Versión 5

Bueno, pues ha llegado el momento de añadir un número más a mi historial de versiones – la versión 5.

Aquí va:

  • V5.0 Me empiezo a interesar por el coaching
    • 5.1 – Realizo un curso online de fundamentos del coaching, de tres meses, para ver si me gusta. Me encanta.
    • 5.2 – Me apunto a un máster universitario en coaching con inteligencia emocional y programación neurolingüística.

Los que me conocéis en persona seguramente ya sabéis que llevo años interesada en el tema del desarrollo y crecimiento personal… Curiosamente, con el coaching en concreto no me había topado hasta este mes the mayo, y la verdad es que me ha resonado un montón, este fin de semana he empezado ya el máster 🙂

wooden coach lettering

Pero, ¿qué es esto del coaching? Es verdad que «coach» es una palabra que se utiliza hoy en día para cosas a veces muy distintas, lo cual crea confusión, y también hay varias definiciones de «coaching» que se centran en aspectos diferentes. Para simplificar, podemos decir que el coaching es un proceso de acompañamiento, en el que a través de la escucha activa, las preguntas y otros recursos, el coach le facilita al coachee (o cliente) la tarea de definir sus propias metas, así como de identificar y realizar los cambios necesarios para llegar a conseguirlas.

A partir de ahora, en el blog iré compartiendo algunas cosas del mundo del coaching, y también de las muchas herramientas y recursos de los que se nutre. En cuanto a definiciones, de momento os dejo con ésta, que como mínimo da que pensar:

Un coach es alguien que te dice lo que no quieres escuchar, que te hace ver lo que no quieres ver, para que puedas ser quien siempre has sabido que podías ser.

Tom Landry

Canciones conscientes: Imagine

Esta mañana he oído en la radio que hoy sería el cumpleaños John Lennon, cumpliría 81 años. Acordémonos del él con esta canción, que me parece tan bonita como profunda: Imagine (Imagina).

Y por favor, aunque la hayamos escuchado mil veces, aunque ya creamos que nos la sabemos de memoria, hoy permitámonos el lujo de prestarle atención de verdad a la letra, de empaparnos de lo que nos transmite, y de cerrar los ojos e imaginar cómo sería vivir en un mundo así…

Y luego, si os apetece ir un paso más allá, os propongo plantearos cuál es la frase que más os impacta, que más os remueve, y reflexionar un poquito sobre ella, porque para conseguir ese mundo que imaginamos, todo empieza dentro de cada uno de nosotros 🙂

Y para terminar, os dejo con esta cita, atribuida a Mahatma Gandhi, que también encaja mucho con el tema:

Sé el cambio que quieres ver en el mundo.

Espacio para crecer

Hoy comparto con vosotros un poema de Khalil Gibran, que recuerdo escuchar hace años en la boda de mi amiga Araceli, y que me ha ido resonando cada vez más desde entonces:

Nacisteis juntos, y juntos estaréis para siempre. 
Estaréis juntos cuando las alas blancas de la muerte esparzan vuestros días. 
Sí, estaréis juntos incluso en la memoria silenciosa de Dios. 
Pero dejad que haya espacios en vuestra cercanía, 
y que los vientos del cielo bailen entre vosotros. 

Amaos el uno al otro, pero no hagáis del amor una atadura. 
Que sea más bien un mar ondulante entre las costas de vuestras almas. 
Llenaos el uno al otro vuestras copas, pero no bebáis de una sola copa. 
Daos el uno al otro de vuestro pan, pero no comáis del mismo trozo. 
Cantad y bailad juntos y estad alegres, pero que cada uno de vosotros sea independiente. 

Dad vuestro corazón, pero no para que vuestro compañero lo tenga, 
porque sólo la mano de la Vida puede contener los corazones. 
Y estad juntos, pero no demasiado juntos,
 porque los pilares del templo están separados. 
Y ni el roble crece bajo la sombra del ciprés, ni el ciprés bajo la del roble.

Qué bonita me parece especialmente esta última frase… Dejémonos espacio para ir creciendo con la vida, para ir floreciendo a partir de la semilla que llevamos dentro, sin darnos sombra los unos a los otros.

De vuelta en casa

Esta semana os escribo desde Cáceres, mi ciudad natal. Estoy de vuelta «en casa» unos días, disfrutando de mi familia, de mis amigos y de los últimos días del verano. Y después del añito y medio que llevamos, lo estoy disfrutando de verdad, a fondo, sin dar nada por sentado 🙂

Tengo una sensación un poco rara, de estar a la vez en casa y lejos de casa, como si las cosas hubieran cambiado aunque de alguna manera siguiera todo igual… Me pasa un poco cada vez que vengo, pero ahora todavía más, por todo lo que ha ido pasando durante este tiempo.

Buscando citas sobre el tema, me he topado con ésta, espero que os guste:

Volver a casa es la parte más difícil del viaje; has crecido fuera del rompecabezas y tu pieza ya no encaja.

Cindy Ross

Opcional

Una conversación que se repite bastante a menudo en nuestra casa, y que seguro que os suena, es el negociar en un momento dado qué es obligatorio y qué es opcional.

La especialista en esto es mi hija Alicia, aunque sus hermanas no se le quedan atrás. Cuando le pido algo que no le convence, Alicia pregunta: «¿tengo que (hacerlo)?». A lo que mi respuesta la mayoría de las veces es: «sí».

Pero no siempre. Así que hace bien en preguntar 🙂

De hecho, seguramente es algo que muchos de nosotros deberíamos preguntar(nos) bastante más a menudo: esto que está aquí delante de mi, esto que «tengo que hacer», ¿realmente tengo que hacerlo? ¿Quién lo dice? ¿Qué pasa si no lo hago, o si lo hago de manera diferente?

Está claro que la respuesta puede ser que sí, que hay que hacerlo, y quizá aún lo sea la mayoría de las veces, pero igual nos sorprende y resulta ser un no más a menudo de lo que creíamos. O puede que se nos ocurra otra alternativa, una solución intermedia que sea incluso mejor que la anterior… Al plantearnos la pregunta nos permitimos ver las opciones, y tenemos más capacidad de elegir.

Por supuesto que sea lo que sea lo que decidamos, tenemos que ser responsables y asumir todas las consecuencias. Pero la clave está en que tenemos opciones, aunque no siempre las veamos, aunque no siempre nos gusten. Pero las tenemos. Y una vez que nos damos cuenta y las vemos, podemos elegir la que mejor nos parezca, y el «tengo que…» se convierte en «elijo…», y la carga se hace un poquito más ligera.

Aquí tenéis par de citas sobre este tema que me encantan, y que van un paso más allá, invitándonos a elegir cómo relacionarnos con lo que nos pasa en la vida:

El dolor es inevitable. El sufrimiento es opcional.

Buda

Esta la oí por primera vez en una clase de yoga (¡gracias Carsun!), y me acompañó especialmente a la hora de dar a luz a mis niñas, antes de darme cuenta de que se puede aplicar a todo en la vida, no solamente al dolor físico.

Y esta otra la he oído recientemente, me ha parecido muy adecuada a los tiempos en que vivimos:

El cambio es inevitable. El crecimiento es opcional.

John C. Maxwell

¡Ahora tú eliges!

Desiderata

Hoy os dejo otro texto que tuve durante muchos años en la pared de mi cuarto, esta vez en casa de mis padres. Gracias Lucía por recordarme lo bonito y lo inspirador que es, casi un siglo después de su publicación:

Camina plácidamente entre el ruido y la prisa,
y recuerda cuánta paz puede haber en el silencio.
En la medida en que puedas, sin rendirte,
llévate bien con todas las personas.
Expresa tu verdad claramente y con calma;
y escucha a los demás,
incluso al aburrido o al ignorante;
ellos también tienen su historia.
Evita a las personas ruidosas y agresivas,
son un incordio para el espíritu.
Si te comparas con otros,
puedes volverte vanidoso y amargado,
pues siempre habrá personas mejores y peores que tú.
Disfruta de tus logros, así como de tus planes.
Mantén el interés por tu propia carrera, 
sin importar lo humilde que sea;
es una posesión valiosa en la cambiante fortuna del tiempo.
Ejercita la cautela en tu trabajo,
ya que el mundo está lleno de engaños.
Pero no dejes que esto te ciegue frente a la virtud;
muchas personas luchan por grandes ideales,
y por todas partes la vida está llena de heroismo.
Sé tú mismo.
Sobre todo, no finjas afecto.
Ni seas cínico en el amor,
porque aún en medio del desierto y el desencanto,
es tan perenne como la hierba.
Recibe amablemente el consejo de los años,
dejando atrás con elegancia las cosas de la juventud.
Cultiva la fortaleza del espíritu para protegerte ante una desgracia repentina.
Pero no te perturbes con pensamientos oscuros;
muchos miedos nacen de la fatiga y la soledad.
Más allás de una disciplina sana,
sé amable contigo mismo.
Eres una criatura del universo,
lo mismo que los árboles y las estrellas;
tienes derecho a estar aquí.
Y lo veas o no con claridad,
sin duda el universo se está revelando como debe.
Por eso manténte en paz con Dios,
como sea que tú lo concibas.
Y sean cuales sean tus esfuerzos y aspiraciones,
en la ruidosa confusión de la vida, 
manténte en paz con tu alma.
Con todas sus falsedades, monotonía y sueños rotos,
el mundo es aún maravilloso.
Conserva la alegría.
Esfuérzate por ser feliz.

Desiderata, de Max Ehrmann © 1927

Posibilidades inspiradoras

clear light bulb placed on chalkboard

El otro día me tropecé con esta cita, y me gustó tanto que me la apunté en la pizarra de la cocina, esa pizarra gigante que tanto me gusta y que tan útil me resulta:

Cuando has agotado todas las posibilidades, recuerda esto: no lo has hecho. 

Esto nos ha dado conversación para unos cuantos días en casa. Me parece una invitación maravillosa a abrir nuestra mente, y a apreciar que, para cada situación, puede haber otras opciones y perspectivas que ni se nos han pasado por la cabeza.

En su momento no vi quién era el autor de la cita, la he tenido que buscar ahora para averiguar que era de Thomas Edison. Y junto a ella me he encontrado esta otra, que yo por alguna razón atribuía a Albert Einstein:

El genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de transpiración.

O como decía Pablo Picasso: cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando. Otro genio más, como Einstein y Edison.

Y hay muchas más citas de Edison, muchas, pero ya lo dejo con una tercera, que me ha encantado también:

No conocemos una millonésima parte del uno por ciento de nada.

Esta última, según cómo nos la tomemos, nos puede hacer sentir muy pequeñitos ante la inmensidad del universo. Pero también podemos darle la vuelta, y que nos sirva para ilusionarnos por todo lo que nos queda por crecer, conocer y descubrir 🙂

Y a ti, ¿qué te inspira a pensar en este mundo lleno de posibilidades?

Paz y bien

Ayer, mirando por casa buscando otra cosa, me encontré con esto:

Wooden pendant in the shape of a Tau (franciscan symbol)

Mi Tau, qué buenos recuerdos…

La Tau es una letra griega, el equivalente a la T latina, y es también un símbolo franciscano. Según una explicación que oí una vez y que me encantó, al ser una de las últimas letras del alfabeto, la Tau simboliza el espíritu de sencillez y servicio a los demás de San Francisco de Asís.

Comentaba el otro día mi amiga Bárbara que en el fondo todas las religiones y doctrinas espirituales nos acaban llevando a las mismas verdades, a las que se puede llegar por muchos caminos distintos… Yo concretamente me crié en un entorno católico; esa es mi tradición familiar y gran parte de mi entorno social, y a través de la religión católica es como empecé a dar mis primeros pasos en el camino de la espiritualidad.

De los catorce a los dieciocho años estudié en un colegio de frailes franciscanos, y tengo recuerdos muy especiales de las celebraciones religiosas, grupos de oración, convivencias y peregrinaciones en las que participé con ellos, también durante mis años de universidad. Sobre todo me encantaban esa alegría y esa paz que nos transmitían los frailes, su espíritu de oración y de servicio, junto con las ganas de remangarse y arrimar el hombro para sacar adelante lo que hiciera falta.

Luego con los años fui tirando más hacia la espiritualidad laica, que es donde me sitúo ahora, pero estoy completamente convencida de que el trasfondo es en realidad el mismo, el Espíritu es en realidad el mismo, solo que con otro nombre. Y no puedo evitar pensar que por ejemplo los mantras y meditaciones que se practican en yoga se parecen muchísimo a los cantos meditativos de aquellas Pascuas en el convento de El Palancar.

Hoy quiero compartir con vosotros un par de perlas de sabiduría de San Francisco. La primera, una oración que me parece tan sencilla como preciosa:

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz.
Donde haya odio, ponga yo amor,
Donde haya ofensa, ponga yo perdón,
Donde haya discordia, ponga yo armonía,
Donde haya error, ponga yo verdad,
Donde haya duda, ponga yo la fe,
Donde haya desesperación, ponga yo esperanza,
Donde haya tinieblas, ponga yo la luz,
Donde haya tristeza, ponga yo alegría.
Maestro, que no me empeñe tanto
en ser consolado como en consolar,
En ser comprendido como en comprender,
En ser amado como en amar
Porque dando se recibe,
Olvidando se encuentra,
Perdonando se es perdonado,
Y muriendo se resucita a la Vida Eterna.

Y la segunda, una frase que he descubierto hace poco que se le atribuye a él también:

Empieza haciendo lo necesario; luego haz lo posible, y de repente estarás haciendo lo imposible.

San Francisco de Asís

Ser lo bastante experto

Siguiendo con el recorrido turístico por los cuadros que tengo en casa, hoy quiero compartir este otro manifiesto, que también me inspira desde hace tiempo, y que ahora me vuelve a resonar mucho. Siento que tras llevar más de un año en estado de hibernación, ahora por fin ha llegado el momento de volver a salir al mundo, a poner en práctica todo lo aprendido.

¿Y qué es lo que he aprendido? Entre otras cosas, que no es cuestión de tener todas las respuestas (o todo el conocimiento, o toda la experiencia), sino de tener verdadero interés y ganas de aprender, y sobre todo de tener confianza en que lo puedes hacer, y en que lo vas a hacer lo suficientemente bien.

The EXPERT ENOUGH manifesto. We are all capable of so much more than we think. Most people never scratch the surface of what they´re capable of. Expertise is relative. Expertise doesn´t come from a piece of paper. Life is richest when we become good at a lot of different things. "Know'it'all", "Jack of all trades" and "Renaissance man" are compliments. LIFE IS AN EXPERIMENT. You don't have to wait for permission, and you don't need anyone else to grant you status. It's not about being the world's greatest expert. It's about being expert enough to accomplish your goals. The more you use creativity, the more you get. Brilliance lies within each of us. Go now. Live. Play. Explore. FOLLOW YOUR PASSION. Learn more. Do more. Be more.

Por desgracia no hay versión en español, y la web original parece haber desaparecido, pero os lo puedo traducir aquí:

El manifiesto de ser SUFICIENTEMENTE EXPERTO.
Todos somos capaces de mucho más de lo que creemos. 
La mayoría de la gente no llega ni a rascar la superficie de lo que son capaces de hacer. 
El ser o no un experto es relativo; un trozo de papel no te convierte en experto. 
La vida es mucho más rica cuando conseguimos que se nos den bien un montón de cosas distintas. 
"Sabelotodo", "aprendiz de todo" y "hombre del Renacimiento" son cumplidos. 
LA VIDA ES UN EXPERIMENTO.
No tienes que esperar a que te den permiso, y no necesitas que nadie te dé un cierto estatus. 
No se trata de ser el mayor experto del mundo. 
Se trata de ser lo suficientemente experto como para alcanzar tus metas. 
Cuanto más uses tu creatividad, más creatividad tendrás. 
La brillantez se esconde dentro de cada uno de nosotros. 
Ahora sal, vive, juega, explora. 
SIGUE TU PASIÓN. 
Aprende más. Haz más. Sé más.

Una frase en la pared

De vez en cuando voy a ir dejando por aquí alguna frase o cita de las que más me resuenan. Esta la vi por primera vez cuando era pequeña, en una revista, y en aquel momento no la entendí del todo, pero me llamó la atención:

Un hombre sólo posee aquello que no puede perder en un naufragio

Proverbio hindú
Faro de Hook Head, en el condado de Wexford (Irlanda), donde las rocas y la fuerza del viento seguro que han hecho naufragar a más de uno.