Skip to content

Ya llegaron Peppa y George

Me comunican que la señorita Peppa Pig y su hermanito George ya han llegado a España, de la mano de Clan TV :-D

Peppa Pig es desde siempre uno de los dibujos animados favoritos de Irene, y no me extraña, porque la verdad es que están muy bien. Los dibujos en sí son muy basicotes, por eso supongo que resultan tan graciosos, y los capítulos no se hacen nada pesados, ¡no les da tiempo, sólo duran cinco minutos! Cuentan historias cotidianas de Peppa, su familia y sus amigos, muy entretenidas para los niños (y muy tolerables para los mayores, que hay cada serie por ahí...)

Estos dibujos, al ser británicos, son ya muy conocidos aquí en Irlanda (donde se ve mucha tele de la isla de al lado), y hay merchandising de todo tipo, supongo que no tardará mucho en llegar también a España. La mochila del colegio de Irene es de Peppa Pig y su mejor amiga, Susie Sheep, y a Alicia le regalamos un muñequito de George, el hermano pequeño, que es con el que ella se identifica más ;-)

Pero eso sí, si compráis merchandising de Peppa Pig, mejor que sea en dos dimensiones, que en tres dimensiones la pobre queda un poco rara, ya la veréis... de momento que disfrutéis de los dibujos, y si es en versión original, todavía mejor, que se les entiende muy bien.

Primer día de cole

Hoy Irene ha tenido su primer día de colegio, ¡¡¡bieeeeeennnn!!!

Aquí en Irlanda los niños empiezan el colegio con cuatro años, y tienen que ser cuatro años cumplidos, lo cual para los niños de diciembre como Irene significa empezar dos cursos más tarde que en España. Pero al fin ha llegado el gran día, y tanto a ella como a nosotros nos hace mucha ilusión.

Las celebraciones empezaron ayer con la ceremonia de "graduación" en la guarde: Irene y sus amigos se vistieron con la típica toga y bonete (¿se llama así?) de las películas americanas, y salieron al escenario a cantar. Luego, uno por uno los fueron llamando para darles el diploma y un regalito, y enseñarnos el dibujo que ha hecho cada uno con lo que quiere ser de mayor... el dibujo de Irene es una princesa, vamos a tener que seguir trabajando en este tema :-D

La suerte es que todos los amiguitos que estaban ayer en la graduación van a ir al mismo colegio que Irene: Álex, Georgia, Sebastian, Arvind y Patrick, y alguno o alguna más que ya no está en la guarde pero en algún momento estuvo. No todos están en la misma clase que ella, pero algunos sí, y a los demás los verá durante el recreo.

Hoy, por ser el primer día, la hemos llevado nosotros al cole, y mañana también lo haremos, pero a partir del lunes ya irá con las cuidadoras de la guarde. La forma en que organizan aquí la entrada al cole (por lo visto en todos los colegios) es formando una fila por cada clase, y esperando a que la maestra diga que ya se puede pasar. Su clase está mezclada entre junior infants (los de cuatro años) y senior infants (de cinco), lo cual yo creo que es positivo, y el poco rato que estuve en la clase me dio la sensación de que se lo estaba pasando bien, así que prueba superada ;-)

Otro gran éxito del cole es la lunch box, o como decía hoy mi madre, "la lonchera", donde todos los días hay que poner un bocadillo (o lo que sea de comer) para el recreo. De momento hoy ha vuelto vacía, debe de ser que le ha gustado el menú, a ver qué tal de ahora en adelante.

En resumen, que Irene ha pasado un día estupendo y nosotros estamos muy contentos de verla crecer feliz. Y a todo esto, Alicia ya va haciendo sus pinitos también: además de llevar fenomenal el tema del potty, hoy nos ha enseñado la última de sus habilidades, ¡saltar con los dos pies a la vez! (parece una tontería pero no lo es, os lo aseguro)

El futuro cole de Irene

¡Irene empieza el cole este curso que viene, en septiembre! Esto a los que estéis en España os sonará un poco raro... ¿pero cómo es que no ha empezado el cole todavía, si ya tiene cuatro años y medio?

Pues por dos cosillas en las que Irlanda funciona de manera distinta a España: para empezar, aquí sólo hay dos cursos de educación infantil, "junior infants" y "senior infants", antes de empezar la primaria, con lo que no empiezan el cole con tres años, sino con cuatro. Y además, tienen que tener los cuatro años cumplidos en septiembre, al empezar el curso, porque en lugar de hacer el corte por año natural como se hace en España, en Irlanda se guían por el calendario escolar. Y como Irene nació en el mes de diciembre, resulta que va a ser una de las mayores de su clase, en vez de ser de las más pequeñas como le pasaría en España (donde ya llevaría dos años en el colegio, por cierto)

Bueno, el caso es que la semana pasada tuvimos la primera reunión con el equipo directivo del colegio y algunos profesores, y la verdad es que estamos muy contentos con el colegio. Es un Educate Together, las instalaciones están nuevas (sólo lleva cuatro años funcionando), y nos gustó mucho su estilo educativo. También organizaron otro día en el que podían ir los niños a conocer el cole, ver la que va a ser su clase, conocer a la maestra... Irene al principio estuvo un poco timidilla, y eso que había varios amiguitos suyos de la guarde allí también; luego ya cogió un poco de confianza, u acabó feliz de la vida :-)

La habitación de Irene y Alicia

Desde hace un par de semanas, la habitación de Irene se ha convertido en la de Irene y Alicia :-D

A las dos les hace mucha ilusión compartir habitación. Pensábamos que a lo mejor tardarían un poco en adaptarse, porque las dos llevan ritmos distintos, pero qué va: Irene es siempre la primera que se duerme y la última que se despierta, pero es que su hermana tiene ventaja porque aún duerme siesta... bueno, la duerme los días de diario en la guarde, aquí en casa se queda en la cuna pero hay demasiadas distracciones y poco sueño. Luego por el día les encanta ponerse a leer cuentos, a pintar en la pizarra o a jugar a cualquier otra cosa.

Y otra novedad en la habitación de Irene y Alicia es la banda sonora: la última vez en España, su tita Sara les regaló un radio CD muy chulo, y ahora nos despertamos todas las mañanas con música (en español, por supuesto). La verdad es que ayuda mucho a que se espabilen por la mañana antes de ir a la guarde, y empezamos el día las tres de buen humor, cantando y bailando. ¡Gracias, tita Sara, qué buen regalo!

Aquí debería poner fotos, pero el caso es que no tengo ninguna reciente, sorry, en cuanto me acuerde las hago... de todas maneras ahora la habitación está un poco provisional, digamos que le falta decoración. El siguiente paso es abrirle el lateral de la cuna "transformers" a Alicia para que pueda entrar y salir ella sola, cualquier día de estos lo haremos y a ver qué pasa...

¿Cuántos dálmatas?

El otro día Irene estaba eligiendo un DVD para ver en casa, y se quedó mirando la portada de 101 Dálmatas, ya no recuerdo si era del DVD o del cuento de Disney que también tiene. El caso es que cuando yo le dije el título de la película, "ciento un dálmatas", no lo debió de entender bien, o a lo mejor es que estaba intentando contar los perritos que aparecían allí en la portada, el caso es que ella a mí me lo repitió como "sí, quiero esa... cinco dálmatas".

Por supuesto, cuando luego se lo conté a su papi, el comentario fue "así me gusta, hija mía, ya contando en binario..."

Cuatro velitas

Ayer jueves Irene cumplió... cuatro años y una semana :-D

Vaaale, vaaale, tendría que haber escrito este post la semana pasada, sorry...

Irene cumplío cuatro añitos el jueves 16 de diciembre, y lo celebró nada más y nada menos que tres veces: el propio día de su cumple llevó unas chocolatinas a la guarde para sus compañeros, y luego por la tarde, después de hablar con la familia por Skype, comimos un poquito de tarta y abrió sus regalos... fue una celebración cortita porque tanto Alicia como su papi estaban un poco malitos (catarrazo, antibióticos... lo habitual en invierno)

Al día siguiente, el viernes, en la guarde celebraron una fiesta más a lo grande, para ella y algunos más que cumplían años por esas fechas, e Irene volvió a casa con una cupcake gigante (básicamente una magdalena) hecha por ella misma y sus compañeros, ¡mmmhhh!

Y ya por fin, el domingo tuvimos la celebración oficial con globos, velitas en la tarta y demás, ¡bieeeeeeeennn! Vinieron varios amiguitos de Irene con sus papás y mamás: Alan, Laia, Dana y Erin, Anais y Aitor; faltaron sus amiguitos del la guarde, Álex y Georgia, a ver si el año que viene pueden venir.

La verdad es que los enanos se lo pasaron de miedo ese día, y los papás y mamás también. Y a todo esto, Irene ya es toda una señorita de cuatro añazos, ¡felicidades mi niña!

¡Feliz cumpledieciochomeses, Alicia!

Alicia cumple hoy un añito y medio, ¡felicidades mi niña!

Madre mía, qué rápido ha pasado el tiempo, hoy hace también un año que empezó a ir a la guarde, entró como un bebé y ya es toda una toddler hecha y derecha (aunque oficialmente no tuvo cambio de clase, más bien convirtieron toda su clase entera de babies a toddlers)

En la última visita al pediatra, hará más o menos un mes, medía 80 cm y pesaba 10,7 kg, y desde entonces yo diría que ha vuelto a crecer, la talla de ropa tiene que ser ya de dieciocho meses para arriba. Las escaleras de casa las sigue subiendo y bajando a gatas, por seguridad, pero los escalones de la puerta principal ya los baja ella solita para ir a la guarde todas las mañanas. Precisamente, está entrando en la edad de querer hacerlo todo ella sola, y frustrarse un montón cuando no lo consigue, como cuando intenta ponerse la chaqueta o el abrigo... Eso, junto con su espíritu de llevar la contraria, hacen que NO y MAI ("mine", o sea, "mío") sean ahora mismo sus dos palabras favoritas :-D

Se supone también que ésta es la edad de las rabietas (más bien hacia los dos años, pero empezando desde ahora), y aunque hemos tenido alguna que otra, en realidad no nos podemos quejar (y que dure, cruzo los dedos). Otro dato importante es que ya ¡por fin! le están saliendo los dos dientes que le faltaban abajo, uno a cada lado de los del centro, y muelas ya también tiene un montón, así que parece que ya nos hemos puesto al día. Con las comidas también nos hemos puesto al día, quedan pocas cosas de comer que no haya probado, y más o menos sabe beber de un vaso ella sola, aunque todavía de vez en cuando calcule mal y se lo eche encima :-D

Pero lo mejor es que está graciosísima, hecha una gamberrina. De su hermana Irene aprende un montón, y siguen jugando mucho juntas, ahora ya saben cómo ponerse de acuerdo cuando las dos quieren el mismo juguete. Y yo la verdad es que me lo paso bomba también jugando con ellas, o simplemente observando cómo se desenvuelven y se entretienen por su cuenta, y cómo interactúan entre ellas. Por cierto, en la misma visita al pediatra Irene medía un metro exacto y pesaba 17,5kg, y el mes que viene cumple ya cuatro años, madre mía...

Halloween y la caja de monstruos

Este fin de semana se celebra Halloween, y tengo que reconocer que no es una "fiesta" que me haga mucha gracia... vamos, que en general intento evitarla en la medida de lo posible, aunque sí que hay algunos detalles que me gustan, como nuestra nueva tradición familiar de vaciar y decorar una calabaza (sólo es el segundo año que lo hacemos, pero espero que dure), y preparar chocolatinas para dar a los niños del barrio que vengan a decirnos: trick or treat!

En la guarde de Irene y Alicia, la fiesta de Halloween fue el viernes pasado, y allá que fueron las dos disfrazadas de Peppa Pig... o bueno, no exactamente, porque Alicia no tenía ninguna gana de ponerse su disfraz, así que lo llevamos en una bolsa, pero para cuando fuimos a buscarla por la tarde sí que lo llevaba puesto :-D

El caso es que aquel día debieron de estar contando historias "de miedo" en la guarde, y tal vez los disfraces de algunos niños o niñas mayores dieran también un poco de miedo, porque al parecer Irene prefirió no quedarse escuchando y dedicarse a ayudar a Rachel, una de las cuidadoras, a cuidar de los pequeños. Y desde entonces, curiosamente, ha aumentado bastante el número de monstruos y leones (sí sí, leones) que se va encontrando Irene cuando se queda sola en alguna habitación; antes aparecía alguno de vez en cuando, pero bastaba con decirle que se fuera ya a su casa (que su mamá le estaría buscando) para que desapareciera y no incordiara más. Lo malo es que últimamente no se iban ni aunque se lo pidieras, así que hemos decidido cambiar de estrategia y elaborar nuestra propia caja de monstruos.

De momento llevamos metidos tres monstruos en la caja, dos dibujados por Irene y uno por Alicia, y parece que está funcionando muy bien (¡gracias, SuperTitaMamen!). Ahora la única pega es que claro, el tema de los monstruos está solucionado, pero como preguntaba Irene esa mañana: ¿y los leones?



"Aisha"

Así es como se llama Alicia a sí misma: Aisha

Últimamente hemos estado practicando mucho lo de los nombres en casa, con juegos tipo "¿dónde está Papá? ¡Ahí está Papá!", señalando todos a Papá con el dedo, y luego repetimos con Mamá, con Irene y con Alicia. Y a Alicia le encantan esos juegos, supongo que como a todos los niños, y más ahora que ya va diciendo más palabritas; la última novedad ha sido Fafa, su modo particular de llamar a su tío postizo Rafa. Pero la palabra que más repite al cabo del día es Nene, para llamar a su hermana.

Las dos se siguen llevando fenomenal, juegan mucho juntas, e Irene cuida y defiende un montón a Alicia, aunque ya de vez en cuando se pelean por los juguetes y esas cosas que pasan entre hermanos... Alicia con sus dieciséis meses (que yo me empeñaba en que eran catorce, ya no sé ni contar) ya tiene mucha personalidad, me da que dentro de no mucho va a empezar con las rabietas típicas de los dos años, pero luego cuando está contenta es graciosísima, es muy cariñosa y le encanta ir por ahí dando abrazos. Irene le ha enseñado a posar para las fotos, sonríe y dice tiiiiii (su versión de cheese, que es lo que se dice aquí), lo cual es un gran avance, porque antes no había manera de conseguir que se estuviera quieta, las fotos salían casi todas movidas :-D

Y hablando de moverse... no sé si conté aquí cuando Alicia se soltó a andar, fue durante las vacaciones en Gales (el post de las vacaciones sigue pendiente, por cierto): en el ferry de ida iba agarradita de la mano a todas partes, y en el de vuelta ya venía ella sola y no quería que nadie le cogiera de la mano. Bueno, pues desde que se soltó a andar no hay quien la pare, la pobre se ha llevado ya unos buenos cuandos coscorrones y un par de heridas en la boca al clavarse los dientes al caer, aunque ya parece que va controlando mejor y midiendo el peligro, lo cual es importante... en cuanto a las comidas, ya come prácticamente de todo y se apaña bastante bien ella sola con la cuchara; lo de pinchar con el tenedor ya está un poco más difícil, pero eso a ella no le preocupa, a la mínima que nos descuidamos ya está cogiendo la comida con las manos, ¡aunque sean lentejas! Si es que esta niña es la reina del messy play :-D



...Y se acabaron las vacaciones

Bueno, pues ya estamos de vuelta de vacaciones, hoy ha tocado ya volver al mundo real.

El viaje a Gales ya lo contaré más despacio, en cuanto estén listas las fotos, pero en resumen: lo hemos pasado fenomenal, hemos visto bastantes cosas pero con calma y sin prisas, lo cual quiere decir que se nos han quedado otras muchas por ver, habrá que repetir el viaje dentro de no mucho :-D

Irene y Alicia se lo han pasado igual o mejor que nosotros, Irene recorriéndose los castillos de arriba a abajo para ver si encontraba al príncipe y la princesa (no ha habido suerte, otra vez será), y Alicia cogiendo cada vez más confianza al andar, ¡ya se ha soltado a andar ella sola! En el ferry de ida pedía ir de la mano a todas partes, y en el de vuelta no consentía ir de la mano de nadie... el ferry, por cierto, nos gustó mucho, es una gozada lo de lllegar con el coche, bajarse y disfrutar del viaje, sin tener que andar cargando maletas ni bultos ni preocuparse de nada más. La travesía duró algo más de tres horas pero se hicieron amenas, entre las cafeterías y restaurantes varios, la zona infantil y cómo no, la tienda de souvenirs.

Ni que decir tiene que Gales nos ha encantado también, es un poco del estilo de Irlanda (clima incluido, sunny spells and scattered showers), pero más montañoso, con unos paisajes muy chulos. De los paisajes nos habían hablado muy bien, y de las carreteras muy mal... la verdad es que hay de todo, carreteras buenas y malas, anchas y estrechas, yo creo que probamos de todos los estilos. En la semana nos dio tiempo a ver los castillos de la zona norte, bajar un par de días a Cardiff y luego volver a subir para coger el ferry de vuelta; seguramente si nos hubiéramos planificado un poco mejor le habríamos sacado más partido al tiempo, pero lo que sí tenemos claro es que acertamos al menos en dos cosas: la compañía (Rafa e Inés y Alfonso y Clodagh), y la cadena de hoteles donde nos quedamos todas las noches, y que recomiendo a cualquiera que viaje al Reino Unido: Premier Inn.

Más detalles del viaje en el siguiente post...

El primer helado del verano

Hoy ha caído el primer helado del verano, y no para mí, que yo ya llevo unos cuantos, ni para Fredi ni para Irene, ¡para Alicia!

Bueno, para ser estrictos, el primer helado de cucurucho, que a cucharadas ya había hecho sus primeros pinitos. Pero hoy al salir de la guarde, la cuidadora de Irene les ha dado un helado a cada una (tipo Cornetto pero con mini Smarties por encima), y se lo han pasado como dos enanas devorándolos de camino a casa. La pena es que no he podido hacer una foto porque estaba yo sola con ellas, y bastante tenía con intentar minimizar el guarreo que estaba armando Alicia, que al principio consintió el que se lo diera yo de forma controlada, pero enseguida echó las manos y agarró el cucurucho ella solita, os podéis imaginar cómo acabó :-D

P.D.- Por cierto, si tenéis tiempo y ganas, flipad con la historia de los Smarties (resulta que son más antiguos que los M&M´s), o más bien flipad con la cantidad de tiempo libre que tiene la gente para meter todo tipo de información en la Wikipedia :-)

Pendiente queda un post completo sobre Alicia, que ya está hecha una señorita...

Pasito a pasito

Se me pasan los días y sigo sin escribir tan a menudo como quisiera, pero al menos quiero contaros cómo nos está yendo últimamente, y el título de este post nos viene que ni pintado.

Alicia está aprendiendo a andar a pasos agigantados, ¡y le encanta! Ya es toda una profesional del cruising, y aunque todavía no se atreve a soltarse, si le das el correpasillos y la encaminas un poco se te planta en un minuto en la otra punta de la casa :-D. Aparte de eso, la verdad es que está preciosa, y es graciosísima, superexpresiva señalando lo que quiere, agarrando todo lo que se le pone por delante e intentando decir ya sus primeras palabras.

Irene también va haciendo sus pinitos, aunque por supuesto en otras cosas, como pintar, escribir letras... ¡y aprender gaélico! La tía, ya sabe contar del uno al diez, unos cuantos colores y otras palabras sencillas como madra (perro). Nosotros hacemos lo posible por seguirle el ritmo y aprender nosotros también las palabras (le hemos pedido a su cuidadora de la guarde que nos haga una chuleta), pero la verdad es que nos resulta superdifícil, y yo que creía que los idiomas se me daban bien... en fin.

Y en cuanto a nosotros, estoy muy contenta porque pasito a pasito también vamos avanzando, estamos consiguiendo reducir un poco el caos en casa. Aún queda mucho por hacer, por supuesto, y yo calculo que tardaremos meses en acabar de ponerlo todo en orden, pero poco a poco vamos consiguiendo cambiar costumbres y rutinas y mantenernos un poquito más al día. Lo único malo de momento es que yo al menos, al dedicar más tiempo a la casa (y a descansar y tomarme tiempo para mí, todo hay que decirlo), estoy dedicando mucho menos tiempo al "mundo virtual", o sea, el blog, el correo electrónico, las redes sociales y demás. Supongo que la lección que sacaremos de todo esto será aprender a llevar al día lo imprescindible para poder dedicar nuestro tiempo a lo más importante... escuchar música.

De bicho en bicho y tiro porque me toca

Ya pasó otra semana más y seguimos sin mucho tiempo para aburrirnos, ¡y eso que apenas salimos de casa! Pero es que este invierno se nos está haciendo laaargo laaargo...

Estos días atrás hemos tenido otro microbio nuevo que añadir a la colección, esta vez para variar ha sido un tummy bug (un virus gastrointestinal); Alicia empezó vomitando el jueves por la noche y a partir del viernes tuvo también algo de diarrea aunque no muy grave, y nosotros tres no llegamos a tener vómitos ni diarrea pero sí que estábamos más cansados que de costumbre (Irene durmió siesta el sábado y el domingo, todo un récord) y andábamos ccon el estómago raro, comiendo muy poco porque no teníamos nada de hambre. El domingo por la noche a Irene le dio además un poco de fiebre, así que en vista del panorama, decidimos que el lunes por la mañana iríamos todos juntitos en familia al GP.

Y como suele pasar en estos casos, por ley de Murphy o efecto demo que lo llaman, Irene y Alicia se levantaron el lunes bien felices y contentas, como dos rosas, y nosotros dos estábamos mejor también. Pero de todas maneras fuimos al GP para asegurarnos y efectivamente, lo peor ya había pasado pero Alicia todavía no estaba del todo bien, y como estas cosas son bastante contagiosas, quedamos en que Irene podía volver a la guarde pero Alicia se quedaría en casa hasta el miércoles para acabar de recuperarse.

Y en esas estamos, el pobre Fredi lleva dos días haciendo doblete, cuidando a Alicia por el día y yendo a trabajar por la noche (por casualidad le tocaba ese turno esta semana), y durmiendo a ratos sueltos cuando yo estoy en casa o Alicia se echa una siesta. Mañana ya es el último día y luego todo volverá a la normalidad... hasta la próxima ;-)

Pero bueno, al menos ya parece que el frío ha remitido y volvemos a vivir en la Irlanda de siempre (con la diversión añadida de los cortes de agua nocturnos, pero no nos quejamos que luego el agua vuelve cada mañana), y poco a poco los días se van haciendo más largos, parece que ya se va viendo la luz al final del túnel...

La función de Navidad

Con un par de días de retraso pero ahí va el relato de la primera función de Navidad de las niñas.

Fredi y yo llegamos a la guarde a eso de las cuatro, cuando estaba programada la obra de teatro de Irene; las cuidadoras y los niños habían estado preparando la clase desde varios días antes, con escenario, decorado, patio de butacas y todo, estaba bien chula... En total eran unos ocho niños o así, y allí estábamos todos los padres armados con cámaras de todo tipo (los había muy profesionales con cámaras reflex y videocámaras, nosotros con nuestra cámara digital normalita íbamos que chutábamos)

La obra por una vez no era la típica representación del portal de Belén; trataba de unos niños que tenían muchas ganas de que nevara durante las Navidades para poder hacer un muñeco de nieve. Irene y su amigo Álex estaban en pijama, era la hora de irse a dormir, y ella decía (un poco bajito, eso si) su frase estelar, que llevábamos ensayando más de dos semanas: But we´re not tired! (¡Pero si no estamos cansados!). Después todos los niños se echaban a dormir, y cuando se levantaban se ponían muy contentos porque estaba nevando, se ponían su gorro, guantes y bufanda, y salían a jugar y a cantar. Las canciones nos las sabíamos todos porque también nos había tocado ensayarlas un montón: Frosty the Snowman, Let it Snow y We wish you a merry Christmas.

Después tocaba la representación de Alicia: las cuidadoras habían vestido a todos los bebés con túnicas de angelitos, estaban salaísimos. Cuando llegamos, la mayoría de las madres fueron a sentarse con sus bebés, así que Irene y yo fuimos a sentarnos con Alicia; luego nos repartieron sonajeros, maracas y panderetas, y entre todos cantamos Jingle Bells al ritmo de la música... todos menos Alicia que se dedicó principalmente a chupar y morder su sonajero :-D

Y luego ya para terminar la fiesta, nos sirvieron a todos unas cosillas para picar, y allí estuvimos un rato charlando con otros papis y mamis mientras Irene se hartaba de gominolas con sus amigos. En total, un día para recordar, cuando podamos subiremos las fotos y vídeos a Flickr. Y por si alguien pregunta: sí, me llevé un pañuelito por si las lágrimas, pero no me hizo falta ;-)

¡Feliz cumpletresaños, Irene!

Irene cumple hoy tres años, ¡¡¡FELICIDADES MI NIÑA!!!

Nos espera un día movidito, porque ademásn de las celebraciones de cumple, también hoy es la función de Navidad en la guarde, así que Fredi y yo hemos pedido medio día libre en el trabajo para venir a aplaudir a nuestras niñas :-D

Más detalles esta noche...