a dormir! (O más bien a seguir durmiendo, que habíamos venido las tres fritas en el coche)

De viernes a domingo nos quedamos en Cáceres, ¡y era verano! Fue una gozada lo de poder sentarnos el viernes en una terracita a tomar algo con los amigos, a algunos no los veíamos desde hacía varios años... y me hizo mucha ilusión ver a Irene y Alicia jugando con su amiguita Daniela y sus primos en el Bombo de Cánovas, donde jugaba yo con mis amigas cuando era pequeña. El sábado celebramos el cumpleaños de la prima Isabel con una comida familiar, y luego los peques pasaron la tarde en un parque de ésos de piscinas de bolas, os podéis imaginar lo mucho que se aburrieron :-D

El domingo ya se estropeó el tiempo y estuvo lloviendo al estilo irlandés, y otra vez tuvimos comida familiar multitudinaria (ya sólo entre abuelos, tíos, tías, primos y primas sumamos veintiuno). Aprovechamos para hacer la tradicional foto de todos los primos: Ana, Blanca, Ángel, Javier, Alberto, Isabel, Irene, Pablo, Alicia y Andrés; la foto cada vez es más difícil de hacer, esta vez era Alicia la que estaba un poco protestona, pero al final lo conseguimos (muchas gracias a los primos mayores por su paciencia y colaboración ;-))

El lunes cogimos otra vez el coche y nos enfilamos la Ruta de la Plata arriba camino de León, pero parando primero en Salamanca para hacerles una visita a Jorge, Carlota, Jimena y Aldara. Pillamos a Jimena recién salida del cole, fuimos a comer a su casa y luego un rato al parque a jugar, y ya por la tarde volvimos a montarnos en el coche. Las niñas se echaron una buena siesta, y para cuando se despertaron, ¡ya estábamos en León!

Y hasta aquí la primera parte de nuestras vacaciones otoñales, la segunda parte en nuestro próximo episodio.

Trackbacks

No Trackbacks

Comments

Display comments as Linear | Threaded

No comments

Add Comment

Enclosing asterisks marks text as bold (*word*), underscore are made via _word_.
Standard emoticons like :-) and ;-) are converted to images.

To prevent automated Bots from commentspamming, please enter the string you see in the image below in the appropriate input box. Your comment will only be submitted if the strings match. Please ensure that your browser supports and accepts cookies, or your comment cannot be verified correctly.
CAPTCHA

Pavatar, Gravatar, Favatar, MyBlogLog, Pavatar author images supported.
Form options