Skip to content

¡Que vivan los novios!

Dentro de poco hará tres años que empezaron las ya legendarias quedadas de Spaniards en Dublín, de las que he hablado tantas veces en este blog. De aquellas quedadas salieron muy buenas amistades, que hoy en día perduran y esperemos que duren muchos años más; son las personas que ahora consideramos nuestra familia en Irlanda, o como nos gusta llamarlo, nuestra framily.

Y también de aquellas primeras quedadas de Spaniards, para algunas personas surgió el amor: dos parejas nuevas nacieron de aquel grupo, y nos alegra un montón ver que les va tan bien juntos... por casualidades de la vida, tanto esas dos parejas como otra más del grupo se han ido a casar ahora en octubre, con sólo unos días de diferencia entre ellos :-D

Rafa e Inés, Migue y Enri, Carlota y Jorge: ¡FELICIDADES! Aquí tenéis una vieja bendición de vuestra tierra adoptiva...
May love and laughter light your days,
and warm your heart and home.
May good and faithful friends be yours,
wherever you may roam.
May peace and plenty bless your world
with joy that long endures.
May all life's passing seasons
bring the best to you and yours!

National & Spiritual Forum

Una de las cosas que te pasan cuando vives fuera de tu país, España en este caso, es que te sientes más español que cuando vivías allí, y cuando te encuentras con otro español te das cuenta de que tienes mucho más en común con él de lo que pensabas, sin importar de qué región seáis cada uno. Así vas poco a poco forjando amistades, y por desgracia unas duran menos que otras porque las situaciones cambian: algunos se quedan pero otros se van, de vuelta a España o a algún otro país.

En los tres años que llevo trabajando en mi empresa he tenido la suerte de conocer a unos cuantos españoles; la primera fue Tatiana, con quien hice muy buenas migas, hasta que al cabo de unos meses ella decidió que prefería volverse a España… el siguiente fue Juanjo, y para cuando nos quisimos dar cuenta hace unos meses éramos ya un grupito de cinco españoles de distintos departamentos: empezamos a juntarnos de vez en cuando para comer, luego pasamos a tener una cita fija todos los viernes… y así nació el National & Spiritual Forum.

Hoy he asistido a la última “reunión” de momento, a partir de la semana que viene ya estaré de baja maternal… Adriana, Clara, David y Juanjo: ¡muchas gracias! Me ha hecho mucha ilusión compartir con vosotros todas esas conversaciones, risas y cotilleos varios ;-)

Vida social

Desde que llegamos a Irlanda hace algo más de tres años, nuestra vida social ha ido cambiando bastante: pasamos de prácticamente no tener vida social al principio (sólo un par de amigos y muchas horas de charla... pero sin salir de casa), a ir poco a poco conociendo más gente, que contactaba con nosotros bien a través de los blogs o a través de Spaniards.

Después llegó, también gracias a Spaniards y a sus foros irlandeses, la era de las quedadas: empezamos a quedar todos los últimos sábados de mes con otros españoles en Dublín como nosotros, y de repente ¡se disparó nuestra vida social! Curiosamente esto pasó justo antes de que naciera Irene, y no pudo ser un momento más oportuno, porque de haberlo dejado para un mes más tarde ya seguro que no hubiéramos encontrado tiempo. En los meses siguientes, poco a poco fuimos formando una especie de "pandilla", un grupo de amigos más o menos de la misma edad y del mismo estilo. Seguíamos yendo a las quedadas mensuales de Spaniards, pero también empezamos a quedar para hacer otras cosas juntos: comer en casa de unos, tomar café en casa de otros, salir a dar una vuelta... sin olvidar otra opción que se volvió también muy popular: echar una mano en las mudanzas :-)

Nosotros por cierto también nos mudamos, nos fuimos del centro cuando yo acabé mi baja maternal, y eso hizo que nuestra vida social voliviera a cambiar: acostumbrados a ir andando a todas partes, de pronto teníamos que coger siempre el coche y tardar en llegar de media hora en adelante, parecía que nos íbamos de excursión el día entero... pero además, como procurábamos respetar los horarios de Irene, y teníamos que volver pronto a casa para bañarla, darle la cena y acostarla, al final entre una cosa y otra los fines de semana se nos volvieron muy cortos.

Ahora Irene ha cumplido ya dos años, Alicia viene en camino, y nosotros nos hemos ido metiendo en un estilo de vida más familiar, que supongo que es lo que toca en esta etapa de la vida: cuando llega el fin de semana solemos quedar con algunos amigos, pero también disfrutamos de tiempo en casa los tres juntos, o nos quedamos por el barrio dando un paseo, o invitamos a alguien a comer en casa o a tomar café... ¿y las quedadas? Pues a las quedadas ya, lamentablemente, no solemos ir.

No solemos ir desde hace ya bastante, pero ayer sábado, aprovechando que venían Elena y David con su pequeño Alberto de visita a Dublín, hicimos una excepción. Nos pasamos por el Bia Bar como en los viejos tiempos, y la verdad es que lo pasamos tan bien como en los viejos tiempos... pero también nos dimos cuenta de que ya somos un poco "las viejas glorias", que ya hemos dado paso a la siguiente generación de Spaniards en Dublín, que además ya no quedan sólo un sábado al mes sino todos los sábados, y eso nos deja buen sabor de boca. Spaniards sigue siendo un punto de encuentro y de referencia para muchos, y nos alegramos mucho de que sea así ;-)

Cambio de planes

Esta mañana Irene ha amanecido contenta y feliz pero con un ojo hinchado, casi no lo podía abrir la pobre, así que hemos hecho un cambio de planes y en vez de seguir el horario habitual de guarde-trabajo, nos hemos quedado en casa haciendo tiempo hasta que abriera la consulta del GP.

El GP nos ha dicho que es una infección, nos ha recetado antibióticos y gotitas para el ojo, y nos ha dicho que volvamos el martes a ver qué tal progresa. También nos ha dicho que es contagioso, como suele pasar con estas cosas, así que de momento nada de volver a la guarde ni jugar con otros niños :-(

Lo cual nos lleva al otro cambio de planes: mañana teníamos pensado pasarnos por la quedada de Spaniards, y nos apetecía mucho porque nos la llevamos perdiendo como desde marzo o así, por unas cosas o por otras... pero en fin, qué le vamos a hacer, el mes que viene será. Para los que vayáis a ir, ¡pasadlo bien!

Barbacoa y fútbol con los Spaniards

El sábado pasado Fredi celebraba su cumpleaños, ¿y qué mejor plan que una barbacoa, un partido de la selección y los amigos Spaniards? Bueno, en realidad para mí lo del fútbol es opcional, pero es buena excusa para juntarnos los de siempre... a hacer lo de siempre, comer y charlar :-)

El día amaneció precioso y aunque luego se torció un poco, no llegó a diluviar, lo cual ya es bastante; los invitados empezaron a llegar a media mañana, encabezados por Jimena, sus papis y su abuelo, a quien agradecemos de todo corazón que se hiciera cargo de la barbacoa (encendió las brasas en un momento, ¡con lo que nos cuesta a nosotros conseguirlo siempre!), y comimos prontito para que luego diera tiempo a ver el partido tranquilamente con el café (lo de tranquilamente es un decir, claro). El partido yo no sé si estuvo bien o mal, dicen que un poco aburrido, pero ¡ganó España! y siempre en compañía se disfruta más. Pero sin duda las que más disfrutaron, con diferencia, fueron Irene y Jimena, que se montaron su propia fiesta en el jardín :-D

¡Vaya semanita!

Pues ya veis, se me ha pasado una semana entera sin postear, y no por falta de temas precisamente... todas las noches en cuanto Irene se dormía me proponía escribir un post, pero luego entre unas cosas y otras me acababa dando la hora de ir a dormir (sí, me he tenido que poner hora de ir a dormir, a las once me voy para la cama, sin excusas) sin haberme podido sentar a escribir.

- El tema de la semana se podría resumir como the Spanish connection, empezando el domingo pasado que fuimos a tomar un café a casa de Ana María y Sergio, antiguos vecinos de cuando vivíamos en el centro, y a conocer su nueva casa.

- El lunes me encontré con la sorpresa de que mi compañero David hizo un llamamiento para juntarnos a comer todos los españoles de la empresa, que somos (que nosotros sepamos) siete, cuatro chicas y tres chicos, cada uno de una punta distinta de España; al final faltó una de las chicas pero los demás lo pasamos fenomenal, ¡esto hay que repetirlo de vez en cuando!

- El martes nos fuimos a despedir de Sofía y sus papás, Víctor y Magda, que al día siguiente se iban para España a comenzar una nueva etapa... Sofía es la amiguita más antigua de Irene, ¡se conocieron antes de nacer! Les vamos a echar de menos, pero gracias a las maravillas de internet podremos seguir en contacto.

- El miércoles y el jueves... buf, mucho trabajo, pero muy contenta :-)

- El viernes había organizada una night out con la gente de mi empresa, pero la verdad es que yo estaba bastante vaga (y en la calle hacía un frío que pelaba), y decidí quedarme en casita a disfrutar una vez más de la curiosa película Once (Once)... el pobre Fredi se la tragó también por hacerme compañía, y eso que no le gustan nada los musicales, ¡gracias!

- El sábado habíamos quedado para ayudar a unos amigos con una mudanza... ¡o eso creíamos nosotros! Resulta que nos presentamos a las diez y media de la mañana en su casa y nos dicen que no, que la mudanza no es hasta el día siguiente :-D Dedicimos aprovechar para ir a hacer la compra y volvernos a casita a jugar con Irene.

- Y hoy domingo, cómo no, hemos ayudado en la famosa mudanza (bueno, Carlota y yo concretamente nos hemos quedado en la retaguardia con las dos peques mientras el resto del mundo cargaba cajas), y luego hemos pasado la tarde al más puro estilo Spaniard, o sea, de cháchara y tomando café en casa de los Jimenas, que a los pobres siempre les invadimos la casa... ¡gracias, chicos!

Quedadas de Spaniards en Dublín 2.0

En noviembre de 2005, muy muy poquito después de llegar Fredi y yo a Irlanda, nuestro buen amigo Eneko nos contó la primicia del nuevo proyecto en el que estaba trabajando: una web para poner en contacto a todos los españoles viviendo por el mundo, a todos los expatriados. La idea era compartir los conocimientos y las experiencias vividas en el extranjero, y servir de ayuda para los que desde España quisieran atreverse a dar el salto. Ni que decir tiene que nos pareció una idea estupenda.

Y así nació Spaniards.es, y yo tengo el gran honor de ser una de las primeras usuarias registradas, concretamente la número cuatro, inmediatamente después de los dos socios fundadores... y de algún listillo más que se me adelantó :-P

Empezamos siendo sólo unos poquitos, pero a medida que pasaban los meses iban llegando cada vez más usuarios nuevos, y los foros se empezaron a animar un montón, sobre todo los de Estados Unidos e Irlanda... y un buen día en el foro de Irlanda surgió la idea de hacer una quedada para conocernos todos en persona.

La primera quedada de Spaniards en Dublín se celebró el 25 de noviembre de 2006, y salió tan bien tan bien que decidimos institucionalizarla: a partir de entonces, siempre el último sábado de cada mes nos dábamos cita en la esquina nordeste del Market Bar.

Y más de un año llevamos ya de quedadas... muchas buenas amistades han surgido de nuestros encuentros mensuales, ¡y más de una pareja! Pero había un detalle que no nos acababa de convencer, y era el lugar de reunión; la verdad es que nunca nos sentimos del todo bien recibidos en el Market Bar, supongo que básicamente por ser una panda de españoles ruidosos que ocupábamos mucho sitio pero no consumíamos pintas a ritmo irlandés (pero es que ¿quién puede seguirle el ritmo bebiendo pintas a un irlandés?)

Total, que necesitábamos un cambio de aires; y hoy, gracias a Bea y Txm que se lo han currado con la investigación, ¡lo hemos conseguido! Hemos pasado a la versión 2.0 de las quedadas de Spaniards: ahora en el Bia Bar.

Nosotros hemos llegado como a las dos y media, justito para comer (la convocatoria es a las doce y media pero ya se sabe lo que pasa con los españoles y la puntualidad), hemos probado las pizzas y los paninis y los dos estaban muy ricos. Además, el bar es muy tranquilo durante el día y los camareros son super agradables, hoy hemos estado en una sala para nosotros solos, casi casi como si la hubiéramos reservado... de hecho, ya hemos hablado con los camareros y para la próxima vez pensamos reservarla.

Así que parece que hemos entrado con buen pie en nuestra nueva "sede social"... Y ni que decir tiene que, como siempre, lo hemos pasado fenomenal (Irene incluida) charlando con los Spaniards irlandeses :-)

Fin de semana madre-hija

Hoy ha sido fiesta en Irlanda: el bank holiday de octubre, que en realidad es algo así como la fiesta de Halloween pasada al lunes anterior (hey, wikienlaces en español por una vez, ¡¡¡bieeen!!!)

Así que Irene y yo hemos tenido puente, o más bien fin de semana largo; pero el papá de Irene no ha tenido esa suerte y hoy le ha tocado trabajar... es más, el pobre no ha tenido ni siquiera fin de semana, le ha tocado trabajar la mañana del sábado y la del domingo (en parte por culpa del dichoso cambio de hora, que cualquiera que tenga niños estará de acuerdo conmigo en que no es una buena idea). Total, que el pobre se ha pegado una buena paliza, porque además este fin de semana teníamos dos citas a las que no podíamos faltar: el sábado la quedada de octubre de Spaniards, y el domingo la castanyada en casa de los Txemas... qué bien que lo pasamos los dos días, ¡y qué corto se nos hizo! :-D

Y el resto del fin de semana, mientras papá trabajaba, Irene y yo hemos tenido muuucho tiempo para estar juntitas, y la verdad es que lo hemos disfrutado un montón. Me lo he pasado en grande viéndola recorrerse el salón de casa de punta a punta, parándose a jugar con todo lo que encontraba por el camino. Me han encantado los ratos que hemos pasado jugando en el suelo las dos, los ratos en que le he dado de comer ¡y ella me ha dado de comer a mí! (es genial ver su carita de satisfacción cuando te ofrece la cuchara y haces como que comes), y los ratos que hemos pasado "cada una por nuestro lado", ella entreteniéndose sola y yo ocupada con otras cosas pero siguiéndola con el rabillo del ojo a ver qué hacía... Hoy me he vuelto a dar cuenta de lo mayor que está y de lo rapidísimo que crece (snif, snif). Y hoy me ha parecido oír que decía... ¿será verdad que lo decía..? ¿o serán ilusiones mías...? Me ha parecido que decía...

¡Mamá!

Fines de semana sociales

Buf, vaya dos fines de semana que llevamos, qué bien lo hemos pasado... Ahora con eso de vivir lejos tenemos que hacer un poco más de esfuerzo para ver a los amigos, pero la verdad es que merece la pena.

El sábado pasado estaba Hernán de visita en Dublín, y fuimos a visitarle a casa de Rafa e Inés. Nos fuimos juntando unos cuantos, y como hacía casi bueno y se estaba bien en el jardín, al final acabamos haciendo barbacoa; el día estuvo muy bien, la pena es que tuvimos que irnos un poco pronto (los horarios de Irene no perdonan), justo cuando llegaba miguev y Alfonso aún estaba por llegar.

Y este sábado quedamos para comer en el centro con unos antiguos compañeros de Fredi: Celeste, Cristina y Mike, un poco como despedida porque Cristina y Mike se vuelven a vivir a España después de pasar unos añitos en Irlanda. Estuvimos en el Yamamori Noodles de George Street, que nos encanta porque la comida está buenísima y además no hay problema en ir con niños y bebés (Irene se lo pasó fenomenal en la trona cogiendo granitos de arroz con los dedos). Después de comer estuvimos todos dando una vueltita por la zona de Grafton y St. Stephens Green, el parque al que tanto íbamos antiguamente (¡¡¡jooo, echamos de menos vivir en el centro!!!)

Total, que había quedada de Spaniards pero nos la perdimos por una vez. Y teníamos pensado pasar por la tarde a ver a Jimena y sus papás, pero no nos dio tiempo, así que se nos ocurrió invitarles a comer a casa hoy domingo... y así como quien no quiere la cosa se lo fuimos diciendo a gente y hoy hamos acabado haciendo otra barbacoa improvisada, en casa con los Jimenas, EarlyBird, Txema y Bea, Luy y Ociore, ¡toma ya!

La verdad es que me encantan los días como hoy, en que nos reunimos unos cuantos con cualquier excusa: nos echamos unas risas (que si ahora la barbacoa no enciende, que si ahora se churruscan las hamburguesas...), a veces hasta jugamos un rato a la wii, y acabamos el día agotados pero con ánimo renovado para volver a empezar la semana.

Por cierto, ¿os habéis dado cuenta de la cantidad de amigos "blogueros" que tenemos? :-D

Y por fin estrenamos la barbacoa

La pobre barbacoa llevaba dos meses en el trastero esperando pacientemente a que alguien viniera a rescatarla... y el sábado pasado ¡por fin! le dimos una alegría :-)

La excusa era la inauguración oficial de nuestra nueva casa; nos hacía mucha ilusión invitar a los Spaniards para que la conocieran, y la verdad es que pasamos un día de BBQ estupendo. Se estaba bien en la terracita, y aunque no hizo sol tampoco llovió, lo cual ya es bastante. Éramos veintitantos y cupimos más o menos bien, casi hasta había sitio para sentarnos todos... pero sólo casi :-(

Irene se lo pasó como los indios jugando con todo el mundo, estaba superfeliz la tía. La idea era haber preparado una zona infantil, pero como al final faltó el 50% de las invitadas de Irene, o sea, faltó Jimena que estaba malita y sólo vino Sofía, pues más o menos nos apañamos con el parque de Irene y alrededores.

Muchas gracias a todos los que vinieron, especialmente a los que por no tener coche tuvieron que pegarse una panzada de autobús y/o LUAS (porque eso sí, sin coche sólo merece la pena venir a vernos a casa si es para pasar el día, para un café no tiene mucho sentido). Y a los que esta vez se la perdieron, bien porque les coincidía con otra cosa o porque por despiste mío no se enteraron a tiempo (sorrrryyyy...), no os preocupéis que en cuanto podamos repetimos.

La pena es que con tanto barullo Fredi y yo no tuvimos tiempo de hacer fotos, así que por lo menos nosotros no tenemos nada que subir a Flickr, pero seguro que Rafa y Miguev sí, que son los fotógrafos oficiales de todos los eventos. ¿Alguien más?

Y las vacaciones tocaron a su fin...

Bueno, perdonad que haya estado tanto tiempo sin dar señales de vida... este post se me quedó a medio escribir el sábado pasado, y luego con el lí­o de maletas y despedidas no lo pude acabar. Tras casi dos meses de gira por España, se acabaron las vacaciones :-)

El viernes pasado llegamos de nuevo a León, esta vez ya los tres juntitos: Fredi habí­a llegado unos dí­as antes de la Euskal, en autobús hasta San Vicente de la Barquera, adonde fuimos a buscarle Irene, los abuelos y yo.

Las dos semanitas en Picos de Europa fueron estupendas, muy tranquilitas. A mí­ la verdad es que siempre me ha encantado aquello, desde la primera vez que fui hace ahora cinco años, e Irene se lo ha pasado fenomenal en Santa Marina, el pueblo de su bisabuela. Hemos dormido mucho, comido muy bien y dado muuuchos paseítos disfrutando del aire fresquito de la montaña. ¡Y tan fresquito! Para que os hagáis una idea, la chimenea de casa ha estado encendida dí­a y noche hasta el penúltimo dí­a, que empezó a hacer un poquito más de calor; total, que Irene pasó en tres días de estar bañándose en la piscinita a quedarse embelesada mirando las llamas bailar en la lumbre.

Después en León estuvimos un dí­a y medio, lo suficiente para quedar un ratito con los amigos y que la familia disfrutara un poquito más con la enana, y después los abuelos nos llevaron a Madrid. En Madrid estuvimos apenas un dí­a, que no dio de sí­ para ver a los amigos de allí­, pero a cambio coincidimos en casa con mis dos hermanas, mi "cuñao" y su sobrina Gaby, y mis sobrinas Ana e Isabel; fue muy divertido, estaba el salón hasta los topes de maletas :-D

Y el lunes tocaba volverse para Irlanda... por casualidad coincidió que en el mismo vuelo vení­an también nuestro amigo Eneko, el creador de Spaniards, y su mujer, que pasaban por Dublí­n de camino a California, y aprovechamos que Irene se habí­a quedado dormidita (¡al fin!, después de pasarse tooodo el vuelo jugando en investigándolo todo, pasándoselo en grande pero sin parar ni un minuto) para cenar con ellos y con Rafa, que se acercó a vernos, en el McDonalds del aeropuerto.

Y de ahí­ a casa, nuestra nueva casa, pero eso ya es otra historia y os la contaré en un nuevo post. De momento, con esto doy por concluido el capí­tulo de vacaciones 2007, que han estado muy bien pero la verdad es que se me han hecho un poquito largas, sobre todo las semanas que hemos estado sin Fredi; el año que viene habrá que planearlas de otra manera ;-)

Nuevos descubrimientos

En estos últimos días, Irene:

- Ha seguido practicando el mantenerse sentadita, cada vez le sale mejor :-)

- Ha descubierto su oreja derecha, le gusta enredar con ella cuando tiene algo de sueño.

- Ha aprendido a quitarse el trapito que le ponemos en la cara cuando jugamos con ella a ¿dónde está Ireneee?, y a sonríe de oreja a oreja cuando consigue destaparse y le decimos ¡ahí está! :-D

- Ha seguido intentando tocarse los pies y jugar con ellos, casi siempre sin éxito :-(

- Ha jugado mucho con su amiguita Jimena, que ya tiene ¡diez meses!. Ahora sí que se hacen caso la una a la otra: Irene se queda mirando a Jimena, y Jimena quiere jugar con ella, tocarle la cara, el pelo... quitarle los juguetes... vamos, lo normal, pero Irene se lo toma con filosofía.

- Ha jugado también con su amiguita Sofía, con la que se lleva nada más un día. Bueno, entre las dos todavía no interactúan mucho, pero se miran, se sonríen y luego sigue cada una por su lado :-)

- Ha hecho un montón de vida social con los Spaniards, el sábado en la barbacoa de Miguev (donde los tres nos lo pasamos de miedo, por cierto) y hoy pasando la mañana con Ociore.

- Ha seguido, como siempre, haciendo felices a sus papis con sus juegos y sonrisas ;-)

Irene cumple seis semanas

¡Hoy Irene cumple seis semanas!

Lo hemos celebrado pasándonos por la quedada de Spaniards; Irene se ha portado fenomenal, ha estado dormidita todo el rato y sus papás han podido disfrutar de una cervecita y buena conversación :-)

Si es que ya es una mayor... ayer fuimos al GP a la revisión de las seis semanas: pesa 4.02 kg (ha bajado un poco el ritmo pero sigue engordando estupendamente), y mide 53 cm, ¡ha crecido un montón! Se le nota sobre todo en la ropita.

Y otra cosa que hemos notado es que a veces ya aguanta más entre toma y toma, sobre todo a media mañana/mediodía últimamente aguanta cuatro horitas o algo más; luego por la tarde subimos la frecuencia a cada dos/tres horas; la explicación a todo esto es que por la mañana se produce más leche y por la tarde menos, y además la leche de por la mañana es más rica en grasas y sacia más que la de por la tarde (como veis sigo aprendiendo cosas nuevas en la "clase de lactancia" de los viernes en el Rotunda)

Y las noches varían mucho: el otro día por ejemplo, que había comido muy muy bien, aguantó dormida desde medianoche hasta las cuatro y media de la mañana (aunque yo desde las tres y pico ya andaba con la oreja puesta, porque me parecía que era mucho tiempo ya...), pero otras veces se despierta cada hora y media o dos horas, come un poquito y se queda dormida, momento que aprovechamos para acostarla. Eso sí, llorar ya llora mucho menos, y como no la espabilamos para comer ya no tardamos tanto en conseguir que se duerma después... poco a poco vamos consiguiendo pasar mejores noches.

Total, que ya vamos cogiendo un poco el ritmillo de las tomas, las siestas y demás, y vamos pudiendo hacer más cosas a lo largo del día. A veces en lugar de sacarla a la calle con el cochecito la sacamos en la mochilita, bien abrigadita, y no sé a quién le gusta más, si al padre o a la hija, van los dos encantados :-D

Españoles en Dublín

El sábado se había organizado una quedada de Spaniards en Dublín, para conocernos los que andamos por los foros irlandeses de Spaniards. La cosa empezaba a partir de las doce; Fredi se fue para allá desde primera hora con varios de nuestros amigos, mientras mi amiga Magda y yo nos íbamos a clase de yoga para embarazadas, y cuando luego llegamos al Market Bar ya había como unos treinta españolitos hablando animadamente y tomándose sus raciones (o lo más parecido a raciones que hemos encontrado aquí en Irlanda). Había de todo: gente que ya llevaba aquí varios años (creo que Alfonso, que llegó hace nueve, era el más veterano) y gente que había llegado hacía tan sólo unos días; gente que conocíamos ya en persona, gente que habíamos conocido a través de internet y gente que nos conocía a nosotros por los blogs (u otras cosas) y nosotros a ellos no :-)

La verdad es que hablando con la gente nos hemos dado cuenta (otra vez) de la suerte que tuvimos cuando llegamos aquí. En aquel momento nos recibieron nuestros amigos Hernán y Rafa, nos quedamos en su casa (encima nos dejaron la habitación más grande) y nos dieron toda clase de consejos sobre la vida en Irlanda. Si hubiéramos estado completamente solos al llegar, como le pasa a mucha gente, no ya es que nos hubiera resultado muchísimo más difícil, sino que igual ni siquiera lo hubiéramos intentado (con lo miedica que yo soy...), y fíjate la oportunidad que hubiéramos perdido... por eso ahora intentamos ayudar a otra gente que se viene para acá sola y pide orientación a través de los foros de Spaniards, o de los blogs: a nosotros no nos cuesta nada contar nuestra experiencia, y en cambio para el que llega puede ser un consejo muy útil.

Y el día se pasó volando, hablando con unos y con otros, hasta que nos dieron ¡las nueve de la noche! Ni siquiera habíamos cambiado de bar ni nada, de lo bien que se estaba en aquel sitio (y habiendo llegado temprano, el grupo tenía cogidas tres buenas mesas desde el principio), y la verdad es que todos quedamos tan contentos que el comentario general fue "a ver cuándo lo repetimos"... así que seguramente se intentará hacer una quedada mensual o algo parecido. Lo único es que yo las quedadas de los próximos meses me las tendré que perder, pero en cuanto Irene crezca un poquito, para allá que nos vamos las dos :-D

Comunidades virtuales

Este fin de semana hemos conocido por fin en persona a Miguel Ángel, otro aventurero que se ha decidido a dejar España por un tiempo y venir a dar una vuelta a ver qué le ofrece Irlanda :-)

Con él son ya varios los españoles a quienes hemos conocido primero "virtualmente", porque contactaron con Fredi o conmigo a través de los blogs o de la comunidad de Spaniards, y ya después hemos quedado aquí en Dublín para conocernos "físicamente". Para mí esta es una situación totalmente nueva; hasta hace bien poco no me planteaba internet como un sitio donde conocer gente nueva, sino como un modo de mantener un contacto con las personas que ya conocía... aunque claro, supongo que era porque mi concepto de "conocer gente nueva a través de internet" se basaba en los chat rooms, las webs de contactos, etc., y por eso no me habían atraído nunca, siempre me ha dado la impresión de que la gente miente más que habla (o escribe) en esos sitios.

Pero ahora con las comunidades virtuales es distinto. Una persona puede ponerse en contacto contigo porque haya leído tu blog, o haya visto una foto tuya en Flickr que le haya gustado, o porque haya visto tu perfil en Neurona o en Linkedin... el caso es que de alguna manera te ha encontrado y ha visto que tiene alguna afinidad contigo, o quiere pedirte consejo sobre algo... gracias a estas comunidades, internet nos permite no sólo obtener un montón de información "anónima", sino también ponernos en contacto con personas que nos pueden contar su experiencia o visión personal sobre los temas que nos interesan. El potencial de todo esto me parece impresionante.

El caso es que hace cinco años nos parecía que internet había avanzado una barbaridad y que ya no se podía ir más allá... y ahora fijaos dónde estamos... quién sabe adónde podemos llegar ;-)

Actualización: lo he estado pensando y al final me he acordado de que esto de conocer gente por internet no es tan tan nuevo para mí...

Hará unos tres años, a través de un compañero del curso de traducción al que estaba apuntada, conocí la lista de correo Traducción en España, donde traductores y estudiantes de traducción preguntan dudas, comparten información y demás. Me encantó: me convertí en una "oyente habitual" de la lista, y llegué a ir varias veces a la quedada que se organizaba todos los meses (y seguramente se siga organizando) en el Café Comercial de Madrid, en la Glorieta de Bilbao... en esas quedadas tuve oportunidad de "ponerles cara" a varias de las personas que más participaban en la lista, charlar un rato con ellas y aprender todavía un poco más.

Pero creo que la diferencia entre entonces y ahora es que entonces yo era una mera oyente, alguien que recibía información pero no tenía nada que aportar (o más bien no creía tener nada que aportar), mientras que ahora me da la sensación de que al menos tengo unas experiencias que contar, que puede que no sean gran cosa, pero que aun así les pueden servir de ayuda a otras personas.