Skip to content

Tres añitos

Alicia ha cumplido hoy tres añitos, ¡¡¡bieeeeeeeeeeeeeennn!!!

Su hermana Irene ha tenido la idea de despertarla esta mañana con tres globos de colores, uno por cada año, y le han encantado, estaba superfeliz :-D. Por lo visto, luego en la guarde también se lo ha pasado muy bien, hicieron una fiesta de cumpleaños, y Alicia repartió entre sus compañeros los chupachups que habíamos llevado (nosotros haciendo patria, con los chupachups españoles).

Y por la tarde ya en casa, ¡a contestar al teléfono! O más bien al skype... Por cierto, qué inventazo lo de poder hacer videoconferencia desde el móvil, aunque se vea la imagen más pequeñita merece la pena, es mucho más cómodo (sobre todo cuando andas corriendo detrás de dos personajillos intentando que entren en cámara y se las vea bien). Entre llamada y llamada les dio un poco de tiempo a jugar con los regalitos: una sillita de bebé de Peppa Pig (que la otra pobre ya estaba moribunda), y una baraja de cartas de los pitufos.

Y luego ya lo de siempre: cenar (hoy con postre de chocolate, eso sí), lavar los dientes, ducha, cuento y a la cama... el fin de semana ya lo celebraremos con tarta, amiguitos y demás :-D

Ya llegaron Peppa y George

Me comunican que la señorita Peppa Pig y su hermanito George ya han llegado a España, de la mano de Clan TV :-D

Peppa Pig es desde siempre uno de los dibujos animados favoritos de Irene, y no me extraña, porque la verdad es que están muy bien. Los dibujos en sí son muy basicotes, por eso supongo que resultan tan graciosos, y los capítulos no se hacen nada pesados, ¡no les da tiempo, sólo duran cinco minutos! Cuentan historias cotidianas de Peppa, su familia y sus amigos, muy entretenidas para los niños (y muy tolerables para los mayores, que hay cada serie por ahí...)

Estos dibujos, al ser británicos, son ya muy conocidos aquí en Irlanda (donde se ve mucha tele de la isla de al lado), y hay merchandising de todo tipo, supongo que no tardará mucho en llegar también a España. La mochila del colegio de Irene es de Peppa Pig y su mejor amiga, Susie Sheep, y a Alicia le regalamos un muñequito de George, el hermano pequeño, que es con el que ella se identifica más ;-)

Pero eso sí, si compráis merchandising de Peppa Pig, mejor que sea en dos dimensiones, que en tres dimensiones la pobre queda un poco rara, ya la veréis... de momento que disfrutéis de los dibujos, y si es en versión original, todavía mejor, que se les entiende muy bien.

Pañales fuera, segunda ronda

Bueno, pues yo diría que Alicia ya está oficialmente en "potty training", después de un primer intento interrumpido por la varicela. Lo curioso es que ni ahora ni la vez anterior nos han pedido en la guarde que empecemos nosotros con un intensivo de fin de semana, así que hemos empezado en plan más progresivo, a quitar el pañal a ratos cada vez más largos, sobre la marcha.

Por supuesto, hay escapes de vez en cuando (en la guarde son muy finos y lo llaman "accidentes"), peor en general parece que lo controla bastante bien, aunque aún le falta el reflejo de querer ir al potty cuando ve que tiene ganas de hacer pis. Y otra cosa que no la emociona especialmente es lo de llevar braguitas de niña mayor, está claro que es más cómodo y seguro llevar un pañal :-D

Pero espero que, con ayuda de premios y pegatinas, dentro de no mucho esté controlado el tema del potty. Seguiremos informando.

Doble déjà vu

Veranito, planes de viaje, se va acercando el gran día... y de pronto aparecen los dichosos granitos de la varicela, y adiós vacaciones :-(

¿Os suena? A mí sí, y por partida doble.

Y os preguntaréis, ¿cómo es que nos ha podido pasar esto TRES veces si sólo tenemos dos niñas? Pues porque la última vez no fue realmente varicela (cosa que ya creíamos y hoy se ha confirmado), debió de ser otro virus que fastidió menos, sólo un par de días en lugar de ocho o diez.

Esta vez sí que es varicela, Alicia ha sido la "afortunada" de contraerla (y la verdad es que la tía está como una rosa, a no ser por un puñado de granitos por el cuerpo). Y esta vez ha tocado decirle adiós a una semanita en el Algarve, con amigos y alguna que otra visitilla familiar. Pero repito, que esto sea lo peor que nos pase... la verdad es que nos lo hemos tomado a risa, con esta ya somos especialistas en autosabotearnos las vacaciones :-D

Pasadlo fenomenal, chicos, y daros un bañito a nuestra salud. Nosotros disfrutaremos del Irish weather esta semana ;-)

Adiós bebé...

En esta casa ya no hay bebés, ¡Alicia se nos ha hecho mayor!

A partir de cumplir los dos años, la edad ya se deja de contar en meses, y para mí tiene bastante sentido. Alicia está ahora en esa época de grandes cambios, de querer hacerlo todo ella sola (y luego frustrarse cuando no lo consigue), de dejar de ser un bebé y empezar a ser una niña. Atrás quedaron la cuna (o parte de ella) y la trona, y las siestas poco a poco van siendo menos necesarias, de hecho en fin de semana raro es que consigamos que duerma algo, a no ser que vayamos a algún sitio en coche.

En la guarde ya está en la clase de toddlers, por supuesto, y al parecer no le costó nada cambiar. Juega mucho con su hermana Irene y aprende un montón de ella, la verdad es que es una gozada ver lo bien que se llevan las dos. Irene ayuda a Alicia en todo lo que puede, y Alicia a veces se deja ayudar, pero a veces no. Ella sola se pone las zapatillas, el pijama, y a veces también acierta a ponerse la chaqueta, aunque otras veces se la pone al revés... Habla mucho (ya se la va entendiendo bastante), le gusta mucho mirar cuentos y hacer puzzles, y la tele también le gusta pero no aguanta mucho sin ponerse a hacer otra cosa. Ya sabe abrir y cerrar puertas, y si por ella fuera se lavaría sola las manos, aunque mejor la supervisamos por lo que pueda pasar... De vez en cuando se sienta en el potty y hay sorpresa, hoy por ejemplo ha conseguido hacer caca, ¡bien por Alicia!

Tiene el pelo ya un poco largo, le hacemos moñitos y está graciosísima, tiene una cara de pilla... y si sólo fuera la cara... en general se porta más o menos bien pero de vez en cuando se le cruzan los cables y nos lía una buena, y es que tiene una energía inagotable, por la noche nos dormiría a todos antes de quedarse dormida ella :-D

La habitación de Irene y Alicia

Desde hace un par de semanas, la habitación de Irene se ha convertido en la de Irene y Alicia :-D

A las dos les hace mucha ilusión compartir habitación. Pensábamos que a lo mejor tardarían un poco en adaptarse, porque las dos llevan ritmos distintos, pero qué va: Irene es siempre la primera que se duerme y la última que se despierta, pero es que su hermana tiene ventaja porque aún duerme siesta... bueno, la duerme los días de diario en la guarde, aquí en casa se queda en la cuna pero hay demasiadas distracciones y poco sueño. Luego por el día les encanta ponerse a leer cuentos, a pintar en la pizarra o a jugar a cualquier otra cosa.

Y otra novedad en la habitación de Irene y Alicia es la banda sonora: la última vez en España, su tita Sara les regaló un radio CD muy chulo, y ahora nos despertamos todas las mañanas con música (en español, por supuesto). La verdad es que ayuda mucho a que se espabilen por la mañana antes de ir a la guarde, y empezamos el día las tres de buen humor, cantando y bailando. ¡Gracias, tita Sara, qué buen regalo!

Aquí debería poner fotos, pero el caso es que no tengo ninguna reciente, sorry, en cuanto me acuerde las hago... de todas maneras ahora la habitación está un poco provisional, digamos que le falta decoración. El siguiente paso es abrirle el lateral de la cuna "transformers" a Alicia para que pueda entrar y salir ella sola, cualquier día de estos lo haremos y a ver qué pasa...

¡Feliz cumpledosaños, Alicia!

La señorita Alicia ha cumplido hoy dos años, ¡felicidades mi niña!

Y yo diría que ha pasado un día estupendo... no sé hasta qué punto se daba cuenta de que lo especial del día, pero le ha gustado encontrarse dos globos en su cunita al despertarse esta mañana, uno por cada año que cumplía. Luego en la guarde le hicieron una fiesta de cumpleaños, con tarta y helado incluidos, y las cuidadoras le regalaron una tarjeta de felicitación.

Y ya en casa, Irene le ha dado su regalo de parte de todos: ¡la casita Lego de Winnie Pooh! Enseguida la han juntado con otras piezas de Duplo que ya tenían, y menuda fiesta han acabado montando en el salón :-D

Lo único que no ha habido hoy es tarta, eso y las velitas lo dejamos para el fin de semana. Pero vamos, que ni la cumpleañera ni su hermana mayor se han quedado sin postre, como os podréis imaginar, que aún tenemos stock de huevos de Pascua de chocolate...

Alicia, casi 22 meses

Tal y como dicen los dibujitos de Lilypie aquí a la derecha, Alicia se va acercando peligrosamente a la barrera de los dos años. De hecho, mentalmente para mí es ya como si los tuviera, la prueba es que ya he dejado de contar su edad en meses... ¡Alicia ya no es un bebé, es una niña! (snif)

Y entre lo espabilada que es ella y lo mucho que le enseña y ayuda su hermana mayor, está aprendiendo mucho y muy deprisa. Ya sabe, por ejemplo, subir y bajar las escaleras de casa andando, agarrándose a la barandilla y/o a nuestra mano, y también se sube y se baja sin problemas a otros sitios, como el sofá... o el balancín de Ikea de Irene, para poder mirar por la ventana tranquilamente :-D

Comer come más o menos de todo (salvo alguna vez que le da por ser tiquismiquis), y sabe usar la cuchara y el tenedor, pero le resulta mucho más interesante comer con las manos, ¡hasta lentejas la hemos pillado comiendo con las manos alguna vez! Ahora le están saliendo los colmillos y la pobre ve las estrellas de vez en cuando, esperemos que se pase pronto porque también es un incordio a la hora de dormir. Y hablando de dormir, poco a poco la siesta va empezando a desaparecer; de momento sólo se queda sin dormirla algún día suelto de vez en cuando, pero ya se ve que le va haciendo cada vez menos falta.

Por lo demás, sus aficiones son leer cuentos, desvestir muñecas (e intentar vestirlas luego, todavía sin demasiado éxito), y en general imitar todo lo que hace su hermana mayor, incluido sentarse a hacer pis (sólo que Irene lo hace de verdad, y Alicia se sienta en el potty vestida y todo, por hacerle compañía). También le encanta lavarse los dientes, o más bien morder las cerdas del cepillo, y bañarse sola o con su hermana, pero siempre que no haya que mojar el pelo, ¡eso lo odia con toda su alma!

Cuando llegamos de la guarde por las tardes, lo primero que hace Alicia es sentarse en el sofá y pedir cli-cla, o sea, una película. Vocabulario ya tiene un montón, unas palabras son en inglés y otras en español, y por supuesto todas las pronuncia a su manera, pero cada vez se la va entendiendo mejor, y ya sabe encadenar dos o tres palabras para formar una frase sencilla. Curiosamente, su amigo inseparable de peluche tiene varias pronunciaciones: muchas de las veces lo llama titi, porque es su teddy, su peluche para dormir; otras veces es poki, pero ya cada vez su pronunciación se va acercando más a su verdadero nombre: ¡Mlonki!

Y por lo demás, su sonrisa es encantadora pero tiene cara de pilla, y si sólo fuera la cara... ;-)

¡Feliz cumpledieciochomeses, Alicia!

Alicia cumple hoy un añito y medio, ¡felicidades mi niña!

Madre mía, qué rápido ha pasado el tiempo, hoy hace también un año que empezó a ir a la guarde, entró como un bebé y ya es toda una toddler hecha y derecha (aunque oficialmente no tuvo cambio de clase, más bien convirtieron toda su clase entera de babies a toddlers)

En la última visita al pediatra, hará más o menos un mes, medía 80 cm y pesaba 10,7 kg, y desde entonces yo diría que ha vuelto a crecer, la talla de ropa tiene que ser ya de dieciocho meses para arriba. Las escaleras de casa las sigue subiendo y bajando a gatas, por seguridad, pero los escalones de la puerta principal ya los baja ella solita para ir a la guarde todas las mañanas. Precisamente, está entrando en la edad de querer hacerlo todo ella sola, y frustrarse un montón cuando no lo consigue, como cuando intenta ponerse la chaqueta o el abrigo... Eso, junto con su espíritu de llevar la contraria, hacen que NO y MAI ("mine", o sea, "mío") sean ahora mismo sus dos palabras favoritas :-D

Se supone también que ésta es la edad de las rabietas (más bien hacia los dos años, pero empezando desde ahora), y aunque hemos tenido alguna que otra, en realidad no nos podemos quejar (y que dure, cruzo los dedos). Otro dato importante es que ya ¡por fin! le están saliendo los dos dientes que le faltaban abajo, uno a cada lado de los del centro, y muelas ya también tiene un montón, así que parece que ya nos hemos puesto al día. Con las comidas también nos hemos puesto al día, quedan pocas cosas de comer que no haya probado, y más o menos sabe beber de un vaso ella sola, aunque todavía de vez en cuando calcule mal y se lo eche encima :-D

Pero lo mejor es que está graciosísima, hecha una gamberrina. De su hermana Irene aprende un montón, y siguen jugando mucho juntas, ahora ya saben cómo ponerse de acuerdo cuando las dos quieren el mismo juguete. Y yo la verdad es que me lo paso bomba también jugando con ellas, o simplemente observando cómo se desenvuelven y se entretienen por su cuenta, y cómo interactúan entre ellas. Por cierto, en la misma visita al pediatra Irene medía un metro exacto y pesaba 17,5kg, y el mes que viene cumple ya cuatro años, madre mía...

Halloween y la caja de monstruos

Este fin de semana se celebra Halloween, y tengo que reconocer que no es una "fiesta" que me haga mucha gracia... vamos, que en general intento evitarla en la medida de lo posible, aunque sí que hay algunos detalles que me gustan, como nuestra nueva tradición familiar de vaciar y decorar una calabaza (sólo es el segundo año que lo hacemos, pero espero que dure), y preparar chocolatinas para dar a los niños del barrio que vengan a decirnos: trick or treat!

En la guarde de Irene y Alicia, la fiesta de Halloween fue el viernes pasado, y allá que fueron las dos disfrazadas de Peppa Pig... o bueno, no exactamente, porque Alicia no tenía ninguna gana de ponerse su disfraz, así que lo llevamos en una bolsa, pero para cuando fuimos a buscarla por la tarde sí que lo llevaba puesto :-D

El caso es que aquel día debieron de estar contando historias "de miedo" en la guarde, y tal vez los disfraces de algunos niños o niñas mayores dieran también un poco de miedo, porque al parecer Irene prefirió no quedarse escuchando y dedicarse a ayudar a Rachel, una de las cuidadoras, a cuidar de los pequeños. Y desde entonces, curiosamente, ha aumentado bastante el número de monstruos y leones (sí sí, leones) que se va encontrando Irene cuando se queda sola en alguna habitación; antes aparecía alguno de vez en cuando, pero bastaba con decirle que se fuera ya a su casa (que su mamá le estaría buscando) para que desapareciera y no incordiara más. Lo malo es que últimamente no se iban ni aunque se lo pidieras, así que hemos decidido cambiar de estrategia y elaborar nuestra propia caja de monstruos.

De momento llevamos metidos tres monstruos en la caja, dos dibujados por Irene y uno por Alicia, y parece que está funcionando muy bien (¡gracias, SuperTitaMamen!). Ahora la única pega es que claro, el tema de los monstruos está solucionado, pero como preguntaba Irene esa mañana: ¿y los leones?



"Aisha"

Así es como se llama Alicia a sí misma: Aisha

Últimamente hemos estado practicando mucho lo de los nombres en casa, con juegos tipo "¿dónde está Papá? ¡Ahí está Papá!", señalando todos a Papá con el dedo, y luego repetimos con Mamá, con Irene y con Alicia. Y a Alicia le encantan esos juegos, supongo que como a todos los niños, y más ahora que ya va diciendo más palabritas; la última novedad ha sido Fafa, su modo particular de llamar a su tío postizo Rafa. Pero la palabra que más repite al cabo del día es Nene, para llamar a su hermana.

Las dos se siguen llevando fenomenal, juegan mucho juntas, e Irene cuida y defiende un montón a Alicia, aunque ya de vez en cuando se pelean por los juguetes y esas cosas que pasan entre hermanos... Alicia con sus dieciséis meses (que yo me empeñaba en que eran catorce, ya no sé ni contar) ya tiene mucha personalidad, me da que dentro de no mucho va a empezar con las rabietas típicas de los dos años, pero luego cuando está contenta es graciosísima, es muy cariñosa y le encanta ir por ahí dando abrazos. Irene le ha enseñado a posar para las fotos, sonríe y dice tiiiiii (su versión de cheese, que es lo que se dice aquí), lo cual es un gran avance, porque antes no había manera de conseguir que se estuviera quieta, las fotos salían casi todas movidas :-D

Y hablando de moverse... no sé si conté aquí cuando Alicia se soltó a andar, fue durante las vacaciones en Gales (el post de las vacaciones sigue pendiente, por cierto): en el ferry de ida iba agarradita de la mano a todas partes, y en el de vuelta ya venía ella sola y no quería que nadie le cogiera de la mano. Bueno, pues desde que se soltó a andar no hay quien la pare, la pobre se ha llevado ya unos buenos cuandos coscorrones y un par de heridas en la boca al clavarse los dientes al caer, aunque ya parece que va controlando mejor y midiendo el peligro, lo cual es importante... en cuanto a las comidas, ya come prácticamente de todo y se apaña bastante bien ella sola con la cuchara; lo de pinchar con el tenedor ya está un poco más difícil, pero eso a ella no le preocupa, a la mínima que nos descuidamos ya está cogiendo la comida con las manos, ¡aunque sean lentejas! Si es que esta niña es la reina del messy play :-D



...Y se acabaron las vacaciones

Bueno, pues ya estamos de vuelta de vacaciones, hoy ha tocado ya volver al mundo real.

El viaje a Gales ya lo contaré más despacio, en cuanto estén listas las fotos, pero en resumen: lo hemos pasado fenomenal, hemos visto bastantes cosas pero con calma y sin prisas, lo cual quiere decir que se nos han quedado otras muchas por ver, habrá que repetir el viaje dentro de no mucho :-D

Irene y Alicia se lo han pasado igual o mejor que nosotros, Irene recorriéndose los castillos de arriba a abajo para ver si encontraba al príncipe y la princesa (no ha habido suerte, otra vez será), y Alicia cogiendo cada vez más confianza al andar, ¡ya se ha soltado a andar ella sola! En el ferry de ida pedía ir de la mano a todas partes, y en el de vuelta no consentía ir de la mano de nadie... el ferry, por cierto, nos gustó mucho, es una gozada lo de lllegar con el coche, bajarse y disfrutar del viaje, sin tener que andar cargando maletas ni bultos ni preocuparse de nada más. La travesía duró algo más de tres horas pero se hicieron amenas, entre las cafeterías y restaurantes varios, la zona infantil y cómo no, la tienda de souvenirs.

Ni que decir tiene que Gales nos ha encantado también, es un poco del estilo de Irlanda (clima incluido, sunny spells and scattered showers), pero más montañoso, con unos paisajes muy chulos. De los paisajes nos habían hablado muy bien, y de las carreteras muy mal... la verdad es que hay de todo, carreteras buenas y malas, anchas y estrechas, yo creo que probamos de todos los estilos. En la semana nos dio tiempo a ver los castillos de la zona norte, bajar un par de días a Cardiff y luego volver a subir para coger el ferry de vuelta; seguramente si nos hubiéramos planificado un poco mejor le habríamos sacado más partido al tiempo, pero lo que sí tenemos claro es que acertamos al menos en dos cosas: la compañía (Rafa e Inés y Alfonso y Clodagh), y la cadena de hoteles donde nos quedamos todas las noches, y que recomiendo a cualquiera que viaje al Reino Unido: Premier Inn.

Más detalles del viaje en el siguiente post...

Última vacuna... de momento

Esta tarde hemos ido a ponerle a Alicia la vacuna de los trece meses, la última en una temporadita (hasta que empiece el colegio). La pobre ha llorado un poquito, como es normal, no tanto con el primer pinchazo como con el segundo, que ya la pillaba sobre aviso, pero con ayuda de su hermana Irene y su inseparable peluche Monki, se le ha pasado en seguida :-)

Aprovecho para contar unas cuantas habilidades más del repertorio de Alicia, algunas nuevas y otras que se me olvidó comentar el otro día:

- La palabra que más utiliza, y con todo el sentido, es TATA. que es lo que les enseñan aquí en Irlanda a los niños como primera versión del "gracias", o "thank you". Cuando Alicia tiene algo en la mano y te lo quiere dar, o le das algo tú a ella en la mano, dice TATA. También funciona para pedirle que te dé lo que tiene cogido en ese momento, sólo hay que extender la mano y decir, TATA, a lo cual ella responderá devolviéndote el objeto... si y sólo si le da la real gana :-D

- Todavía no se suelta a andar sola más de dos o tres pasos, pero de la mano es capaz hasta de correr, especialmente persiguiendo a Irene.

- Otra palabra que está empezando a utilizar mucho es "Noh", a veces parece que la suelta al azar pero otras da totalmente la impresión de que está realmente diciendo que no... vaya, que no le da la gana lo que sea que le acabes de decir.

- Ya prueba muchas más comidas, prácticamente todo lo que se le pone por delante, y sabe beber con pajita. De hecho, beber con pajita o directamente del vaso (con ayuda) le gusta infinitamente más que usar el beaker.

- Las escaleras ya las tiene dominadas (con las debidas normas y protecciones, of course), y casi siempre va y viene de la guarde andando de mi mano. El paseíto (de un minuto escaso) por la mañana y por la tarde es una gozada, Irene y Alicia se lo pasan bomba juntas y nosotros de paso también...

Alicia aventurera

¡Alicia ya sube y baja las escaleras de casa! Por supuesto de manera controlada, a gatas y con su padre o yo al lado, pero lo hace ella solita... claro que de vez en cuando, a la mitad le da por ponerse de pie y agarrarse a la barandilla como los mayores, y hay que convencerla para volver a ponerse a gatas :-D

Lo único que le falta ya es soltarse a andar definitivamente para terminar de convertirse en un peligro... ya tiene muchísima soltura agarrada de un solo dedo o pasando entre un mueble y otro, pero no parece tener muchas ganas de andar sola de momento. Aun así, hace ya más de un mes que en la guarde la pasaron de la clase de bebés a la de wobblers, y la verdad es que está hecha toda una señorita ya, hagamos recuento:

- Dientes: cinco (tres arriba y dos abajo), y más en camino a juzgar por cómo se pone de rabiosa a veces... y cómo le da por morder a quien le pilla más cerca, normalmente su pobre hermana mayor :-D
- Palabras: es muy buena repitiendo casi todo lo que le dicen, y la que mejor se le entiende es AGUA, aunque también dice PAPA, MAMA (o MAMI), NNÉ (Irene), MMÍ (su muñeco Monki), TTÁ (toallita) y su favorita últimamente: PA-PA-PO (zapatos)
- Movilidad: se sube y se baja de la camita de su hermana con toda facilidad, y también de la mesita baja del salón; con el sofá también lo intenta pero todavía le queda un poco grande.
- Sociabilidad: se lo pasa en grande en la guarde y también jugando con su hermana, aunque ya empieza a tener asomos de rabieta de vez en cuando, parece que se acerca una etapa interesante...
- Comidas: ya hemos pasado a la fase de "probar todo lo que estén comiendo los mayores", sea esa o no su comida principal, y la verdad es que hemos mejorado bastante desde que tiene dientes y no se atraganta tan a menudo :-D
- Bebidas: ya sabe beber de un vaso perfectamente (si tú se lo sujestas, claro), y también beber en pajita... curiosamente, lo que menos le gustan son los beakers, con los que puede beber ella sola, pero no le hacen tanta gracia como beber como los mayores.
- Talla y peso: no tenemos ni idea, pero si sirve como orientación, la ropa de dieciocho meses le vale perfectamente, aunque la de doce se la puede poner también (eso sí, los pantalones hay que remangarlos normalmente)

Dentro de un par de semanas le toca la vacuna de los trece meses (vamos un poquillo atrasados pero nos queda poco para ponernos al día), a ver si me acuerdo y le pido al GP que la pese y la mida, o si no ya lo haremos en casa a ojo ;-)

El primer helado del verano

Hoy ha caído el primer helado del verano, y no para mí, que yo ya llevo unos cuantos, ni para Fredi ni para Irene, ¡para Alicia!

Bueno, para ser estrictos, el primer helado de cucurucho, que a cucharadas ya había hecho sus primeros pinitos. Pero hoy al salir de la guarde, la cuidadora de Irene les ha dado un helado a cada una (tipo Cornetto pero con mini Smarties por encima), y se lo han pasado como dos enanas devorándolos de camino a casa. La pena es que no he podido hacer una foto porque estaba yo sola con ellas, y bastante tenía con intentar minimizar el guarreo que estaba armando Alicia, que al principio consintió el que se lo diera yo de forma controlada, pero enseguida echó las manos y agarró el cucurucho ella solita, os podéis imaginar cómo acabó :-D

P.D.- Por cierto, si tenéis tiempo y ganas, flipad con la historia de los Smarties (resulta que son más antiguos que los M&M´s), o más bien flipad con la cantidad de tiempo libre que tiene la gente para meter todo tipo de información en la Wikipedia :-)

Pendiente queda un post completo sobre Alicia, que ya está hecha una señorita...