Skip to content

Maestra por un día

O más bien por una horita a la semana :-)

Una de las cosas buenas que tiene mi empresa es que dedica fondos para obras benéficas, supongo que por multitud de razones. En parte será por el hecho de ser una empresa americana, y es buena política para ellos lo de "give back to the community", o sea, servir de ayuda a la región donde ponen sus oficinas. Pero creo que también tiene que ver con el hecho de estar en Irlanda: por lo que yo he visto, los irlandeses son muy dados a colaborar en diversas obras benéficas, no sólo económicamente (recaudando fondos a través de colectas y rifas varias) sino también dedicando tiempo y esfuerzo como voluntarios.

El caso es que en mi empresa todos colaboramos con una pequeña cantidad que nos deducen de nuestra nómina (creo que son como cuatro euros o así), y hay un comité llamado de "Community Relations", que selecciona las ONGs a las que donar ese dinero y otras cantidades que dona la compañía. Una de esas instituciones es Barretstown (maravilloso lugar, ya hablé de ellos en este otro post); otras son de ayuda a indigentes, por ejemplo, y otra parte del dinero va a proyectos de educación.

Y ahí, ahí quería yo llegar, a los proyectos de educación :-D

Por primera vez este año estamos colaborando con una institución llamada Junior Achievement, que se dedica a impartir cursillos en escuelas de primaria y secundaria, principalmente en zonas desfavorecidas. Los cursillos constan de cinco o seis sesiones en los que, a través de juegos y actividades prácticas, se van aprendiendo conceptos del mundo de la economía y los negocios; la idea es transmitirles a los niños que es muy importante para su futuro el no dejar el sistema educativo, y mostrarles cómo una mejor educación les abrirá más puertas y les permitirá tener un mejor nivel de vida más adelante.

El material de los cursillos la verdad es que es chulísimo, y lo que piden de las empresas son voluntarios que vayan a impartirlos; cuantos más voluntarios, más escuelas pueden abarcar. Y yo que con el tema de dar clase siempre he tenido una espinita clavada (nunca pensé que se me fuera a dar bien, pero ¿y si resulta que sí?), pues allá que me apunté. Daban a elegir entre primaria y secundaria... yo no me vi con fuerzas para enfrentarme a los de secundaria, al menos esta primera vez, así que elegí primaria, y me tocó una clase de niños de diez años (creo que eso corresponde a cuarto curso, tanto aquí como allí), en un colegio bastante cerca de casa.

El primer día estaba nerviosilla, cómo no, pero me había preparado la lección la noche antes (lo cual es fácil porque el material está muy bien planificado), y nada más entrar en el colegio ya me gustó el ambiente: es un Educate Together, del mismo tipo al que va a ir Irene a partir de septiembre. Luego ya en la clase, la maestra era muy agradable, se quedó de observadora por si yo necesitaba algo, pero no necesité mucho porque los niños se portaron bastante bien, ¡hasta me escuchaban y todo! :-D

Total, que la clase fue bien y a los niños se les veía interesados, que es lo importante. Por una vez conseguí dejar mi timidez a un lado, junto con el perfeccionismo que a veces no me deja intentar cosas nuevas (no vaya a ser que salgan mal...), y disfrutar de la experiencia, disfrutar además de estar haciendo algo útil para esos niños en un futuro.

Y durante cinco semanas, la experiencia se fue repitiendo: primero repasar lo aprendido anteriormente, y luego introducir nuevos conceptos a través de los juegos y dinámicas. Les encantó sobre todo el juego de tablero del último día, en el que montaban su propia pizzería, y ganaban más o menos dinero según las decisiones que fueran tomando. De hecho, lo que más les gustó de todo fue ganar ese dinero, y que les dejáramos quedarse con los billetes de mentira ;-)

En resumen, que ha sido una experiencia muy pero que muy gratificante, se la recomiendo a cualquiera (también hay Junior Achievement en España pero no sé si funcionan de la misma manera). Yo, desde luego, pienso repetir el año que viene...

Trackbacks

No Trackbacks

Comments

Display comments as Linear | Threaded

Guisando on :

*Muy bien, Bea!! Me alegro mucho por ti (y por los niños, claro). ¿Vas a pensarte dedicarte profesionalmente a la educación?

Ociore on :

*Qué chulo Bea, qué buena idea! :-)
La verdad es que enseñar es muy gratificante... no vamos a hablar de los tiempos que corren y cómo se portan algunos niños y padres, que no se trata de eso en este post.
Yo daba mis catequesis de confirmación a niños de 14 años o así, y me lo pasaba pipa con ellos. Sé que lo mío no es lo mismo, pero lo cierto es que la sensación que tenía al finalizar las sesiones era increíble. Me daba una vidilla y energías que me duraba el resto de la semana :-)
Y creo que a mis chicos les pasaba lo mismo, y hasta disfrutaban... jajaja

Carlota on :

*Que guay!!! No me extraña que hayais disfrutado, tanto tu como ellos!

Cornflakegirl on :

*¡Me alegro que te haya llenado la experiencia! Creo que es bueno devolver algo a la comunidad.

En mi caso estuve dando clases en una academia y no me gustó mucho pero nunca se sabe :-)

Es una iniciativa muy bonita.

Maria J. on :

*Que guay ! La verdad es que tu empresa parece que tiene detalles muy chulos :-) Disfrútalo!

Irene on :

*¡Me alegro de que te gustara la experiencia! Y me alegro por los alumnos, que han tenido una maestra con tantas ganas de enseñar.

Un besote!

Add Comment

Enclosing asterisks marks text as bold (*word*), underscore are made via _word_.
Standard emoticons like :-) and ;-) are converted to images.

To prevent automated Bots from commentspamming, please enter the string you see in the image below in the appropriate input box. Your comment will only be submitted if the strings match. Please ensure that your browser supports and accepts cookies, or your comment cannot be verified correctly.
CAPTCHA

Pavatar, Gravatar, Favatar, MyBlogLog, Pavatar author images supported.
Form options