Skip to content

Eliminator Day

No sé si seguirá siendo así, pero en tiempos el verano era la época del año en la que aparecían en televisión los típicos programas de pruebas chorras, como el Gran Prix o Humor Amarillo, donde los participantes se pegaban todo tipo de batacazos divertidos.

Pues bien, ayer tuvimos nuestra propia versión de lo mismo en mi empresa: para que os hagáis una idea, lo llamaron "ELIMINATOR DAY" :-D

Otros años habíamos hecho carreras de sacos y cosas así, pero este año han tirado la casa por la ventana y la verdad es que ha sido una gozada... había hasta una furgoneta de helados gratis, y encima salió una tarde preciosa, qué más podíamos pedir.
Continue reading "Eliminator Day"

Pitch and putt

Como ya viene siendo tradicional, el otro día en el trabajo se organizó una salida de grupo para celebrar que ya estamos en verano; otros años se ha dado a elegir entre golf por equipos y senderismo, y lo que solía pasar era que casi todos los chicos se iban a jugar al golf y casi todas las chicas salíamos a pasear :-)

Este año han querido ser originales y buscar algo a lo que pudiéramos ir todos juntos... la elección no ha sido demasiado original pero ha resultado bastante bien: pitch and putt.

El juego es prácticamente como el golf pero con distancias más cortas, por lo que en lugar de tardar cuatro o cinco horas en recorrer todo el campo, se tardan sólo dos. Otra ventaja es que no hay que ser socio para jugar, ni tener palos propios, y es un poco más informal, para jugar con niños o con gente inexperta. Total, que era un buen candidato para jugar con los compañeros, no se esperaba que todo el mundo jugara bien ni mucho menos... y menos mal, porque entre mi habilidad habitual para los deportes y que era la primera vez que tocaba un palo de golf, yo iba concienciada de que iba a dar la nota :-D

Pero bueno, eso no me impidió pasar un buen rato, y además mis compañeros de equipo tuvieron mucha paciencia conmigo. Mis tiros eran de lo más irregulares, algunos completamente desastrosos y de vez en cuando alguno medio decente, pero al menos no perdí ninguna pelota (mis compañeros habían comprado dos de más, por si acaso). Tenía que ser todo un poema mirarme ahí dándole con el palo de golf al aire, mientras la pelota seguía en su sitio tan tranquila; más de una vez me costó siete u ocho intentos el llegar a golpearla... y luego ya en el green, me costaba ajustar la fuerza, a veces impulsaba demasiado la pelota y otras veces demasiado poco. Me gustaría decir que durante el juego fui aprendiendo un poco y ya hacia el final me salían mejor los tiros, pero no estoy segura del todo, no sé si salían algo mejor o a mí me importaba ya algo menos, el sentido del ridículo tuve que dejarlo por el camino ;-)

El caso es que lo pasé bastante bien, esto del pitch and putt me lo apunto para cuando las niñas sean un poquito más mayores, y salgamos a jugar los cuatro. Y para terminar el día, cómo no, cita en un pub para picar algo y tomar unas pintas. El lugar elegido fue The Village, y estuvo bastante bien, había actuación en directo y el único incordio es que los altavoces estaban altísimos, además de que teníamos los músicos casi al lado, por lo que no había manera de hablar entre nosotros. Pero una vez que uno se resignaba a hablar poco y bailar mucho, la verdad es que se estaba estupendamente :-D


Creatividad

En mi trabajo, todas las semanas tenemos una reunión de equipo para ponernos al día de lo que andamos haciendo cada uno. Hay buen ambiente en el grupo, y aunque se hable principalmente de trabajo, de vez en cuando hay bromas o comentarios sobre otros temas, como supongo que pasa en todas partes, y nos reímos un rato.

El caso es que el otro día a nuestro jefe, en parte porque salió el tema por casualidad, y en parte por hacer la reunión un poco más amena y entretenida, se le ocurrió pedirnos a todos que además de nuestro habitual update de qué habíamos hecho durante la semana, contáramos qué talento o habilidad teníamos que los demás no sabían. Yo estaba justo al lado de mi jefe, pero la ronda empezó en dirección contraria, así que fui la última en hablar. Había un poco de todo: gente a la que se le daban bien los deportes, instrumentos musicales, cocina, pintura... y cuando me llegó el turno, me dio pena contar "mi talento" en tiempo pasado: "hace años bailaba, pero ahora ya no..."

La verdad es que echo de menos bailar. Por supuesto, ya no me pondría unas zapatillas de puntas para destrozarme los dedos de los pies, pero sí que iría a alguna clase de baile chula, del tipo que fuera, simplemente para pasar un buen rato y "mover el esqueleto", como diría un amigo mío. Pero en fin, siendo realistas, de momento me conformo con cantar y bailar por casa mientras hago las tareas domésticas ;-)

¿Y por qué echo de menos bailar? Creo que por dos razones: una es la que acabo de mencionar, que "se mueve el esqueleto", se hace ejercicio, algo esencial para mantener la salud física. Y la otra es que es una actividad creativa, que yo veo como esencial para mantener la salud mental (esto último no sé si está demostrado científicamente, pero es lo que yo creo)

Todos necesitamos hacer algo creativo en la vida, algo que nos obligue a pensar y actuar de forma distinta. Para unos será algo relacionado con "las artes" de siempre, ya sea en versión tradicional o digital: pintura, literatura, música, danza... Para otros, puede ser algo completamente distinto, como la jardinería o la cocina, o incluso programar aplicaciones (para los más frikis :-D). En realidad no importa cuál sea la actividad, lo que importa es que nos saca de nuestra cuadrícula, nos ayuda a liberar el estrés del día a día y nos hace sentirnos bien con nosotros mismos.

Por cierto, a falta de baile, mi actividad creativa favorita en estos tiempos es pasar tiempo con Irene y Alicia, seguida de cerca por escribir este blog.

Un día diferente

Hoy mis compañeros de trabajo y yo hemos vivido un día diferente: hoy nada de ir a la oficina, ¡nos han llevado de excursión a Barretstown!

La idea era que todos recargáramos pilas con una de esas cosas que llaman team building activities, actividades "para construir equipo"; suena muy a americanada y seguramente lo es, pero yo creo que es una idea muy buena, ¡y funciona!

Continue reading "Un día diferente"

Tenemos chica nueva en la oficina

Desde ayer tengo una nueva compañera de trabajo, se llama Tara y parece una chica muy maja, veremos a ver qué tal. Acaba de salir de la universidad, y yo soy la encargada de darle formación estos primeros meses, lo cual por un lado está muy bien porque es una buena oportunidad para mí, un nuevo proyecto en el trabajo... pero por otro lado se suma a los múltiples y variados proyectos/tareas en las que ya andaba metida. Resultado: si antes estaba más liada que la pata de un romano, ahora ya os podéis imaginar.

Pero bueno, la ventaja es que cuando se acaba la jornada laboral puedo llegar a casa y realmente desconectar, cosa que no me pasaba cuando trabajaba en España. Últimamente me estoy concentrando un poco más en esto de desconectar, relajarme y descansar al final del día, y poco a poco voy haciendo progresos, pero ya os hablaré de eso en algún otro post, ahora me toca volver a hmis labores de tutora :-)

Pereza

Un post cortito para dar señales de vida, que últimamente me está dando mucha pereza lo de sentarme delante del ordenador...

Creo que es porque acabo un poco saturada de ordenador en el trabajo, que estoy que no paro, y al llegar a casa no me apetece naaada, naaada seguir tecleando. Del trabajo llego cansada pero contenta; hace poco he cambiado de jefe, y tras el shock inicial después de casi cinco años con el jefe anterior, la verdad es que me estoy poniendo las pilas y consiguiendo avanzar en un montón de aspectos, lo cual me hace sentir bien. Ahora sólo falta la segunda parte, la de ponerme las pilas también en casa, que como aquí soy yo mi propia jefa, me relajo mucho más y así estamos como estamos :-D

Uno de abril

Hoy en el mundo anglosajón se celebraba lo que los españolitos celebramos el 28 de diciembre, algo así como el día de los inocentes: April Fools´ Day.

Curiosamente, mi ordenador del trabajo ha decidido hoy gastarme una buena broma y morirse, así de repente, sin previo aviso. Bueno, morirse realmente no se murió, se apagó sin más y tras varios intentos conseguí volver a arrancarlo, pero el pobre no aguantaba más de diez on quince minutos funcionando y se volvía a apagar... entre eso y morirse no es que haya mucha diferencia, salvo que si hubiera tenido que copiar cosas de mi antiguo disco duro a otro sitio, podría haberlo hecho (que no era el caso).

Afortunadamente, para hoy no tenía ninguna tarea ultraurgente que terminar, con lo que he podido tomarme las cosas con relativa calma. Tras una llamada al helpdesk, (los de informática, ya sabéis, esos que arreglan ordenadores :-D), me he enterado de que mi PC está fuera de garantía, con lo que no van ni a intentar arreglarlo. Ya estaba yo en la lista para que me dieran un ordenador nuevo pero como parece que eso no va a pasar de inmediato, de momento me han apañado el ex-ordenador de un compañero (al que sí que le dieron uno nuevo ya), y no es que sea la supermaravilla pero al menos funciona, que es más de lo que esperaba yo poder conseguir esta mañana a prisas y a carreras.

De paso me he enterado de que lo que me van a dar esta vez seguramente sea un portátil con una docking station (vamos, una base para enchufarlo a un teclado y una pantalla decentes), lo cual estaría genial para poder "trabajar desde casa" si alguna de las niñas se pone mala (como si se pudiera...), aunque no voy a hacerme muchas ilusiones por si acaso, ya veré lo que me dan cuando me lo den.

Wellness Week

Esta semana en mi empresa estamos "celebrando" lo que han llamado la Wellnes Week, una serie de actividades relacionadas con la salud. Yo me apunté a casi todo lo que se podía una apuntar, y la verdad es que me está resultando bastante útil...

El lunes tuve cita con el fisioterapeuta para que me diera unos cuantos consejos, que sé que cojo muy malas posturas al trabajar y cuando estoy con las niñas, y luego mi cuerpo se resiente... el chaval era muy majo, aparte de explicarme bastantes cosas le echó un vistazo a mi columna vertebral y me confirmó que efectivamente, notaba mucha tensión acumulada en la zona del cuello y los hombros, y me recomendó pedir cita con la masajista para el día siguiente (Ah, pero ¿también ha venido una masajista? Y yo que creía que ya me había apuntado a todo...)

El martes tocaba cita con la enfermera para charlar otro rato y hacer unos cuantos análisis básicos (tensión muy bien, colesterol muy bien, lo que fuera que miraron en la orina también muy bien :-)), y de paso coger una pila de folletos sobre temas variados. Y cómo no, también fui a ver a la masajista, y vi un poco las estrellas con el masaje que me dio, luego me sentía como si me hubieran pegado una paliza, pero sé que en realidad me vino la mar de bien... de todas formas, los nudos de tensión de mi trapecio no han desaparecido ni mucho menos, han mejorado algo pero todavía están ahí, así que algo más habrá que hacer... las opciones son practicar yoga, pilates o natación, aparte de aplicar calor para relajar los músculos, bien sea dándome un baño bien calentito o poniéndome la mantita eléctrica (la señora decía una bolsa de agua caliente pero yo soy más moderna), según ella cuando me siente por la noche a ver la tele... la pena es que yo nunca me siento a ver la tele, la poca que veo suele ser mientras estoy planchando :-D

Y hasta aquí la primera parte de nuestra semana de la salud en el trabajo. Para hoy no ha habido nada pero el resto de los días sí: mañana un seminario de una horita sobre cómo reconocer y manejar el estrés, y el viernes otro seminario sobre primeros auxilios e incendios en casa. Y por cierto, hablando de estrés, en uno de los folletos que cogí donde la enfermera vi una frase que me encantó, aquí os la dejo:

God put me on this earth to achieve a certain number of things - right now I am so far behind I will never die.
Dios me puso en este mundo para que pudiera conseguir un cierto número de cosas - ahora mismo voy tan atrasada que no me voy a morir nunca.

Situaciones embarazosas

Imagínate: estás en una reunión con tu jefe, intentando explicarle una cosa que él no acaba de entender muy bien, y te pregunta si le puedes dibujar un esquema para visualizarlo mejor. Tú te levantas, te vas hacia la pizarra y empiezas a hacer unos garabatos para intentar ilustrar tu idea... pero el rotulador que has cogido no pinta casi nada y prácticamente no se ve lo que estás pintando, así que te vas a la mesa a por otro rotulador, este sí que pinta estupendamente, y terminas tus garabatos. Tu jefe por fin entiende lo que le estabas explicando, y todos contentos.

Hasta que, terminada ya la reunión, coges el borrador, lo pasas por encima de los garabatos de la pizarra... ¡y no se borran! Momento en el cual tu jefe mira el rotulador y dice: shit, it´s a permanent marker.

Tres segundos eternos de silencio. Y luego los dos os ponéis a intentar borrar los dichosos garabatos con todo lo que se os ocurre: el dedo, un kleenex, un poco de agua... y nada. Tu jefe se va a buscar otra solución y vuelve con un limpiacristales, pero nada. Al final os volvéis cada uno a vuestro sitio, quedando en que el primero de los dos que vea a alguno de los de la limpieza le pida consejo.

Pero yo por supuesto tenía otra idea en mente: pedirle consejo a Google. Y como era de esperar, Google no me ha decepcionado. ¿Sabéis cómo se quitan las marcas de rotulador indeleble de una pizarra tipo Velleda? Pues se pinta encima con un rotulador de los adecuados para pizarra, y después se borra todo junto, increíble pero cierto (post original aquí, por ejemplo).

Lo malo (¿o no?) es que al final no he podido comprobar la eficacia de esta solución, porque para cuando he llegado otra vez a la sala de reuniones, mi jefe ya salía con cara triunfante y un bote de quién sabe qué limpiador en la mano :-D

ACTUALIZACIÓN: efectivamente el truco funciona, también para marcas que se hicieron con el rotulador adecuado pero llevan en la pizarra tanto tiempo que ya no se borran. Acabo de dejar mi pizarra del trabajo limpita limpita :-)

Vaya semanita

No he tenido mucho tiempo de aburrirme, no: primera semana completa de trabajo, lo cual quiere decir primera semana completa de Alicia en la guarde todo el día.

Y como era de esperar, se me ha hecho un poco durillo, principalmente por el cansancio hasta que coja de nuevo el ritmo. Pero también porque el ambiente en la oficina ha cambiado un poco desde que yo me fui, y aunque a mi entorno directo no ha afectado mucho, sí que noto que necesito un poco de tiempo para acostumbrarme. También resulta que me han asignado unas tareas que no son las que yo creía que iba a estar haciendo, pensaba que iba a estar trabajando en proyectos y en su lugar me voy a encargar de temas de soporte, pero en cuanto se me pase el susto yo creo que la cosa va a ir bien :-D

Y luego por supuesto, sigo en lucha contra el caos, de lo que espero poder escribir un poco más dentro de poco. Las niñas siguen tan bien como siempre: Alicia está muy contenta en la guarde (lo cual es un alivio y un descanso para mí), e Irene también, y aunque me da rabia verlas poco tiempo entre semana, al menos esos dos ratitos por la tarde-noche y por la mañana los disfruto mucho.

También disfrutamos mucho los fines de semana, aunque hagamos lo que hagamos siempre se pasan volando... este finde nos hemos quedado en casa porque Fredi estaba de guardia en el trabajo, pero tampoco nos ha dado tiempo a aburrirnos, hoy hasta hemos tenido fiesta en casa :-)

Primeros días de trabajo y guarde, ¡prueba superada!

¡Qué bien que ya es viernes, qué corta se me ha hecho la semana!

Al final ha sido buena idea lo de volver al trabajo en jueves, os lo recomiendo si alguna vez cogéis una baja maternal. Alicia ha tenido tres días para irse acostumbrando a la guarde; lunes y martes ha estado un poco empachosina porque todavía arrastraba el catarro, pero el miércoles ya volvía a ser ella, toda sonrisas, y estuvo en la guarde tres horas la mar de a gusto, incluso se echó una buena siesta allí.

El jueves por la mañana yo me esperaba que fuera a ser un caos pero sorprendentemente salió todo bien: ¡Irene amaneció a las cinco y media de la mañana! Por suerte de muy buen humor, y se vistió ella solita (haciéndose un poco la remolona por el camino, pero había tiempo de sobra). A las siete desperté a Alicia y nos preparamos para ir a la guarde, las dos se quedaron allí bien contentas y yo pude llegar al trabajo poco después de las ocho, ¡bien!

En el trabajo ya se sabe, el primer día se va leyendo emails y charlando con la gente... por la tarde cuando pasé a buscar a las niñas, las dos estaban muy contentas pero totalmente agotadas, así que al llegar fue directamente cena, baño/ducha y a la camita (y sus papis tres cuartos de lo mismo, por cierto). Y hoy también ha ido todo más o menos bien, curiosamente se han cambiado los papeles: a Irene ha habido que despertarla y Alicia se ha despertado sola. Al trabajo he llegado a las ocho y media pero bueno, los viernes son siempre un poco más relajados...

Y ahora llega el fin de semana, a ver si lo aprovechamos bien y descansamos mucho, que la semana que viene promete ser durilla ;-)

Globalización

La semana que viene ya llegó...

Había rumores, la gente ya sabía que algo iba a pasar, pero no sabían exactamente qué... Hoy el anuncio se ha hecho oficial: mi empresa, como otras tantas, tiene que adaptarse a los tiempos que corren y "reestructurar" plantilla en sus diversas sedes alrededor del mundo. El resultado, 140 trabajadores menos en la sede irlandesa: lo poco que quedaba de manufactura se traslada a Singapur.

Hubo un tiempo en que Irlanda era barata y muchas multinacionales americanas decidieron instalarse aquí: la globalización sonreía a este país. Hoy, esa misma globalización le da la espalda a Irlanda y se vuelve hacia lugares nuevos, más baratos, más al este. Nadie puede decir que no lo veía venir, es simplemente una realidad del mercado, pero eso no hace que nos siente mejor.

¡Hasta luego oficina!

Último día de trabaj- estoo... bueno, mejor dicho: último día en la oficina, que de trabajo hoy, como era de esperar, nada :-D

Mi jefe y mis compañeros me han sorprendido hace un rato con un bonito aplauso, una tarjetita y un vale para Mothercare; no puedo decir que no me lo esperara, digo que me ha sorprendido porque estas presentations (como ellos las llaman) se suelen hacer hacia las tres de la tarde, pero hoy como es Viernes Santo y por si me iba pronto la han hecho a las doce del mediodía.

Esta vez no he dado discursito como la vez anterior, sólo he dado las gracias y ya está, y lo que tampoco ha habido ha sido comilona del equipo a costa de la empresa, que ya se sabe que el presupuesto no está para muchas bromas...

Unas cuantas veces me han preguntado ya si voy a echar esto de menos, y yo les digo que sí, pero sólo hasta que nazca el bebé, ¡que luego ya no voy a tener tiempo! Hasta luego oficina, nos vemos en noviembre.

National & Spiritual Forum

Una de las cosas que te pasan cuando vives fuera de tu país, España en este caso, es que te sientes más español que cuando vivías allí, y cuando te encuentras con otro español te das cuenta de que tienes mucho más en común con él de lo que pensabas, sin importar de qué región seáis cada uno. Así vas poco a poco forjando amistades, y por desgracia unas duran menos que otras porque las situaciones cambian: algunos se quedan pero otros se van, de vuelta a España o a algún otro país.

En los tres años que llevo trabajando en mi empresa he tenido la suerte de conocer a unos cuantos españoles; la primera fue Tatiana, con quien hice muy buenas migas, hasta que al cabo de unos meses ella decidió que prefería volverse a España… el siguiente fue Juanjo, y para cuando nos quisimos dar cuenta hace unos meses éramos ya un grupito de cinco españoles de distintos departamentos: empezamos a juntarnos de vez en cuando para comer, luego pasamos a tener una cita fija todos los viernes… y así nació el National & Spiritual Forum.

Hoy he asistido a la última “reunión” de momento, a partir de la semana que viene ya estaré de baja maternal… Adriana, Clara, David y Juanjo: ¡muchas gracias! Me ha hecho mucha ilusión compartir con vosotros todas esas conversaciones, risas y cotilleos varios ;-)

Morning person, evening person

Esta mañana, gracias a las maravillas del mundo moderno, he tenido una reunión de trabajo a las siete de la mañana. Asistentes: servidora desde Dublín, Irlanda, unas cuantas personas de otra empresa desde Japón (supongo que Tokyo pero no estoy segura), y la jefa del proyecto desde Austin, Texas.

Y charlando con la jefa de proyecto mientras esperábamos a que "llegaran" los japoneses (o sea, que se unieran a la conferencia para empezar la reunión), ella me estuvo dando las gracias por acceder a conectarme tan temprano (claro que para ella era mucho peor, ¡en Texas era la una de la madrugada!), y yo le contesté que no importaba, porque de todas formas yo normalmente me levanto todos los días a las seis de la mañana. Y entonces ella dijo: "ah, así que eres una morning person..."

¿Una morning person? ¿Yo?

Continue reading "Morning person, evening person"